Ya no le tengas miedo a la polarización

La meta no es ocultar nuestra identidad revolucionaria para hacer creer que en Venezuela no existen diferencias sociales, lo acertado es mostrarle al pueblo que el actual proceso de cambio es el instrumento auténtico para la realización de la igualdad a favor de la gran mayoría popular y la clase trabajadora en sentido amplio.

El proceso bolivariano puede y debe aumentar su base social de apoyo sin disfrazarse de "chavismo light" ni convertirse en eunuco ideológico (ni izquierda ni derecha). Si es posible lograr diez millones de votos o más sin abandonar la doctrina socialista y sobre todo llevarla a la práctica, siempre y cuando con los hechos claramente demostremos que socialismo es inclusión social y garantía de progreso y oportunidades a través del trabajo humano.

La polarización permite caracterizar a los explotadores y explotados del país, por consiguiente facilita crear conciencia en la mayoría de los explotados para que respalden efectivamente la Revolución Bolivariana y se materialice la anhelada profundización de la igualdad social. No obstante este objetivo se ve severamente perturbado por una matriz de opinión pública la cual señala que en varias instancias del poder revolucionario hay gestiones poco eficaces, burocratistas y divorciadas del proyecto socialista.

El gran peligro es que la dirigencia socialista se convierta en nueva burguesía y contra esa manifestación de degradación serán válidas todas las formas de lucha; porque si la vanguardia se burocratiza o se aburguesa y empieza a parecerse al tradicional enemigo de clase, entonces ante el pueblo se desvanece la diferenciación entre capitalistas de la cuarta república y los emergentes de la quinta. Si todo sigue así pudiera no hallarse diferencia entre Fedecamaras y sectores de la dirigencia revolucionaria, nacional, estadal y municipal; y el pueblo se rebelará contra el maltrato de ambos conglomerados políticos.

Matrices de la boliburguesía, la guerra entre dos burguesías (roja y blanca) se han extendido significativamente en masas populares dramáticamente desatendidas por algunas instituciones públicas; fundamentalmente en Gobernaciones y Alcaldías, donde anteriormente el respaldo electoral chavista era casi unánime. La ciudad de Maracay pudiera ser uno de los más dramáticos ejemplos de como el chavismo (antiguamente mayoritario), hoy es minoría y ha sufrido bochornosas derrotas electorales en 2010 y 2012.

Como maniobra de manipulación y para consolidar un escenario de engaño que los favorezca,el oposicionismo llama a una reconciliación entre explotadores y explotados, entre ricos y pobres; lo cual tiene efectos altamente despolarizantes y permite que barriadas, sectores populares y clase trabajadora en general se inclinen en considerable cantidad por la propuesta electoral del oposicionismo, que lejos está de emprender un proyecto de país basado en la inclusión social, porque ello colide con su verdadera agenda política y su sistema económico.

Entonces, fomentar la correcta polarización revolucionaria, implica crear condiciones ideopolíticas, pero sobre todo condiciones materiales a través de políticas públicas que se cumplan, para que el pueblo participe, sea protagonista y compruebe que con el socialismo ciertamente se vive mejor. El verdadero socialismo es incompatible con la conformación de aristocracias rojas, nuevas élites y los tratos crueles, inhumanos o degradantes al interior de las instituciones del Estado.

La buena polarización, la que nos conducirá a la hegemonía de la igualdad social, es aquella que se basa en el ejemplo y permite que la masa popular se identifique, se sienta incluida y abrace con la revolución al percibir que el socialismo bolivariano es su alternativa de mejor calidad de vida porque los resultados así lo demuestran. Cumplida la correcta polarización, no podrá haber seis  millones y medio de venezolanos que manifiesten preferencia por una candidatura fabricada por la clase explotadora, tal como ocurrió el 16 de diciembre de 2012 con Henrique Capriles Radonski.

El autor es: Constitucionalista. Profesor de estudios políticos e internacionales (UCV).

http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1449 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a154540.htmlCUS