De nuevo en el tapete la explotación de más carbón en el Zulia

Algunos compañeros me decían que Arias no habla de explotar carbón ni de abrir en la mina Paso Diablo una planta termoeléctrica en base a carbón, otros me argumentaban que ni en su plan de gobierno, ni en la campaña, ni mucho menos en la entrevista de cierre de campaña televisada por el canal Aventura TV, hizo referencia alguna de abrir más minas de carbón en el Zulia. Pero los compañeros más firmes de tal versión política energética nos aseguraron que él cumpliría la orden pública emitida por Chávez de que en el Zulia no se abrirán más minas de carbón.

Todas estas preocupaciones de muchos, de los pueblos indígenas, entre ellos los que viven sobre los mantos de carbón solicitados por los irlandeses de la empresa fantasma Compañía Carbonífera Caño Seco, o de los colombianos y militares que hoy poseen los mantos de carbón de la antigua mina o proyecto Cachirí, por allá por la hacienda la Carpa y sus adyacencias. Preocupación esta compartida por los grupos ecologistas de todo el país, y en especial de la Sociedad Homo et Natura, que recuerda muy bien durante el gobierno de Arias las luchas sostenidas contra la vía ferroviaria para sacar carbón de Colombia y de toda la Sierra de Perijá a través del mega puerto carbonífero Puerto América, hoy Bolívar, a construir en las aguas del Golfo de Venezuela cerca de la entrada al Canal de Navegación del Lago de Maracaibo tan defendido por Luis Soto Luzardo, personaje tan nombrado por Arias conjuntamente con Vladimir Labrador durante toda su campaña y en la entrevista cierre.

En verdad el Gobernador electo Arias no presentó en su programa público ni habló durante su campaña de abrir nuevas minas para explotar más carbón en el Zulia y por tanto de su traslado por vía ferroviaria, ni de su embarque y desembarque en puerto alguno, como sí lo hizo cuando fue Gobernador. Pero también es cierto, y allí la preocupación por la gobernación de Arias, que hace referencia en sus obras o megaproyectos como Puerto Bolívar o Puerto América, del puerto gabarrero de Encontrado, de las vías fluviales comunicantes con Colombia y la sanación del Lago de Maracaibo, cerrando el Canal de Navegación. Se podría entender que toda esta compleja y costosa infraestructura es para trasladar pasajeros, petróleo, fosfato y productos agropecuarios provenientes de Apure, Táchira, Colombia y de los municipios zulianos. Si esto es así, estamos al frente de una locura mayor en el orden financiero y económico. Pues habría que sacar o cerrar del Lago de Maracaibo, todos los puertos petroleros y trasladarlos del Golfo de Venezuela a la isla Zapara, y transformar el lago en un “lagopista” (como lo bautizó Luis Soto Luzardo), haciendo cruzar sus aguas por miles de gabarras petroleras y de asfalto, y su fondo por kilómetros de nuevos tubos de la Costa Oriental del Lago y de la Cañada de Urdaneta para transportar petróleo y otros productos derivados, así como todo tipo de productos mineros, alimentos, entre otros rublos provenientes del Puerto de Maracaibo y carbón del puerto La Ceiba de Trujillo.

El tiempo nos dirá si tenemos la razón de preocuparnos con la presencia de Arias de nuevo en la Gobernación del Zulia.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1380 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Lusbi Portillo / Sociedad Homo et Natura


Visite el perfil de Sociedad Homo et Natura para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Ecología y Ecosocialismo

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ecología y Ecosocialismo

US Y /actualidad/a156157.htmlCUS