Somos Gobierno y Oposición

El binomio gobierno - oposición debe ser reconsiderado en la transición al socialismo. Quienes detentan el poder necesitan una oposición que los confronte y controle su gestión. Pero esa oposición no puede ser ejercida por quienes que no quieren ni respetan a Venezuela ni están interesados en el desarrollo integral de todos los venezolanos.

En síntesis, no puede ser ejercida por la derrotada MUD. Aunque suene extraño, la Oposición con O mayúscula es responsabilidad, y debe serlo cada vez más, del pueblo trabajador, del Gobierno y de los partidos y movimientos que apoyamos el proyecto socialista bolivariano.

El pueblo revolucionario debe oponerse a cualquier exigencia burocrática que no se adecúe a sus condiciones reales y dificulte su organización y empoderamiento responsable, en función de la profundización del proceso bolivariano.

Quienes ocupan posiciones de autoridad en el contexto institucional y empresarial burgués deben oponerse a cualquier decisión que tienda a consolidar ese contexto y deben aprovechar sus posiciones para contribuir eficientemente a pulverizar las estructuras de la cual forman parte.

Los trabajadores de los sectores público y privado deben oponerse al sindicalismo meramente reivindicativo. Deben oponerse a la rigidez jerárquica y deben organizarse para participar en la dirección de las empresas o asumir directamente su administración, según el caso.

Los integrantes de los movimientos y organizaciones laborales y populares deben oponerse al surgimiento de vicios derivados de la lógica del capital en los mismos. Deben rechazar las orientaciones convencionales y deben participar activamente en el diseño e instrumentación de una formación teórica – practica, política y técnica, que les permita ejercer exitosamente el poder que les corresponde.

Finalmente, quienes nos consideramos revolucionarios debemos oponernos cotidiana y seriamente a las tendencias reformistas de cualquier tipo que encontremos en cualquier ámbito, incluso dentro de nosotros mismos.

Mariadela Villanueva,
[email protected],

Esta nota ha sido leída aproximadamente 718 veces.