Ideas

Revolución indetenible

Aunque parezca antidialéctica la transición parece que no avanza, que se detuvo con el obstáculo del piso jurídico-político de la burguesía. Pero la revolución socialista se abre paso. Poco a poco se profundiza el modelo en el cual los medios de producción son administrados por el Estado pero luego pasarán a manos del pueblo organizado, a las comunas. El andar es lento. Por lo pronto el proceso se adjudica 20 gobernaciones, señal que avanzamos.

El pueblo de esos 20 estados se anotó por la oferta electoral de los revolucionarios: seguridad, salud, educación, eficiencia y eficacia, empleo estable, trabajo liberador y creador, en suma, inclusión de las mayorías. Corresponde ahora cumplir la palabra empeñada, cumplir la oferta electoral. Sólo así construiremos la sociedad socialista. La responsabilidad con el pueblo es grande.

Hay que abatir la pobreza, estar alerta ante los malos manejos de los recursos públicos, echar a los corruptos e ineficaces y, sobre todo, educar política e ideológicamente al pueblo, preparar a los nuevos cuadros de la revolución, a la generación de relevo para no tener ninguna sorpresa en el futuro cercano.

La formación del relevo político es imprescindible, es necesario.

Sabemos lo maltrecha que quedó la oposición, el desastre electoral es grande, la MUD ya no existe, así como tampoco los partidos pequeños, esos que apenas cuentan con un “directorio” que no pasa de quince. Sólo quedan reductos, como Miranda, donde la clase media alta le dio el triunfo a Henrique Capriles, que no tiene pueblo.

Aunque dirigentes de la derecha se autoengañan afirmando que el “chavismo y la revolución están muertos” la realidad que ellos no ven choca con sus deseos.

Por lo pronto, la revolución es indetenible y es posible que sea eterna.

El autor es: Periodista-Politólogo

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1008 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Alcides Castillo


US Y /actualidad/a156230.htmlCUS