¿Economía coyuntural o revolucionaria?

¡La crisis está madura! ¡Contemporizar se convierte en un crimen! ¡Hay que realizar inmediatamente la revolución y tomar el poder, de lo contrario todo se habrá perdido! Lenin

La Revolución Bolivariana desde su inicios ha realizado la inmensa tarea histórica del desmontaje del aparato económico, político y social heredado de 500 años y más de explotación y opresión, un aparato estatal semi feudal privatizado a sus anchas, deviniendo de un proceso de resistencia cultural que han costado la vida de miles de compañeros de lucha. Los obreros se han organizado para la resistencia, en lo abierto y hasta han tomado las armas para insurgir ante el estado burgués.

Esto nos deja la herencia de lucha en la actualidad que nos debe hacer reaccionar ante los latigazos que da la burguesía nacional e internacional, que es la más fuerte a vencer, pero que definitivamente para que nuestro proceso trascienda en la historia debe hacerlo. No obstante luchar sólo frente a las coyunturas nos ha hecho vivir en una batalla tras batalla sin lograr apuntar hacia el verdadero enemigo “el capitalismo” o el capital mundial y sus dueños: Las transnacionales.

La lógica capitalista no ha sido derrotada, de lo contrario, pareciera que nos lleva ganada la pelea, sólo pelear en las coyunturas nos indica que la políticas revolucionarias merecen de una profundización, pero de una evaluación lejos de las sesudas experiencias de ministros y ministras que manejan la economía, hay una gran experiencia en la gran fuente de sabiduría que es el pueblo. ¿Porque no preguntarse o plantearse transformar completamente las relaciones de fuerzas y poder en el tema económico? Creo que eso tocaría fondo, pues quizá la respuesta todos la conocemos, inclusive a quién dentro de nuestras filas les afecta tamaño de avance revolucionario, inclusive a los reformistas y quiénes se aprovechan de las “coyunturas” como MERCAL, PDVAL, entre otros para hacerse no solo de recursos sino de espacios de poder para frenar el flujo revolucionario. No es posible que después de 14 años sigamos con medidas de abastecimiento de la época del trueque o de la colonia.

Sin la crítica y la acción para cambiar estos resultados o esta consecuencia cultural, no podremos avanzar, en el tema económico que resulta el de más trascendencia para dar a nuestra revolución un carácter más profundo, más científico, que de más respuesta a la organización u organicidad natural de nuestro pueblo, que no le haga pasar largas penurias para adquirir sus necesidades básicas, que está bien se hace un esfuerzo increíble para que el venezolano las cubra, pero vaya que la burguesía se ha encargado de estigmatizar esto y hacer que la lucha se diluya en el esfuerzo de poder obtenerlas. (Comida, gas, electricidad, comunicaciones, transporte, entre otros).

Colectivo Puño Alzao.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1506 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ricardo León


Visite el perfil de Ricardo León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US N /actualidad/a155412.htmlCUS