El descaro de los descarados

En testimonio que diera en el año 2002, publicado en Aporrea con el nombre de “Los derechos humanos del puntofijismo”, en relación a las torturas, humillaciones y vejaciones que sufrí durante la dictadura adeco-copeyana, en aquellos 40 años de “democracia representativa”, alzo mi voz de protesta. Mientras, familiares y sobrevivientes de aquella nefasta época , agrupados en El Frente de Familiares y Amigos de víctimas por crímenes políticos durante el período 1958-1998 (cuarta República) solicitan la conformación de una Comisión de la Verdad, para que se investigue y se sancionen esos crímenes de lesa humanidad que se cometieron, y que nuestra Carta Magna recoge, en su artículo 29, primer aparte: “Las acciones para sancionar los delitos de lesa humanidad, violaciones graves a los derechos humanos y los crímenes de guerra son imprescriptibles...Dichos delitos quedan excluidos de los beneficios que puedan conllevar su impunidad, incluidos el indulto y la amnistía”. (subrayado mío).

En la Cancillería de la República, representantes de la mal llamada Mesa de la Unidad, presentan documentación solicitando el perdón, y otros beneficios procesales para los “presos y exiliados políticos” del Régimen Bolivariano; no salgo de mi estupor al ver a los fieles representantes de aquella ominosa, funesta y siniestra época puntofijista, con su cara bien lavada, henchidos de soberbia y descaro en defensa de lo indefendible; o sea, llamar presos y exiliados políticos a una cuerda de bandidos , debidamente reconocidos por un pueblo que ya despertó y tiene conocimiento de los miles de crímenes que sí ocurrieron durante el poder que ejercieron en esos nefastos 40 años de persecuciones, torturas, desapariciones forzosas y asesinatos a mansalva, práctica ésta despreciable.

En nombre de todos los caídos, los sobrevivientes, los familiares y amigos de las víctimas de los horrendos crímenes que cometió esa dictadura representativa; y en nombre de todos los caídos heridos y perseguidos durante el gobierno de facto de Carmona el breve. Y. por el conocimiento que tenemos de que en esta Revolución jamás se ha torturado, jamás se ha desaparecido a nadie, jamás se ha asesinado a nadie , ni existen presos políticos, ni exiliados políticos, me uno al clamor de los millones de personas que decimos con contundente voz , ¡No! a los descarados, hipócritas y salvajes que quieren valerse de la reconciliación a la cual ha llamado nuestro Presidente Chávez, para meternos ese gazapo inaceptable.

Con la frente en alto y nuestra moral inquebrantable, seguiremos luchando hasta que se haga justicia.

¡JUSTICIA, NO AL OLVIDO!!!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1575 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Actualidad

Oposición y golpismo

US Y /actualidad/a154275.htmlCUS