Cosas del oposicionism

Pildoritas 131 (año V)

Por un lado Ledezma, dale que dale con el cuento de que la primera estación para sufragar el próximo 16 de diciembre debe eliminarse y así privar al elector de la información necesaria para que sepa a qué mesa dirigirse, ya identificado.

Incluso este “auto presidenciable” frustrado ha llamando a la desobediencia civil, a lo que parece está acostumbrado pues no es la primera vez que lo hace, por otro lado Maricori con el cuento de que el llamado, a debate sobre el plan de gobierno para el período 2013-2019, por cierto muy bien recibido en el pueblo, porque es una muestra más de que se le toma en cuenta, cosa ya instituida por este gobierno revolucionario, es ilegal y viola la Constitución, como si el pueblo no tuviese derecho a opinar e incluso a aportar conforme a sus más sentidas necesidades; ambos personajes emblemáticos por sus continuas mentiras lo que denotan con su posición y declaraciones permanentes no es otra cosa que una demostración de que, encima de que no tienen argumentos sólidos para, por lo menos intentar contrarrestar las frecuentes iniciativas del Líder de la Revolución, y que con las posiciones irracionales de estos dos lo que se viene es a confirmar aquello de que “Chávez los tiene locos”, y que si no fuese por las continuas y permanentes innovaciones, en todos los campos que esta revolución le ha impreso al devenir de la política venezolana, la gente del oposicionismo no tendría de donde agarrarse para oponerse a este gobierno, el más democrático de nuestra historia.

Andan de estado en estado, intentando hacer el papel de muletas de sus candidatos, a sabiendas de que los mismos no tienen con qué para poder frenar la marcha victoriosa de los candidatos de Chávez, que es lo mismo que decir los candidatos de más de 8 millones de venezolanos, pero además de quienes en las filas opositoras, se encuentran frustrados una vez que se ha comprobado que se les engañó mediante una campaña presidencial cargada de mentiras, con un candidato ignorante, sin discurso, sin propuestas y que no es dueño de los votos que obtuvo, pues bien sabemos que quienes lo hicieron sólo fue por el odio a Chávez inculcado por los medios de la derecha, odio éste cimentado sobre calumnias y mentiras que como tales se caen ante la realidad que todo el mundo palpa.

Sin embargo en una demostración de humildad, el líder, ante la petición de amnistía y perdón para los políticos presos y autoexiliados en su mayoría conspiradores con la anuencia y el apoyo de los gobiernos de los países en donde se encuentran, no se ha negado a esa posibilidad que en opinión de muchos no se debería tomar sin ser consultada con el pueblo y de concederse, sea con condiciones inviolables por los beneficiados y no como ya sucedió cuando se amnistió a muchos de los firmantes el decreto Carmona, que ahí los tenemos conspirando cada vez que pueden, sirviéndole de agentes al imperio y creando problemas en las cárceles, en las universidades, en hospitales, en el campo, premiados por la Oligarquía con espacios en sus medios, viajeros continuos para regresar cargados de dólares que se suman al financiamiento de la inseguridad.

El pueblo se pregunta, por ejemplo ¿Cómo es que se puede aceptar que se amnistíe a un violador y asesino como Nixon Moreno, o a Carmona que fue junto a Carlos Ortega artífice del golpe de Estado y del terrible paro petrolero, así como los gerentes de PDVSA, que destruyeron la principal fuente de ingresos del pueblo?

Además se hace necesario que de decidir amnistiar a algunos cuyos delitos hayan sido menos graves, debe hacerse mediante una ley especial en la que se deje claro que su condición a partir del beneficio, no les permite sumarse a quienes aquí conspiran todos los días y entonces venir a reincidir sirviendo de recurso para la desestabilización y que quien incumpla tal disposición, inmediatamente perderá su condición de amnistiado y será juzgado conforme a las leyes y la Constitución.

O ¿será que acaso pretenden quienes aúpan la amnistía que esta cubra, por ejemplo, a quienes en una acción terrorista asesinaron vilmente al “Fiscal Valiente” Danilo Anderson hace ya ocho años, cuando los autores intelectuales salieron huyendo y los materiales juzgados y condenados los protegen con su silencio?.

Por ello si es que hay amnistía, esta debe ser sólo para casos muy especiales, por ejemplo aquellos a quienes se les compruebe afectación grave en su salud, es decir por razones humanitarias y siempre que acepten que nos son presos políticos, sino lo contrario políticos presos por delinquir porque no están privados de su libertad por sus ideas, sino por sus acciones que acabaron con las vidas de no pocos venezolanos.
Si después de tantos años se pretende enjuiciar a quienes en los gobiernos de la cuarta asesinaron, torturaron y desparecieron a cientos de venezolanos, con mayor razón hay que, por lo menos no ser tan, complacientes en establecer una especie de borrón y cuenta nueva, con quienes, sin dejar de ser de la cuarta porque en ella se formó la mayoría de ellos, pretenden ahora eludir de alguna manera el peso de la justicia.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1059 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a154576.htmlCUS