Respeta mi dolor

Yo si amo a Chávez, no me manipules

Nuestro vínculo con Chávez es directo; no requiere de intermediarios. Aclaro esto porque en los últimos días me he sentido irrespetada por el uso indiscriminado, grosero y hasta sádico que algunos funcionarios del gobierno regional del estado Bolívar le han dado a la situación crítica de salud que atraviesa nuestro camarada Hugo Chávez, para darle un aprovechamiento político particular. Es así como Francisco Rangel Gómez, que se disfraza de rojo-rojito, que traicionó a Chávez en el 2002, que nunca ha cumplido las líneas revolucionarias de Chávez, que ha desarrollado una gestión de espaldas al pueblo, que nos irrespeta y nos reprime, ahora nos pide que votemos por él, porque sino, según él, entonces no somos chavistas. ¡Qué … voluntad tiene ese hombre! venir a chantajearnos con esa bajeza.

He llegado a pensar que nadie está más feliz en este país por la recaída de nuestro camarada Chávez, que el propio gobernador del estado Bolívar, pues con ello ha montado una campañita de ataque al pueblo humilde que valientemente rechaza frontalmente su nefasta gestión y ha pretendido chantajearnos para que votemos por él. Ahora sucede que, según Rangel y su círculo de poder, tenemos que sentirnos mal por querer que en Bolívar reine la justicia social, la estabilidad y la paz laboral, con empresas sustentables, con las misiones, con el pueblo organizado asumiendo el poder protagónico, etc, etc, es decir, lo que ya ocurre en otros estados del país, pero que para nosotras y nosotros es actualmente una quimera.

Yo no soy intérprete de Chávez, pero no hay que ser tan brillante para entender que el hecho de que Chávez, por las mismas presiones que tiene de grupos de poder de la derecha dentro del gobierno, haya cedido a apoyar a Rangel Gómez en su candidatura, no significa que Chávez no esté claro que se trata de un traidor, y que precisamente por eso es el mismo pueblo el que debe sacarlo de la gobernación. Ayudemos al presidente Chávez en este objetivo táctico, pues no todo nos lo puede decir directamente. Votar por Rangel es traicionar a Chávez, pues Rangel es lo contrario al Socialismo y la propuesta fundamental de esta revolución es el Socialismo Bolivariano, lo demás es pura manipulación.

Comparemos la cara de Rangel cuando en el 2002 renunció a la CVG (ver:
http://www.youtube.com/watch?v=fkmApSkavXY&feature=youtu.be), con su cara del cierre de campaña en el Munucipio Caroni, donde hasta lágrimas soltó (lágrimas fingidas). Nos daremos cuenta que en ambos casos se trata de un cobarde que sólo vé a Chávez como su aliado cuando lo necesita, y trata al pueblo con desprecio, pues sólo nos busca para sus actos electoreros, pero durante su gestión nos abandona a la suerte del destino o nos reprime.

Rangel Gómez no merece nuestro voto ni nuestro respeto, es un traidor que ahora manipula haciéndose pasar por el enviado de Chávez, cuando en realidad es un operador político del capital transnacional que ha destruido nuestro hermoso estado Bolívar, nos ha dividido y nos ha enfrentado, pues el único divisionista de la Revolución en Bolívar es Rangel. Es Rangel quien tiene el rechazo del pueblo, no el resto de los candidatos que sí son de izquierda. Por ello rechazamos por igual a Rangel Gómez y a Andrés Velásquez, pues ambos son enemigos del pueblo.

En atención a mi derecho, como militante revolucionaria de trayectoria consecuente, con consistencia ideológica (nunca me verán saltando de una posición a otra), como parte de ese inmenso pueblo que hoy exige y construye un cambio en el estado Bolívar, exijo respeto a nuestro dolor, a nuestro vínculo directo con Chávez, a nuestra preocupación honesta por su pronta recuperación. Vale la pena resaltar que el ministro Ernesto Villegas ha sido muy respetuoso con el pueblo, pues llama a la unidad, agradece la solidaridad, pero no mezcla la salud del Presidente con las elecciones del 16-D; ahí se nota la gran diferencia entre un revolucionario y un oportunista.

Exijo que Rangel nos respete y deje de manipular implorando un voto a cambio de una lágrima fingida. Y a todos los de la derecha les solicito que respeten nuestro derecho a votar por un candidato realmente revolucionario.

A nuestro valiente pueblo le digo, somos mayoría, no vacilemos, no dudemos, no retrocedamos, este 16 de Diciembre votemos con la frente en alto, con orgullo, sin miedo, pues nuestro voto es secreto (lo digo por quienes tienen un miedo legítimo por la represión y persecución estadal), con la confianza en el pueblo, con la certeza de que viene un cambio pa’lante, pues para atrás ni para agarrar impulso.

¡Seamos consecuentes con Chávez y con el Socialismo!

Yasmin Chauran Aray
Militante del PSUV / SURCO-GPP
[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2235 veces.