Nicmer Evans: ¿De gris a castaño oscuro?

Oíamos recientemente en el Circuito actualidad, Lara 870, de Barquisimeto, una entrevista que el 17 de diciembre Esther Quiaro realizara a un politólogo y docente universitario de la UCV, según comentó, llamado Nicman Evans; creo que es un hombre de las nuevas promociones de académicos especializados en esa no menos joven ciencia que dicen es la politología, que toma prestados sus métodos de análisis de la realidad social de la historia y la sociología, entre otras disciplinas, conformando un esperpento de esos propios de los saberes fragmentarios que parece los capacita para hablar desde cualquier lugar de fenómenos que no han estudiado in situ (de tan sabios que son) y aventuran hipótesis en su doxa logoi que no alcanzan a demostrar empíricamente, o a argumentar y concluir con un mínimo de decencia sobre fenómenos regionales y locales sino con meros clichés ; su ciencia abstrusa, (altamente especializada y que sólo ellos manejan y han adquirido por gracia infusa, será), los exime de realizar trabajos de camp, mediante observación participante, encuestas, cuestionarios u otras técnicas de investigación social como la entrevista a profundidad, los grupos focales y demás…No, ellos no hacen ciencia ni son intelectuales orgánicos, (¡Qué van a serlo!) sino hacedores de opinión y desgranan sus peroratas urbi et orbe por cuanto medio exista, ya que como el joven en cuestión son muy mediáticos. Tanto que no se miden. ¿La politología los capacita para eso y más? Esto es, ¿para hacer análisis de “los acontecimientos en pleno embrollo”, como dice alguien por ahí; y como los músicos populares de otrora tocan y cantan de oído, o de oídas y miradas superficiales?

Bueno, resulta que el Dr. Evans se le ocurre que aquí en el estado Lara la gestión del Comandante Luís Reyes Reyes como gobernador por dos períodos “fue muy gris”, y a eso obedeció esta derrota tan dolorosa para todos los activistas de la revolución en toda Barquisimeto y el estado Lara en general. No me joda camarada, y con lo que su “análisis” de la coyuntura electoral del 16-D reciente pasó a castaño oscuro: ¿cómo sabe UD. En tanto que conspicuo académico que eso es así como afirma? ¿En qué sustenta semejante conclusión? Se paseó por todas las escuelas, liceos y centros médicos que se construyeron durante el gobierno de Reyes Reyes en esta entidad? ¿Visitó los campos? En fin, es una pena que alguien que se dice con tantos méritos académicos y comparta el proyecto bolivariano sea tan reduccionista, Dios, si así es el tenor de sus clases mucho nos tememos que su rol sea como el de uno de Los Roberto cuando da sus clases: que ni él enseña nada ni los alumnos aprende, según la lengua de Hernández Montoya.

Quienes somos autodidactas y legos en ciencias del espíritu y el comportamiento humano (revisar El comportamiento humano de Miguel Martínez Miguelez), somos del criterio que los eventos sociales obedecen a factores diversos, además los estudios relativos a la evaluación de desempeños o de gestión suelen ser bastante rigurosos y precisan del uso de instrumentos especiales en la recogida de datos y análisis.

Es verdad que en Lara, “por ahora no se pudieron lograr los objetivos propuestos”, pero no es con descalificaciones de los nuestros que se logrará avanzar en el tiempo y sé de muchas personas que se sintieron heridas por la “peregrina” afirmación de este compañero del topos uranos de las ideas; debe ser que cree que “Caracas es Caracas y lo demás es monte y culebra”… Pues nos permitimos sugerirle a este catedrático que saque a pasear su ciencia por las zonas rurales del estado Lara y por los barrios de Barquisimeto, que aplique la Investigación Acción Participante, IAP, que debe conocer mejor que uno, lea mucho a Orlando Fals-Borda, Paulo Freire, por lo menos y haga Psi-sociología, así y sólo así podrá describir y comprender las características que tuvo la gestión de Reyes Reyes y cómo la valora la gente; ah, también en la biblioteca de la UCV debe de estar un libro que es la tesis doctoral de la profesora Jeaneth Abuhamat que se llama “Los hombres de Venezuela, sus necesidades y aspiraciones”, es del año 1972 y lo adquirimos donde los libreros de a viejo pero allí ,en esas páginas ,se aprende cómo se hace investigación social; y le aseguramos, camarada, que la cosa no se trata de adjetivar o recurrir a imágenes y colores. La cosa es más profunda y alude a procesos de índole complejo…



Finalmente no se trata de dar aquí consejos sino llamar la atención a que nuestras contribuciones sean de mayor alcance y seriedad en quienes militan en la trinchera de la revolución, lo contrarios creemos que es contribuir a carear desencanto y ya de eso de ocupan historiadores de la épica del desencanto.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1007 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a156199.htmlCUS