¿Los venezolanos somos auténticos, o somos una colcha de retazos?

¿Quiénes? Siendo venezolanos de por lo menos quinta generación, pudieran decirme, ¿Qué significa la palabra Tepuy?, ¿Qué es un Tepuy? ¿Quién o quiénes, le pusieron ese nombre? ¿Por qué simboliza lo que dicen que simboliza? ¿Cuántos venezolanos conocen la toponimia en las diferentes regiones del país? ¿Cuántos venezolanos, pueden identificar los sitios y regiones venezolanas, según la fonética de los nombres originarios y su relación étnica, geográfica y lingüística? ¿Cuántos pueden hablar del origen de la vida y la humanidad de las diferentes etnias originarias venezolanas? Todas estas interrogantes, las deberíamos responder fácilmente todos los venezolanos, por que son comunes a nosotros y a nuestra patria, pero sabemos, que eso no es así, porque a la gran mayoría no les importa lo autóctono y, vivimos más pendientes de la ultima moda del imperio.

Sin embargo, las interrogantes que planteamos a continuación si son del dominio publico, porque somos muy permeables a lo foráneo en detrimento de lo nuestro, ello se constituye en una traba para lograr nuestra independencia, aun cuando algunos, colonizados autoinducidos o esclavos de motu proprio, me contradigan con el manido argumento, que soy un incivilizado.

¿Podría, decirme algún venezolano de nacimiento por qué cuando recibe ideologización religiosa, sobretodo la basada en la biblia, sus sacerdotes, líderes o pastores le referencian su predica, con palabras del idioma Griego, para entender su significado en el idioma Castellano, que aunque, tampoco es nuestro idioma, por lo menos con ese lenguaje nos manejamos, porque es una rémora heredada de la conquista y la colonia.? ¿Podría alguien, quien rige su vida en nuestro entorno geopolítico en base a la geopolítica antigua, diferente histórica y geográficamente, expresada en la biblia, decirme: ¿Dónde está situada tesalónica? ¿Qué comen allí? o ¿como vivían allí? ¿Qué relación cosmogónica tenemos los venezolanos con esa cosmogonía? ¿Qué tenemos que ver los venezolanos con el eurocentrismo?

Por otro lado podría, alguien explicarme ¿Por qué, el culto a Marialionza, es satanizado, estigmatizado como brujería y, a quienes estando en contra de esta mediática se les induce a asimilarla como un sincretismo, que tiene que estar mezclado con religiones que nos han sido impuestas desde hace mas de 520 años?.

¿Podría alguien nacido en esta patria rebelarse contra la exclusión perpetrada por la santa iglesia católica al no permitirle a los venezolanos y venezolanas afectos al culto de los diablos de Yare y otras expresiones sincréticas de influencia africana y abyayalas, disfrutar de sus ritos sincréticos durante todo el año, sino que se lo permiten en fechas exclusivas, y no le permiten entrar a las iglesias?.

¿Podría un venezolano común explicarme porque todo extranjero llegado al país desde hace 529 años, siente que tiene el derecho divino de explotar, usufructuar todos nuestros haberes ancestrales, que están dentro de nuestra tierra, arriba de ella y en el cielo de la misma? Y, sí por alguna razón, ese forastero o forastera, se mezclaba con nuestra gente, entonces trataba de cambiar nuestras costumbres y forma de ser, teniendo en ese propósito mucho éxito.

¿Podría algún venezolano, explicarme porque miramos a nuestros hermanos originarios como despojos de la humanidad? ¿Por qué se ha hecho una costumbre (ya muy antigua) expresar y sentir, que tenemos, que mejorar la raza al casarnos con una persona blanca? ¿Es qué acaso, nuestra raza originaria o nuestro mestizaje, es de segunda categoría étnica?, ¿podría alguien venezolano explicarme por qué, no somos auténticos?, y ¿por qué cuándo intentamos serlo, ello es visto como una mala actitud?

Todas las preguntas aquí expresadas, tienen respuesta y todas ellas nos indican o nos llevan a aceptar, que, bajo ese esquema de vida, condicionado y limitado, impuesto por el bárbaro conquistador, no podremos acceder eficientemente a la independencia integral que nos dará acceso al Socialismo. Por ello, el pueblo venezolano, asume fervorosamente esta esperanza, que ha despertado la promesa del Presidente Chávez de conducirnos a vivir en socialismo y, propiciar con ello el buen vivir, que fue uno de los sueños que impulsó el esfuerzo emancipador, de nuestro Libertador Simón Bolívar.

Ahora, que en este siglo 21 estamos entrando con el pie derecho a conquistar nuestra independencia. Consideramos, que esa conquista no debe referenciarse, en una conducta extraña a nuestra cosmogonía, conducta ésta, que no aceptamos, porque la misma, nos fue impuesta a la fuerza, mediante la perpetración de un genocidio y una expoliación territorial, que ni un millón de años de reforma agraria y expropiaciones podrán saldarlo. Sentimos, que debemos cambiar, que tenemos que vivir una especie de renacimiento, para ser totalmente diferentes y alcanzar definitivamente la independencia sin maculas ni arrebiates, del conquistador bárbaro.

Ello nos plantea, hacer un esfuerzo para lograr un cambio radical, en nuestra conciencia, debemos despojarnos de esa costra que ha logrado cubrir nuestra conciencia, con la mala semilla sembrada por el conquistador. En concreto, tenemos que abrir nuestra mente al conocimiento de nuestra cosmovisión originaria, y crear una conciencia socialista, que nos haga invulnerable a la colonización homicida. Una forma efectiva para llegar a ese estatus, es internalizando nuestros objetivos para lograr un buen vivir, bajo el marco del socialismo del siglo 21.

Estos objetivos están planteados en forma resumida en los 5 aspectos fundamentales del plan de gobierno del 2013-2019, pero que, al detallarlos y llevarlos a la escala del devenir diario pudiéramos decir que básicamente sería disfrutar del buen vivir, y está resumido en el buen vivir, con la mayor suma de felicidad, no estar expuesto al estrés de sentir que la satisfacción de sus necesidades como son: educarse y formarse profesionalmente, alimentarse, mantenerse sano y sanarse cuando lo requiera, cobijarse con seguridad en un digno hábitat, adquirir los dispositivos, herramienta y enseres para el pleno disfrute de la vida, sea una tarea placentera, y no un degradante y lacerante, objeto de lucro, para una minoría, hegemónica y depredadora.

La creación de este sistema requiere conocerlo, reconocerlo y deglutirlo, hasta consolidarlo mediante un accionar que será nuestra creación heroica, como nos lo ha profetizado Mariátegui. Debemos ser valientes audaces y heroicos, para cambiar, despojándonos de costumbres y mañas, inducidas por el bárbaro conquistador.

Tener bien internalizado estos objetivos, cómo hacerlo y cómo mantenerlo en el tiempo, cubriendo todos los aspectos para concretar esos objetivos, nos mantendrá unidos, en la transición hacia el socialismo y el mantenimiento del sistema socialista en el tiempo y el espacio.

Nuestra lucha actual, no es lucha para integrarnos con el sistema, que aun persiste en nuestra esfera de acción política, social y económica en Venezuela. Por el contrario, es para desintegrarnos de ellos, no podemos convivir con el capitalismo, de lo contrario seguiremos siendo victimas de la colonización. Hemos demostrado hasta la saciedad, que hemos sido demasiado dóciles ante la colonia, cuando pasamos de amo en amo con absoluta facilidad y si de algo se nos puede hacer un “halago” es de haber cumplido las tareas que nos ha dispuesto la etnia hegemónica: Ser mano de obra gratuita y/o barata y, ser consumista cautivo y dócil.

Es por estas consideraciones expuestas, que son pocas, ante el inmenso historial de consideraciones o razones que tenemos vividas, que me atrevo a proponer en el marco de la consulta constituyente promovida por el presidente de la República, con respecto al plan de gobierno para el periodo 2013 al 2019, la siguiente protesta: La propuesta va en otro articulo, que publicaremos a continuación.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 968 veces.