Aventis

Las pancartas de París y Venezuela

La historia es un ciclo recurrente, como un bucle, Francia ha estado enferma desde el año 1953 y en una oportunidad Adolf Hitler le coloco en una pancarta sobre la fachada de la Asamblea Nacional, mirando al Sena, que expresaba: “ Alemania manda en todas partes”. Los cañones apuntan de nuevo François Hollande y, éste heredero sentimental de Mitterrand y los patriotas millonarios de las comunas francesas no han tardado en demoler su política económica y equilibrar las cuentas públicas, El sistema financiero francés se ha convertido en un espejismo y aquel país que se resistía a las reformas que llevan el sello de Bruselas, Berlín y, el Fondo Monetario Internacional(FMI) languidece en varios trimestres hacia una recesión que ya comenzó a finales de octubre . Berlín, trata de presionar y acelerar las reformas para levantar la puntilla y crear movimientos bursátiles que debiliten su estructura económica, todo bien organizado por el Reino Unido, Israel y Estados Unidos.

El último informe del FMI parecía un catálogo de heridas, anemias y debilidades. Las profecías de los hombres de negro sugieren que la segunda economía de la zona euro y la quinta del mundo podría ser la siguiente en el dominó de la crisis “si no acomete un completo programa de reformas estructurales”. “La situación podría ser muy seria si la economía francesa no se adapta al ritmo de sus principales socios comerciales, especialmente Italia y España, quienes, después de Alemania, han comprometido profundas reformas de sus mercados laboral y de servicios”, añade el FMI en un análisis sospechosamente parecido al que ha llevado a Schäuble a pedir opinión a su comité de sabios.

Hollande llevaba más de un año preparándose para las reformas, tras 10 años de presidencia y Gobiernos conservadores. Su programa electoral contenía “60 compromisos para cambiar a Francia”, y más de dos tercios se refieren a la economía. La medida estrella de la campaña, la que le permitió desbancar a Sarkozy, fue la creación de un impuesto del 75% para las rentas superiores al millón de euros, que tras suscitar ironías y mucha controversia se ha dulcificado en el Parlamento dejando fuera a las rentas del capital y limitando su aplicación a los dos próximos años. El caso venezolano viene costando mucho esfuerzo y tenacidad para construir un país consolidado y pujante bajo una industria especializada, centros de investigación y universidades dispuestas a participar en los desarrollos agrotecnicos del Estado. Esto, requiere mucho tiempo y esfuerzo, es esencial para mantener e intensificar las inversiones en el sector de tanta importancia estratégica como la electricidad e hidrocarburos. Ahora queda intensificar las inversiones a nivel público y privado, bajo la orientación del Estado.

Vale, pueden imaginarse lo que viene a continuación en Europa: una deuda heredada del pasado, en efecto, es simplemente una norma que exige que un grupo de gente -la gente que no heredó bonos de sus padres– haga una transferencia a otro grupo, la gente que sí los heredó. Tiene efectos distributivos, pero no hace al país más pobre en ningún sentido directo. De verdad que esto no es complicado, y el hecho de que todo el mundo en la vida pública lo entienda mal no cambia la lógica, pero, los ancianos pagan las consecuencias en todas las actividades de la vida cotidiana.



Hablar de las "generaciones futuras" puede convertirse fácilmente en una trampa. Es bastante posible que la deuda estadounidense y del Reino Unido pueda aumentar el consumo de una generación y reducir el de la siguiente durante el periodo en el que los miembros de ambas generaciones siguen vivos. Supongamos que después de las elecciones de 2012, el presidente Obama intente ganarse el apoyo de los ciudadanos de la tercera edad regalando a todos los estadounidenses de más de 65 años bonos del Estado recién emitidos; entonces la generación de más de 65 años será más rica, y todo el mundo con menos de 65 años será más pobre (obvio, ¿no?). Son especulaciones, claro, no escapan a una realidad

En nuestro país, los banqueros deben estar muy agradecidos del gobierno bolivariano de Chávez por dos elementos claves, en primer lugar por el incremento del tamaño de la economía que se triplico tras lo cual, estos mantuvieron su tajada en esa torta y, lo segundo, al obligarle a los bancos en 2007 a salir de los títulos tóxicos que no tenían respaldo, saneando su cartera de inversión. El buen manejo del gobierno en la intervención y liquidación de los bancos garantizó la recuperación más de 98% de los depositantes y fortaleció al sector bancario.

En una oportunidad, Felipe González - ex jefe del gobierno español- disertó sobre la crisis como resultante de una implosión financiera y Europa funcionaba como un casino global sin reglas, es decir, la deuda se venía manejando mal a instancias de Estados Unidos. Una decisión política que ha llevado a varios países a un riesgo de inmoralidad y responsabilidad muy graves. Los banqueros, tienen influencia sobre las naciones y el mundo global., imponen su pensamiento económico sobre sectores industriales, comerciales, turísticos y agropecuarios, muchas veces contrarias a sus intereses, pero, el eje Alemania, Inglaterra y Estados Unidos es aterrador.

Europa, sobretodo, España necesita una sabia decisión para salir de la encrucijada y acertar con los principios políticos las ilusiones y esperanzas de los españoles y franceses. Se necesita un manual para asumir una sabia decisión y no vivir de chivas, esas mismas que los norteamericanos envía a sus colonizados.

Es el mundo de las pancartas y paradas. Pero, en nuestro caso, no sabemos quiénes son los dirigentes que nos representaran en el palacio legislativo local y los candidatos a gobernaciones son unos desconocidos, poco sabemos de ellos y, los mismos no se preocupan en manejar un discurso público. Necesitamos avanzar, conceptualizar nuestras actividades diarias. La Asamblea Nacional y los cuerpos legislativos serán los nuevos pórticos de la lucha popular.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 904 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a154327.htmlCUS