El proceso Bolivariano, el puño de hierro y Giuseppe di Lampedusa

INTROITO

Cuando Chávez, en un gesto de amplitud y creo que presionado por seudo demócratas chavistas, aceptó la realización de elecciones primarias para elegir los candidatos a gobernador en las elecciones del 2008, ya sabía lo que iba a pasar. En el caso de Monagas el PSUV había quedado en las riendas del gato Briceño y su cancerbero, el kike Dominguez. Dos capos que a la larga se les terminó de caer las caretas. Y es así como ellos dos y su equipo de mafiosos  alteraron el registro electoral interno para vencer en forma descarada y quedarse uno con la gobernación y el otro con una diputación. Estuvieron inscribiendo gente totalmente ajena a la revolución hasta el mismo día de la elección. Y en el Municipio Cedeño (Caicara de Maturín), bastión del gato y su hermano el actual alcalde, la cosa fue peor. Allí prácticamente todos los votos fueron para don gato y su pandilla. Y el 7-O éste fue el único municipio donde ganó el majunche, por pocos votos pero ganó. Recuerdo que cuando el gato fue candidato por primera vez muchos decíamos en el MVR "el mal necesario". Cero confianza. Lo demás es historia.

EL PUÑO DE HIERRO

¿Quién le tiene miedo al puño de hierro de Chávez? Habiendo conocido un ministerio (el antiguo MPC, Ministerio de la Producción y el Comercio, actualmente el Ministerio de Agricultura y Tierras), enquistado hasta los huesos de burócratas, "chavistas" (sí, entre comillas) y demás especímenes, puedo decir con mucha seguridad que NINGUNO LE TIENE MIEDO A CHÁVEZ NI A NADIE. Están más seguros y estables que CUALQUIERA de sus SUPERIORES de cargo libremente removible. Estos bich@s saben que SIEMPRE LA CUERDA REVIENTA POR LA PARTE MÁS DÉBIL: EL CARGO DE SU SUPERIOR ES DE LIBRE REMOCIÓN POR EL PUÑO DE CHÁVEZ. Pero ellos, los saboteadores de oficio y por omisión, saben que ni siquiera la punta de la punta de la punta del látigo Chávez les va a llegar. Así que Chávez podrá botar a quien él "pueda", pero hasta ahí, no a quien quiera (o quisiera).

EL LEOPARDO JASPEADO

Se refiere a que este animal se mimetiza con su medio ambiente haciendo muy pero muy difícil su detección. También se dice eso mismo del gato pardo: "de noche todos los gatos son pardos", es decir, TODOS se ven igual y en consecuencia es muy difícil distinguir uno en particular. Y así en las burocracias venezolanas, los jefes o directores QUE NO SON DE LIBRE REMOCIÓN (y todo el personal por debajo de ellos), esperan sentados en las puertas de sus casas a que pase el cadáver de su SUPERIOR DE LIBRE REMOCIÓN. LO CUAL SUCEDE CON MUCHA FRECUENCIA. Dicen: "si este carajo viene a echar mucha vaina, lo protestamos y lo sacamos". Y así sucede. Si el "carajo" prefiere bajar la cabeza (muchas veces por el sueldo) dura más tiempo en el  cargo. Y estos son los leopardos jaspeados. Cada vez que Chávez amenaza con eficiencia, estos tipejos se adaptan enseguida al nuevo ambiente, se mimetizan, y entonces hacen lo que di Lampedusa denuncia: "hay que cambiar, mover, alterar, algunas cosas, PARA QUE TODO SIGA IGUAL".

CODA

No me extrañaría que no se encuentren responsables en lo de helados Copellia. Tampoco me extrañaría que al gerente éste que se burló del socialismo lo asciendan y lo pasen para una dirección de algún ministerio en Caracas, porque padrinos y madrinas debe tener. A ese cargo alguien lo llevó, y quien lo llevó SABÍA de su antichavismo. O sea.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 659 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a154191.htmlCUS