José Sant Roz y los porristas sin pompones

JOSÉ SANT ROZ, EL INCULTO

Había decidido no escribir más de política, pero en esta oportunidad es indispensable hacerlo, en honor a la justicia y la lealtad necesarias, cuando los revolucionarios verdaderos son víctimas de la hez que excretan ciertos intelectualoides metidos a apologistas de los indefendibles. En un artículo publicado en este mismo portal, por un tal Carlos Grillet, presunto “militante socialista”, éste pretende ridiculizar a José Sant Roz, revolucionario de toda la vida, profesor universitario, científico, escritor, intelectual que posee un estilo personalísimo, cuya excentricidad no sólo no opaca su brillo, sino que lo matiza de una manera evidente hasta para los apologistas de aquellos que desean volver a la gobernación de Mérida con fines inconfesables, mismos que no tienen oportunidad frente a Alexis Ramírez, el candidato de Chávez y del revolucionario pueblo merideño.

EL DISCURSO DEL ODIO

El odio del tal Grillet es el argumento fundamental de ese artículo, el autor del mismo confiesa ni siquiera conocer al profesor Sant Roz: “Yo realmente no se (sin acento, nota mía) mi me importa la trayectoria de este personaje seudo intelectual que hace vida en la política merideña, si realmente cala en la base que día a día se enfrenta al mounstro (sic) creado por Lester Rodríguez en complicidad implícita con al facho (¿?) disfrazado de Marcos Díaz Orellana, o si sólo es un charlatán más con suerte que escribe en un lenguaje soez que sólo son capaces de aceptar los fanáticos más enceguecidos de esta Revolución Bolivariana”.

LAS PATADAS A LA GRAMÁTICA Y EL APOYO A LO INDEFENDIBLE

Lo más cuestionable no es la pésima ortografía de este sujeto, sino la desfachatez y la cara dura conque repite las afirmaciones de la derecha más reaccionaria que, a falta de argumentos de peso califica a los camaradas de “groseros” e “incultos”.

Con una sintaxis cantinflérica, este porrista afirma que aquí el único que tiene derecho a ser original y coloquial es Chávez, y en el párrafo siguiente repite la escualidez siguiente: “la Revolución comienza a transitar por la delgada línea entre la vida y la muerte”, antes de afirmar que “No es posible que este tipo de personajes como Sant Roz sigan en la tribuna pública, y apelarán a la libertad de expresión, pero la libertad siempre será limitada, nunca absoluta, sino, nada nos diferenciaría de un PRAN”.

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN: BUENA PARA TODOS, MENOS PARA SANT ROZ

Es decir, que si este escuálido mal disfrazado tuviera suficiente poder, camaradas como Sant Roz no podrían expresarse públicamente. Pero luego dice su verdadera motivación, cumple el encargo:

“Ahora enfiló sus armas del insulto y el oprobio contra Florencio Porras, simplemente por el hecho de haber estudiado una maestría en Colombia. ¿Quiere decir que estudiar es malo?”

Estudiar no es malo, Grillete, así que éntrale a la gramática y a la sintaxis antes de hacer el ridículo con libelos mal emborronados como ese. Tienes una pésima ortografía y una redacción mediocre. Puedes pedirle excusas a Sant Roz y solicitarle que te enseñe cómo se escribe.

No es que esté muy contenta con el PSUV, pero en Mérida tuvieron un gran acierto al colocar como candidato a gobernador a un luchador social joven y entusiasta como Alexis Ramírez, que sabe lo que es echarle ganas al proceso revolucionario.

En general, replicarle al tal Grillete es hacerle honor, pero no importa, alguien tenía que decir algo:

Yo sí leo a José Sant Roz; sus libros, sus artículos y su página web Ensartaos.com.ve, porque siempre es bueno conocer la verdad sin maquillaje. Y este camarada, luchador incansable de toda la vida, cuenta con mi amistad. Aprovecho para solicitarle que no cambie, que siga siendo como es, porque es él mismo, un revolucionario irreductible, y no un muñeco de papel ni un brincatalanquera. Punto.


NOTA FINAL: En este proceso de transformación no se vota por personas, sino por un proyecto, por un equipo que pueda llevarlo a cabo, y cuando éstos se apartan del camino que le conviene al pueblo, hay que apartarse de ellos. Por eso, recomiendo: Alexis Ramírez para Mérida, y Francisco Ameliach para Carabobo.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2907 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a155587.htmlCUS