Full testosterona

No sé porqué ante el primer escollo que conseguimos, no se nos ocurre algo más constructivo que una medida de prohibición. Prohibir, censurar, elaborar una ley que , reprimir, obligar a , limitar, etc. Recuerdo al hombre de la gorra al revés que los Roberto han incorporado a su equipo: ¡ va fuera del aire!

            Una explicación posible (y algo pedante, lo admito) se da como expresión de reminiscencias de una tradición de religiosidad medieval autoritaria y patriarcal, donde los conceptos de pecado, culpa, temor, etc., van conformando el perfil del sujeto dominado-dominador, en una escala jerárquica, donde se establece una dura lucha por mantener el control, en la relación con nuestros semejantes. No es, sin embargo, este acondicionamiento de la conducta, exclusivo de la Edad Media, él es aplicable a todas las sociedades divididas en clases. El elaboradísimo sistema ideológico basado en la relación Dios-hombre y la satisfacción de las necesidades materiales fuera de este mundo, sí que es un aporte fundamental de la Iglesia, como institución, en esta época de la sociedad humana, al esfuerzo de las clases dominantes por "educar" a las clases productoras y garantizar así su permanencia en la cúspide de la jerarquía social.

            El capitalismo no ha desechado ningún mecanismo para formar individuos con comportamientos acordes para el mantenimiento del sistema. Por el contrario, ha perfeccionado al detalle todos los medios, potenciados por el desarrollo tecnológico, para ideologizar, para hacer aparentar como "lógico" y natural un estado de cosas por demás absurdo, sin vigencia histórica ni política.

            Una sociedad compulsiva-patriarcal-capitalista, como la nuestra, moldea desde el seno de la familia de bajos recursos a un individuo: machista, intolerante, misógino, autoritario, de pensamiento mágico, patán, irascible, reprimido, exclusivo, homofóbico, chovinista, fanático, competitivo, instintivo, mentiroso, egoísta, celoso, solitario, etc. No grites, no hables cuando conversan los mayores, no toques eso, y un sinfín de negaciones (la mayoría de las veces reforzado el mensaje con un contundente gesto) van modelando desde el niño de hoy, al hombre "educado", obediente, sometido, del mañana. En el ambiente familiar de altos ingresos esas mismas características se aderezarán con cierta flexibilidad, con el fin de hacerlos un tanto más seguros de sí, más aptos para el mando: élites dominantes (capataces, gerentes, ejecutivos, etc.).

            Más adelante la escuela, con rigor académico, terminará la formación de esos individuos de acuerdo a las tareas a desarrollar dentro de las relaciones de producción establecidas, pero todos dentro del patrón neurótico-obsesivo, necesario para mantenerlos sujetos al régimen de explotación.

            Nadie escapa a esta formación, pero una vez establecidos los términos en la que ésta se desarrolla y los mecanismos que la posibilitan, nuestro esfuerzo se debe orientar en contraponer nuevos valores como son: la solidaridad, la inclusión, el pensamiento científico, la defensa de la verdad, la espontaneidad, la alegría, la paz, la libertad, etc. como sustento de la "nueva" cultura.

            Sí, creo que por aquí anda la cosa, cuando observo y leo (con preocupación además) que hay personas interesadas en que cierren Globovisión, por ejemplo. Me pregunto, si aprovecháramos el tiempo, para pensar en cómo mejorar nuestros medios públicos para hacerlos más atractivos, de mayor calidad, más veraces, que de verdad sean medios con el cual el pueblo se identifique y a través de ellos se exprese etc., ¿no estará mejor invertido que recogiendo firmas para cerrar canales opositores? Si la señora del cerro se ve en la pantalla de VTV denunciando las condiciones en que vive, ¿estará pendiente de "El radar de los barrios"? Si cuando llegamos en la tarde a nuestros hogares y encendemos la tv para informarnos de lo acontecido en el día a escala nacional, lo que nos conseguimos es un país de ficción, poco verosímil, donde lo blanco es revolución, que cae del cielo hecha a nuestra medida, y lo negro es oposición, ¿cuál es la alternativa? Y si además el matacuras, el Kiko y el otro y la otra cumplen horas extras en VTV, amigos, preferible cable con todo el contrabando ideológico.

            Sé que hay gente a las que estas reflexiones les sacan escamas, y saldrán a buscar el leño para la pira. Pero estoy seguro que si el llamado Sistema de Medios Públicos no fuera sólo una vitrina para la apoteosis de Chávez y sí un instrumento de participación popular, el gobierno nacional no tendría problema alguno de comunicación, más por el contrario, sería la llave que abra las puertas de muchas incógnitas que se enseñorean sobre esta llamada Revolución Bolivariana y Socialista.

            Tratemos de distanciarnos de quienes por siempre han reprimido, recordemos aquella consigna del movimiento estudiantil francés de mayo del 68: "prohibido prohibir", busquemos en nuestro quehacer diario el momento justo para ponerla en práctica, demostrémonos hasta dónde somos capaces de llegar. Hagamos diariamente un ejercicio de hombres libres, prefigurando la sociedad libre del futuro.

 [email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 831 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a153896.htmlCUS