Aunque no cazó al molusco preparó las tres topias

Ver lo invisible del formidable papel de Elías en Miranda es preciso

aunque no cazó al molusco preparó las tres topias.

Jaua no ganó la gobernación de Miranda pero, no obstante, tal como estaba previsto, se posicionó como jefe político de la revolución, en esa vital zona.

Nada es más complejo que calar con ideas de cambios revolucionarios, una cultura radicalmente establecida.

La poderosa clase media y alta establecida y asentada en Miranda, a más de rancios intereses de una oligarquía zángana y chupasangre apela al egoísmo que le es típico y al poder de sus medios de difusión de embustes, para así embaucar a mucha gente pobre, víctima de falsa conciencia de clase, y que no reacciona todavía para defender sus genuinos intereses y es ese desafío, calar la conciencia de clase y liberar a muchos pobres de Miranda, una tarea por hacer.

Jaua avanzó satisfactoriamente en el cumplimiento de esa tarea liberadora y se ha posicionado -reitero- como jefe político de nuestro partido -PSUV- y demás fuerzas políticas que nos acompañan, en Miranda.

Jaua ya montó las tres topias pero debe ser paciente y determinado, tiene la tarea de quebrarle los pies a esa cultura conservadora ciega y sorda ante el clamor del pueblo inteligente. Este es un proceso y los procesos marcan etapas y cada etapa tiene su propia perfección.

El significativo avance de Elías Jaua al posicionarse en Miranda como la gran alternativa política a muy corto plazo, es un éxito formidable.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1399 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a156123.htmlCUS