Ravolución Bolivariana ¿Revolución dómada? (Parte III)

El paradigma cuantitativo positivista arropó todos los ámbitos de la existencia, la política, la ciencia, la educación, favoreciendo a la fragmentación de la conciencia, constituyendo así la modernidad y el actual estilo de vida, donde hace crisis la naturaleza, el sistema de valores, hace crisis la percepción y la proyección de un futuro con condiciones mínimas para las futuras generaciones. Necesitamos un nuevo sistema de teorías que nos permita ir construyendo una nueva realidad. Y el gran problema es que no tenemos tiempo ni opciones, a quienes nos interesa una pizca el futuro de nuestras hijas e hijos. Debemos apurar el paso. No hay revolución sin teoría revolucionaria.

Pretender reconstruir la sociedad empleando la teoría creada por quienes extorsionan la naturaleza, la humanidad, la conciencia, es decir, con teorías creadas por quienes jamás querrían la emancipación de los pueblos, los dueños de las poderosas trasnacionales como medios de difusión masiva o maquiavélicamente llamados medios de comunicación, es prácticamente perder la guerra antes de iniciarla, es continuar domados.

Culminamos otro proceso electoral el 16-D, de los tantos que hemos vivido en este país desde que llegó Chávez al poder, el más democrático de la galaxia sin exagerar aunque los medios masivos lo nieguen a cada rato. Y el pueblo volvió a responder al llamado. Pero ahora quisiéramos, por el amor de Dios, escuchar las evaluaciones de los muchos errores cometidos. Lo que lamentablemente sospecho es que estas evaluaciones se harán desde posturas cuantitativas positivistas. Es cierto que vencimos en las Gobernaciones pero ¿qué implicancias podemos extraer de los altísimos niveles de abstención? Tomando como ejemplo el estado Falcón ¿por qué el pueblo no acompañó a Chávez y Stella votando por todos sus diputados? ¿Acaso el pueblo estará diciendo entre otras cosas: Chávez contigo hasta la muerte pero queremos participar protagónicamente en las decisiones electorales?

En un artículo publicado en aporrea.org el 10-10-12, denominado “Profundizamos o Erramos”, alertamos sobre lo que podía suceder en los eventos electorales posteriores al 7-O. El 16-D lamentablemente sucedió. Recomiendo su revisión sobre todo por las consideraciones cualitativas que debemos hacer de lo cuantitativo. Nuestro amado Chávez hizo alusión una vez a Pirro. Quiero retomarlo aquí para decirle al Comandante: si continuamos con victorias de este tipo, con campañas electorales donde el principal ausente sea el debate para la construcción colectiva, o victorias con altísimos niveles de abstención como en la otrora cuarta república, nuestra revolución avanzará irreversiblemente a su extinción como una vela que se consume. Pirro rey de Epiro, al lograr una victoria sobre los romanos, donde perdieron miles de hombres dijo: otra victoria como ésta y volveré solo a casa.

En el estado Falcón donde principalmente hacemos vida, vencimos con Stella. No así con los diputados al Consejo Legislativo donde quedamos lejísimo de la meta. Y pregunto ¿culparán al pueblo de flojo o malagradecido? O ¿la nobilísima dirigencia del partido tendrá el tupé de asumir los errores que viene cometiendo? A nuestra Gobernadora Stella con total transparencia le sugerimos someta a discusión su propuesta de Gobierno pues contiene posturas que benefician la contrarrevolución por ejemplo, en lo referido a la comunicación que definitivamente impacta en la conciencia, como ya expusimos en las partes I-II de este artículo. Estoy seguro que Stella podrá contar para esta construcción con la Misión Sucre, la Universidad Rafael María Baralt y el pueblo falconiano que la ratificó y la sigue. Sólo liberándonos de las cadenas teórico-prácticas impuestas por el sistema capitalista, haremos irreversibles la Revolución. Vamos pueblo, vamos Chávez, vamos Stella, que pa´ luego es tarde.

(*) Msc, [email protected]

Trabajador de Misión Sucre y UNERMB en Falcón


Esta nota ha sido leída aproximadamente 523 veces.