María Corina la llorona

Que la culpa la tiene nuestra ineficacia política, que no, que quien la puso de la a hasta la z fue Guillermo Aveledo como jefe de la MUD, que así no se puede vivir con un país rojo-rojito, que ese CNE es el gran tracista por prestarse al ventajismo y ser cómplice del Gobierno.

Que eso no puede ser y como sucedió tampoco que un país capitalista esté en manos de los chavistas que este año se van a comer sus hayacas con sabor a Patria, no así nuestra oposición que las masticará con rabia y, otros se irán del país sin poder dominar su desencanto. Que eso les está doliendo y les magulla y le envilece el alma de su desespero: con una algarabía de furia incontenible.

Que en ninguna cabeza consciente cabe –ni a empujones- que de veintitrés tres para nosotros y, veinte se nos escaparon y, se fueron a la furia del momento que para nuestra desgracia, eso no tiene perdón de dios, que hay que hablar con el cardenal Urosa Sabino, para que nos dé un toquecito de piedad, tan necesario en este momento de vía crucis política alarmante dentro de la oposición.

Fuimos derrotados electoralmente en forma escandalosa, lo que demuestra que no hemos madurado dentro del pueblo y, hemos quedado como los grandes estafadores del momento: de tal modo que nuestros ofrecimientos de grandeza y prosperidad se los llevó el viento de la otra corriente que se nos vino encima con tal fuerza que ese huracán de votos nos tiene en un vaivén de pesares que pesan y van a seguir pesando algún tiempo si es que las velas de nuestra embarcación no atrapan un buen viento y nos dedicamos a hablarle claro al país con sinceridad, honestidad y lealtad.

Nuestra oposición ha quedado como la hazme reír del mundo con la paliza electoral que nos dio el pueblo chavista y nuestras banderas están a media asta que nos desfigura por completo el rostro del capitalismo que representamos como burgueses reaccionarios que nadamos en la corriente del salvajismo engañoso en que muchos países en esa orbita se encuentran.

De los tres estados que ganamos sólo uno tiene peso político y económico y, quizás, nos restrieguen y con derecho que allí se presentó como alternativa a gobernar el que fuera nuestro candidato en las presidenciales y, perdió con el presidente Chávez nacionalmente y, en particular en ese estado, donde estamos concentrados los de PJ como estado burgués en sus municipios más importantes que fueron los que sofocaron el desplome de Capriles y, ganara su reelección –aunque ahí -ahí.

Pero, lo que nos come por dentro y nos mantiene con la respiración en taquicardia en desorden permanente es la debacle de los estados más importantes del país y, que estaban bajo nuestro amparo y calor oposicionista y, no fuimos capaces de seguir manteniendo su hegemonía política y, allí la MUD corre con todos los gastos pagos de su culpabilidad al no mantener la coherencia de liderazgo de los nuestros y, después se nos presentó su secretario ejecutivo evacuando subterfugios inocentes sin ninguna mea culpa que se prestan más bien a declaraciones lastimeras, sin la menor preocupación ni vergüenza alguna y se pone a destiempo de caprichos infructuosos.

Por eso y algo más lloro de rabia encapuchada que fertiliza mi liderazgo de escuálida burgués que no esconde la cayapa política en que nos encerraron que, con toda la paciencia y dedicación nos metió el presidente Chávez con todos sus chavista que nos dio donde nos duele con remordimiento incluido y, como tenemos derecho al pataleo y como Bolívar siempre nos ha quedado grande, aspiramos por las malas y con inconsistencia bravucona a meter a Andrés Velásquez en el reposo de los mártires con dedicación.

María Corina no seas llorona que se ve feo. Aprendan a perder con dignidad.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2468 veces.

Comparte en las redes sociales