Rescatemos la memoria histórica de un Estado en plena revolución bolivariana

Esta idea de rescatar nuestro pasado para convertirlo en materia prima en la construcción de nuestro futuro, debe enfrentar una crítica situación relativa a los archivos históricos y a las bibliotecas que guardan los materiales documentales originales para reconstruir nuestra historia manifestada en: el peligro inminente de desaparición de todos estos documentos que guardan la memoria histórica de la patria, debido al estado de abandono en el que se encuentran y a la desidia oficial en la conservación y mantenimientos de estas instituciones1.

El historiador, el cronista y todo aquel hombre o mujer interesado en escribir historia debe saber que quien escribe historia debe también teorizar, a fin de encontrar los fundamentos esenciales de naturaleza histórica que den explicación de sus propios trabajos de investigación. En pocas palabras, sin teoría histórica no hay conocimiento. Ahora bien, ese conocimiento histórico no lo hayamos solo en los libros escritos por otros investigadores, ni se haya entre las tradiciones orales trasmitidas por nuestro pueblo, ni en las imágenes ni en los periódicos ni memorias oficiales del estado nacional. Definitivamente se encuentra en los archivos que guardan la memoria colectiva de una sociedad que marcó una huella y nos deja su legado de conciencia para el colectivo social que la transforma como idea y como razones de lucha en un momento determinado de la historia.

Hoy en día los archivos oficiales del Estado nacional están a punto de perderse y ese ente hasta ahora no mueve un ápice de esfuerzo por el rescate de la memoria historia nacional, más aun cuando el comandante Chávez, en todas sus alocuciones no deja de hablar de historia. Estas reflexiones intentan poner sobre el tapete una realidad que vivimos los que intentamos construir la historia oculta e incivilizada de nuestros pueblos originarios y negros. Es una realidad a punto de colapso lo que vive el Archivo Histórico del Estado Falcón y los demás repositorios de la memoria histórica del Estado Falcón. Como colectivo preocupados por el rescate de la memoria histórica debemos unirnos al clamor de SALVEMOS LA MEMORIA HISTORICA DEL ESTADO FALCON2, salvemos el conocimiento contenidos en esos viejos documentos que así como guardan una memoria de tragedia y dolor, también guarda la rebelión de los pueblos que se levantaron al compás de la imposición y de la dominación de las clases sociales hegemónicas. Esa memoria histórica guarda entre sus senos el conocimiento encubierto de nuestros antepasados.

Hoy en día la declaración de la ciudad de Coro como patrimonio mundial de la humanidad pasa no solo por conservar como patrimonio las casas viejas y sus calles, sino también su memoria histórica inscrita en los documentos. De ahí se desprende que: “Uno de los retos que afrontan hoy los países que luchan por independizarse de la dominación imperialista es, sin lugar a dudas, el de superar la tragedia de la desmemoria. No obstante, este fenómeno político-cultural no es de data reciente, pues, tiene una larga historia que se inicia desde la primera conquista europea, cuando sus huestes colonialistas irrumpieron violentamente en nuestro continente e impusieron modos de vida, visiones del mundo, idioma, religión, instituciones políticas, económicas, sociales, religiosas, relaciones de explotación del trabajo indígena y africano y una política de pillaje de sus recursos naturales…3”. La lucha por salvar la memoria histórica de un estado, es la lucha por la preservación del conocimiento que se encuentra en peligro, más aun cuando el proceso revolucionario habla del avance y desarrollo de los consejos comunales que requieren tener una formación histórica que les permita apoderarse del conocimiento; que es conciencia; y por ello, la preservación de la memoria va a permitir “contribuir a formar a nuestras comunidades con una sólida conciencia histórica-cultural y político-ideológica, es hoy tarea prioritaria del actual proceso revolucionario4”.

Con el firme compromiso de aquellos que verdaderamente están convencido que el rescate de la memoria histórica es una lucha de todos los falconianos, invito a los hombres y mujeres con conciencia histórica a que: “Se crea el Sistema Regional del Patrimonio Documental del estado Falcón, adscrito a la Secretaria General de Gobierno del Ejecutivo Regional…5; con la firme convicción de velar que en un solo recinto archivístico se resguarde la memoria de nuestra ciudad de Coro, que está en peligro de sucumbir ante la desidia de un Estado y sus instituciones que hablan de una memoria insurgente pero que no luchan por develar en plena revolución, por el salvamento de la misma; preñada de sacrificios y de dolor de una sociedad mancillada, pero también de una sociedad que se rebeló contra la dominación y la barbarie.

1 Tròmpiz Valles Humberto: “Comandante Chávez: ¡salve la memoria histórica de la Patria!”. 07/08/2012 http://www.aporrea.org/actualidad/a148040.html

2 La existencia en el país de un gran número de colectivos, instituciones e individualidades ocupadas, con creciente interés, en los asuntos de la Historia, la Memoria y el Patrimonio, sugiere la necesidad de crear un sistema de articulación bajo los principios de la inclusión, la participación protagónica y la corresponsabilidad, que incentive el diálogo de saberes y la construcción de una estrategia común en el ámbito de la Historia, la Memoria y el Patrimonio, respetando la diversidad y propiciando el conocimiento y autorreconocimiento. http://www.lasredes.org/presentacion.html . esta es la presentación hecha por el Centro Nacional de Historia en la Red de Historia, Memoria y Patrimonio.

3 Dovale P, Luis O y González candelaria: “Una historia para la defensa de la Soberanía Nacional”. http://www.aporrea.org/actualidad/a125059.html

4 Ibídem

5 ANTEPROYECTO DE LEY DE PATRIMONIO DOCUMENTAL DEL ESTADO FALCÓN PRESENTADO A LA COMISIÓN DE LEYES DEL CONSEJO LEGISLATIVO DEL ESTADO FALCÓN. Ley realizada por los maestrantes de la 3era cohorte del convenio de historia UCLA_UNEFM, coordinada por la historiadora Dulce Marrufo. Dicha ley fue realizada por los estudiantes antes descritos junto al profesor de la cátedra “Introducción al Manejo de Archivos y Fuentes Documentales”, Msc Luis Oswaldo Dovale Prado.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 636 veces.