Carta definitiva enviada al ministro Pedro Calzadilla hoy 3 de diciembre

Caracas, 3 de diciembre 2012

Ciudadano

PEDRO CALZADILLA

Ministro del Poder Popular para la Cultura

Su Despacho.-

De nuestra consideración.

En nombre de las Asociaciones de Jubiladas, Jubilados, Pensionadas y Pensionados del Ministerio del Poder Popular para la Cultura (ASOJUPE) y de la Biblioteca Nacional (AJUPEBINA) solicitamos un encuentro inmediato y personal con Usted para tratar la solución definitiva de nuestros problemas, ya que las vías que se han instrumentado solo han servido para llevarnos a una situación desesperante que no sabemos calificar sí de demencia o de insana alevosía. De no ser posible esta solicitud, puede Usted olvidarse del asunto, nosotros acudiremos a otras instancias del Estado ya que en nuestra propia casa no tenemos cabida.

Desde el inicio de las luchas de nuestras organizaciones no hemos hecho más que solicitar la homologación o ajuste de las pensiones y jubilaciones a los sueldos activos, tal cual lo expresa la ley desde el año 2006. La respuesta fue evasiva a nuestra solicitud y, a cambio, se decidió unilateralmente incorporarnos al Plan de Igualación. Ya tarde, cuando todo estaba hecho, nosotros opinamos que no compartíamos la propuesta de igualación puesto que las condiciones socio-económicas de todos los jubilados y pensionados ya eran o malas o peor para ser igualadas y bajo estas condiciones la igualación era una burla. De todos modos, como en el discurso siempre se planteó la buena fe y la intención de hacer justicia de parte del Ministerio, abrimos un compás de espera para ver los resultados de dicha igualación.


En este momento, Sr. Ministro, podemos decir que tales resultados no pudieron ser más lamentables. Las personas en quien Usted delegó la solución de la problemática planteada por nuestras asociaciones, a saber,los directores del Despacho, de Recursos Humanos y el Consultor Jurídico del Ministerio, comienzan informándonos de palabra (porque la escritura es algo que su administración olvidó para volver a la cultura oral) que la igualación nos lleva a tener un sueldo base más una prima unificadora de atención y protección al adulto mayor de mil cuatrocientos bolívares mensuales a partir de mayo del presente año. Adicionalmente, se anuncia la incorporación al plan de recreación, el mantenimiento de los servicios de salud y funerarios, se decide cancelar el bono de fin de año con un mes adicional de salario y se hace extensivo a todos y todas un bono único de un mil bolívares que en Biblioteca Nacional llaman coloquialmente “bono hallaquero”.

La pesadilla a la que estos funcionarios nos han llevado, comienza con la lucha de AJUPEBINA cuyos miembros no fueron beneficiados por el Plan de Igualación, por ser el ente de referencia; pero fueron perjudicados al restar beneficios con la suspensión del ticket de alimentación que por años habían recibido por disposición contractual.

Luego descubrimos, lamentamos utilizar este tipo de expresiones pero así ha sido, de sorpresa en sorpresa y todas desagradables, que el subsidio creado por igualación absorbió los montos en dinero de los subsidios y beneficios anteriores, pero excluyó las características salariales que siempre tuvieron por la vía de usos y costumbres, como su inclusión en el cálculo del aguinaldo. El daño de esta medida se expresa en la impotencia de tener que abandonar expectativas creadas, auspiciadas por ustedes, y disminuir de nuestros presupuestos navideños más de cinco mil bolívares, que resultan de la exclusión del subsidio entes mencionado por 1400 bolívares mensuales por cuatro meses. Es menester indicar que en reunión sostenida con Jonathan Montilla el viernes 16 de noviembre de este año, ante esta situación él propuso el otorgamiento de un bono, sin incidencias, entre 2.500 y 3.000 bolívares, lo cual expresaba su voluntad para resolver los problemas, sobre lo cual respondimos en comunicación sin número el 21 de noviembre del 2.012 (ver anexo).

Luego, ante nuestra insistencia de devolver el carácter salarial bien al subsidio creado o retornar los subsidios y bonos previos a la igualación, el Ministerio nos responde que enfrenta la necesidad institucional de revisar sus actos viciados de legalidad, informándonos, asimismo, que nuestra relación con la institución ahora es de naturaleza civil y la asignación por jubilación o pensión asume una naturaleza social y abandona su asimilación al concepto salarial o de sueldo dentro de la legislación laboral. Señor Ministro, una decisión como esta, de magnitud no precisa y hasta desconocida, no se puede tomar inconsultamente y sin estudios previos. Primero porque los principios humanistas obligan a conversar con las personas involucradas, bien sean beneficiadas o afectadas. Segundo, porque las soluciones tomadas solitariamente asumen más riesgos que aquellas que nacen del acuerdo colectivo. Tercero porque es una provocación a la lucha de clases ya que la medida margina y somete al débil jurídico, mientras la institución se eleva como dueña del poder: el constituido por encima del constituyente. Cuarto, porque si bien es legítima la revisión de los actos viciados de legalidad, declarar usos y costumbres como tales termina siendo un acto ilegal en si mismo, ya que los usos y costumbres son fuente de derecho en nuestro país. Un acto que genera un beneficio para un colectivo y ha sido acordado por vías de diálogo o contractuales, entra en la categoría jurídica de los usos y costumbres, los cuales bien podrían ser objeto de normalización dentro de otra fuente de derecho, pero no pueden ser declarados actos viciados de legalidad. Esto es un exabrupto.

Finalmente y como si fuera poco, ahora nos enteramos que el ofrecimiento del tan nombrado “bono hallaquero” era un engaño más pues no está previsto pagarlo a los jubilados y pensionados del Ministerio, no obstante haber sido ofrecido por los funcionarios antes mencionados a los largo de los últimos meses, parece ser que ya está en nómina dicho bono para los jubilados y pensionados de Biblioteca Nacional.

Ante lo expuesto ya no tenemos palabras para calificar los hechos. Todo parece estar más allá de la burla y de la provocación. No estamos dispuestos a continuar en este juego. Preciso es detenernos. Parar, pues continuar es de enfermos.

Reciba Usted nuestro saludo y buenos deseos.

Atentamente,

Martha Graciarena de Bethancourt

Presidente AJUPEBINA

CI: En Archivo


Freddy Sánchez

Presidente ASOJUPE

CI:En Archivo


Rosa Castillo

Secretaría General ASOJUPE

CI: En Archivo

Cristina Alvarado

Secretaría General AJUPEBINA

CI: En Archivo

cc. Anexo lo indicado


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1549 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a155433.htmlCUS