¿Por qué el "Matacuras" sí y Chávez no? ¿aún Dieterich y Diosdado?

¡Qué tal, camarada! Hoy superando los sinsabores de las noticias tendenciosas y perversas, como todo lo que hace la oposición, con la relación a la salud del Líder.

El respiro de Navidad que nos dio Chávez a través de Maduro nos llegó al alma, como todas las sentidas situaciones que involucran al presidente y a la Revolución.

Nicolás, casi san Nicolás esa noche, mostró alegría y la seguridad por la confianza en lo escuchado y así pudo evitar que se le quebrara la voz y se le escaparan unos lagrimones.

Así somos algunos revolucionarios ante las emociones.

Harto estaba de escuchar voces agoreras y leer una sarta de mensajes con un Chávez con los pulmones llenos de agua, al que le hicieron una traqueotomía para que pudiese respirar; y los riñones no le funcionaban bien por los esteroides y que un pedazo metálico que le colocó un médico ruso no se conectó por la metástasis de los huesos y… dele.

Y mencionan, los de oposición con regocijo, que la información es un desliz de alguno de los médicos que lo atiende y que se lo hizo llegar a un súper escuálido, etcétera.

Valgan las grandes distancias entre un tipejo y el más interesante personaje de los tiempos actuales, pero lo que quiero significar es que, según me informaron, el matamonjas luego de la operación de su cáncer en los intestinos (del abdomen no de los del cerebro) se reincorporará al programa “aló pajúo” en febrero y los estúpidos legalistas de la MUD consideran que un venezolano integral, de la talla universal de Hugo Chávez, dejaría de ser presidente por no juramentarse el 10 de enero. ¡Qué bolas!

Olvidan que aún los legalismos Chávez no es que va a ser presidente sino que continúa en ese cargo y la juramentación es un mero trámite.

Los invito, si no lo hicieron, a leer un artículo del 23.12 del Cnel. Abog. Braulio Martínez donde expone, claramente, las diversas hipótesis para la juramentación del presidente. Y ¡ya!

Y cuando menciono a Dieterich y a Diosdado es porque me parece, y me disculpan el desahogo que los demás hacen de su arrechera con el personaje desunidor, que no debemos darle tanta importancia a análisis de ese calibre.

Como tampoco a tanta entrevista y articulista de oposición que así nadie ve y nadie lee, salvo los escuálidos, o mejor dicho, estólidos.

Claro, se supone que es de un hombre de la izquierda e incomoda más, pero es su opinión. No la aceptamos, la rechazamos, pero no podemos, pienso, no debemos manifestar tanto recelo con lo que, más bien, lo hace sentir feliz y que la oposición, hasta internacional goza con el ronchero que levantó.

Existen articulistas de estas páginas de “apoyo a la Revolución y a Chávez” que no están imbricados con el proceso, son ambiguoizquieristas, que no leo, entre ellos a este Dieterich desde algunas polémicas anteriores. Así como dejé de leer a Fuenmayor Toro y a otro “revolucionarito infiltrado” cuyo nombre se me escapa. Perdón, fue que mentalmente lo borré.

En verdad no entiendo por qué les publican cuando a mí, y a otros articulistas, no me han publicado algunos referidos a la mala gestión de Tarek de Anzoátegui y que la hacía en consciente alerta de lo no revolucionaria. Como dice un amigo: el de Aragua es el bueno.

Por fin el Presidente asimiló la necesidad de un cambio y lanzó a Aristóbulo. Menos mal que reaccionó y envió a Rangel Silva quien ganó al galope, estado que hubiésemos perdido con Hugo el malo, o malísimo según los trujillanos.

Duro un artículo que recibí de la corriente Fabricio Ojeda de Trujillo sacando asuntos negativos de Cabezas y su combo choril, y que produjo largas pitas por el halago de su gestión y personalidad que hiciera Maduro en la juramentación de Rangel.

Mencionaron los amigazgos que sostenían a Cabezas, y que es una lamentable situación que se mantuvo con Tarek y todavía con Rangel Gómez en Bolívar, pese a las miles de críticas, y ganó de vainita por el chavazo de siempre.

Bueno, esas desazones y angustias sociopolíticas en esos estados estimamos que se superarán, tenemos fe en ello, por haber seleccionado y sido electas personas de altos quilates en la política y por ser “ligeras extensiones” del pensamiento y de la acción del Líder-presidente Chávez. Veremos en Bolívar.

Ánimo, camarada, Chávez regresará, reparado pero regresará. Hay mucho cerebro activo y creador por ahí.

¡Patria, Socialismo o muerte! ¡VENCEREMOS! Me quedo con el lema originario.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3876 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a156582.htmlCUS