Los Yukpa no fueron atendidos pero si invisibilizados por una cortina

Sólo en los momentos de lucha se acelera el conocimiento y se ve con espantosa claridad los perfiles de las políticas en desarrollo del Gobierno, pero también con ello se va definiendo el otro sujeto en lucha, en este caso de las fuerzas populares en la unidad Yukpa-activistas sociales. Cada día se corrobora con nuevos datos empíricos desprendidos del fragor de la lucha de los dos sujetos y sus componentes. La política vivida, por un lado, desde el Estado Gobierno es una maquina destructor de mujeres y hombres ingenuos recién salidos de sus hogares o centros de estudios, muy pocos siguen siendo los mismo una vez que entran en ese juego macabro de parir ideas para neutralizar las fuerzas populares en archipiélagos que les asusta si logran reunirse pues sería entonces su última jugada importante. De allí se desprende la manía de dividir al adversario y por ello la necesidad urgente de conocerlo y criminalizarlo para sacarlo de la contienda. Desde las fuerzas del pueblo movilizadas, por otra parte, se entra en el asombro constante de entender que se entró en lo que se denomina las esferas del poder, y vas comenzando a ser cada día menos ingenuo y más centrado de lo contrario van dejando en el camino a los activistas no aptos.

Unidos en el conocimiento Yukpa y organizaciones sociales

No sólo los dirigentes Yukpa van conociendo con espasmo como funciona por dentro el Gobierno de Chávez cuando exigen ya cansados de violaciones y de esperar la puesta en práctica de sus derechos reconocidos en constitución y en las leyes, lo que llama Sabino la Ley Romana, sino los mismos dirigentes sociales de corta o larga data. Esta lucha le ha obligado a Yukpa y activistas watías a ver como opera el Estado Gobierno. Por ejemplo, como su “aliado” Arias Cárdenas por temor al deterioro de su perfil electoral atribulado llamaba para que se regresara, y de allí unos de los hilos que se movieron para detener con furia colonialista el bus en cada una de las alcabalas, donde se les violaron cada uno de los derechos, como persona e indígena, a su intimidad, a su moral y al libre transito.
De la alcabala del Puente sobre el Lago hasta la de Tazón transcurrieron 25 horas en el bus sin dormir y comer, pues no tenían dinero, hasta que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ordenó al chofer del bus detenerse y retirarse por que los Yukpa por orden de la ministra indígena fuesen trasladados en otro bus y custodiados por la Policías Nacional Bolivariana (PNB) y fuesen así llevados todos los Yukpa a riesgo y por cuenta propia a dormir al helicoide no sin antes reunirse con la ministra indígena Aloa Nuñez y su sequitos de viceministros. Allí fue cuando todos los indígenas Yukpa se bajaron del bus y se fueron a pie a Caracas. Hasta que en la bomba de Tazón se encontraron los dirigentes de las organizaciones sociales y medios comunitarios con un busito para 40 personas y el bus de la buena PNB a rescatarlos. Los Yukpa que no cupieron en el improvisado busito se embarcaron en el bus policial que en varios ocasiones a fuerza de gritos y pleitos se oponían Yupa y caraqueños a que se desviara al bendito helicoide policial.

Al llegar por fin a las once de la noche al sitio de encentro para comer y dormir en la Av. Urdaneta tuvieron que dar la última batalla por la dignidad con los señoritos del ministerio indígena que aún pretendían llevárselos al helicoide de la PNB entregándoles en sus manos envases con comida preparada y agua.

12 horas esperando al Canciller Vicepresidente Bolivariano Nicolás Maduro

Al otro día, jueves 8, luego de la rueda de prensa en la Plaza Bolívar los Yupa se fueron a la Vicepresidencia a hablar con el Canciller Vicepresidente Ejecutivo Nicolás Maduro, pero luego de apostar activistas sociales chavistas y dirigentes indígenas que si los atendería, entendieron que el ex trabajador del Metro de Caracas hoy Canciller y Viceministro Ejecutivo no los atendería, el señor se dio el tupé de no atender a Sabino y otros dirigentes, y a tantas mujeres y hombres Yuikpa, que querían hacer una asamblea con semejante autoridad como suelen hacer para debatir con sus problemas que los acogotan, sus tierras y sus familiares asesinados. Pero muy en especial el secuestro y desaparición de Cristóbal Fernández Fernández hijo de Anita por parte de los arbitrarios efectivos de la GNB de la alcabala de la entrada del peaje de Valencia. En esta última alcabala fue cuando uno de los guardias nacionales confesó que ellos cumplían órdenes que venían desde Maracaibo, que no sabía porque.

El día de ayer a eso de las 10 de la noche terminó Caracas con unos Yukpa y activistas sociales acostados con el trafico parado en la Av. Urdaneta frente a Cancillería llena de policía anti motín, luego con la PNB, otros adentros acompañados con una profesora (ya los de seguridad había sacado a María y a Soraya) esperando testarudamente a Maduro y otros frente a los vidrios de VTV, y en todo una red enviando mensajes de la situación por todo el país.

Pero lo que terminó de poner la nota comediante al día de ayer jueves 8 de noviembre de 2012 fue cuando todo el país vio a la querida periodista Vanessa de VTV en su programa colocando una cortina rojita tras ella para que no vieran a Sabino, sus familiares y activistas sociales con pancartas asomados por los vidrios donde todas las noche nos hemos acostumbrado a verla ya sea por nuestro “huésped alienante” la tele o por los vidrios que separa al transeúnte de ella y su honorable invitado.

El verdadero temor no es a la MUD, sino al pueblo organizado de distintas maneras
Todo esto se hace desde el poder del Estado para que las luchas sociales no se extiendan más por todo el país y termine el archipiélago popular unido convocando de nuevo a Bolívar, Zamora y a Guaicaipuro. Es necesario en este caso concreto para evitar daños mayores que el Gobierno pague las bienhechurías a los ganaderos de sus fundos ocupados y otros aledaños a las comunidades, así como ordenar por parte de la Fiscalía General de la República nombrar otros fiscales en el caso de los líderes Yukpa asesinado y heridos, y terminar de destituir a los funcionarios del CICPC de Machiques por parte del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones de Interior y Justicia que en el interrogatorio amenazaron a Anita de matarle cada uno de sus hijos y beberse la sangre. Donde está Cristobal Fernández Fernández detenido en la alcabala de del peaje de Valencia.

Viva las elecciones del Zulia y de Amazona también.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2656 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Sociedad Homo et Natura


Visite el perfil de Sociedad Homo et Natura para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a153898.htmlCUS