Más allá de lo pragmático

El Buen Vivir

El buen vivir, fin que el presidente Chávez ha definido para el pueblo venezolano implica un mundo con esperanzas de vida sana y feliz para toda la población, por lo que debemos seguir transformando la sociedad hacia el socialismo como meta fundamental.

A mi entender el buen vivir no tiene nada que ver con una visión materialista e individualista de la vida. Sin negar que somos producto de la influencia neoliberal que hemos tenido por décadas, que hay tendencias al consumismo y a la competitividad, además del consumo de alcohol, tabaco y otras drogas que han distorsionado el deber ser de una sociedad saludable. Con relación a las familias, ha disminuido en cantidad y calidad el tiempo que las madres y los padres les dedican a sus hijos e hijas, sustituyéndolos muchas veces por la televisión, el Internet, los videojuegos o la calle. Como consecuencia de esto la sociedad, en algunas comunidades más que otras, se observa falta de cumplimiento de los deberes y derechos ciudadanos, violencia, deterioro del ambiente físico y natural, entre otros males sociales, que afectan el Buen vivir.

Buen vivir significa inclusión social para todos y todas, acceso a la salud y a la educación, seguridad alimentaria, vivienda digna, armonía entre el ser humano y la naturaleza, preservación de la cultura y el ambiente, recreación sana en el convivir diario, cultura del trabajo con un principio de igualdad, entre otros aspectos vitales.

Buen vivir, es un planteamiento político -- social con una visión humanista e integral de la persona y del colectivo, lo que implica ubicarnos en el contexto de los derechos humanos y sociales. De allí, que en este marco todo proceso social dentro de la revolución bolivariana buscará el desarrollo integral dentro de una visión humana, natural y universal.

Buen vivir es un sistema de vida donde cada uno de sus elementos se relacionan armoniosa y plenamente en un ambiente donde la valoración del ser humano es fundamental, en una convivencia donde confluyen lo social, lo ecológico y lo cultural, que influyen de manera definitiva en los valores, con la prioridad de poder influir sobre el propio entorno.

Buen vivir en la práctica diaria no es sólo “me siento bien, tengo todo lo que necesito para tener un vida satisfactoria”, ·”tengo una casa bien equipada”, “tengo un carro”, “puedo viajar en las vacaciones”, sin importarme que pasa a mi alrededor, en un sentido individualista. Implica más allá, es actuar con solidaridad, responsabilidad, honestidad, con respetuoso, dentro de un colectivo social donde vivo y convivo.

Buen vivir es la convivencia, a través del trabajo en equipo y mediante la búsqueda del bien común, en una comunidad, donde las personas permanentemente van a aprender formas de participación como integrantes de un colectivo que comparten en forma armónica un sentido de pertenencia porque tienen unas vivencias, una historia, un ámbito y un compromiso social común. Aquí es necesario priorizar el respeto a la diversidad cultural y personal.

Buen vivir es la conciencia social consustanciada con los valores socialistas, un mundo donde todos y todas son protagonistas en un gran escenario público donde participarán en temas educativos, políticos, sociales y culturales. Esto sugiere una vida diaria vinculada a la acción colectiva, acompañada de un cuestionamiento a lo establecido, mientras se construye la sociedad que queremos, en la búsqueda de una cultura para la vida digna, con énfasis en experiencias como seres sociales, dejando de lado el individualismo y el egoísmo.

Buen vivir no se decreta, debemos construirlo, es el futuro y depende de nosotros y nosotras. Para ello debe existir congruencia en lo que sentimos, pensamos y hacemos en todos los espacios, donde convivimos, estudiamos, trabajamos, nos recreamos, que forman parte de nuestra vida diaria. Cualquier conflicto, problema o injusticia que suceda en nuestro entorno nos afecta, por lo que debemos asumir la responsabilidad de promover los valores humanos y sociales que logren la solidaridad, el bien común, la justicia y la equidad social. Esto significa compartir con los más desfavorecidos tanto bienes como conocimientos, dar ejemplos con nuestra conducta en la vida cotidiana.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1858 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a155232.htmlCUS