En Guayana se está jugando el destino de la Revolución Bolivariana y de los próximos 50 años de la Patria

Recientemente, el sociólogo norteamericano James Petras, una vez pasada la tormenta del 7-O y con los datos electorales completos y evaluadas las diversas opiniones de analistas, ha sacado un artículo titulado: "Mas Allá de la Victoria Electoral del Presidente Chávez: El Socialismo en un País Rentista.". Este maravilloso artículo, más que un artículo de opinión bien acertado, que escruta la realidad, es una guía para la acción inmediata, es un ¿Qué hacer? y ¿A dónde ir?, veamos por qué digo esto.

Aunque no voy a criticar a Petras o a Aharonian, quien también escribió un artículo magistral sobre el "repensar" la revolución bolivariana, ya que ambos, aunque aciertan tanto en el diagnostico como en la cura de la enfermedad, no dicen quien es el verdadero autor de esa enfermedad, eso lo pueden hacer ellos por ser escritores internacionales, pero los venezolanos, que estamos adentro no nos podemos dar ese lujo y debemos nombrar al pan, pan y al vino, vino, el culpable de todas esas desviaciones es el mismísimo Comandante, ya que en Venezuela tenemos en Chavez un FODE, es nuestra fortaleza, por el liderazgo que ejerce, lo que es un capital valioso, pero a la vez, es la debilidad de la revolución, por donde se nos puede ir ella, por el toque personal que le imprime y sobretodo sus seguidores más cercanos, quienes son a la vez los más alejados del pueblo llano. El decir esto implica un riesgo (Costoso), que muchos estamos dispuesto a asumir porque queremos ser útiles al pueblo y a la revolución.

Pero este no es un artículo en contra de Chavez, pasemos a analizar el muy utilísimo articulo imbricado con la lucha actual en Venezuela de Petras.

RENTISMO ES SINONIMO DE PARASITISMO O IMPRODUCCION

La palabra rentismo petrolero, es anterior a la nacionalización de CAP I (Chucuta, insuficiente, falsa), ya que anteriormente a ella tanto la fase de exploración como de explotación del petróleo, la hacían las trasnacionales, por medio de concesiones, y dado lo fabulosos del negocio petrolero, esa renta era suficiente para que Venezuela tuviese una entrada privilegiada en dólares, en comparación con el resto de Nuestramérica. Ese rentismo, técnicamente hablando, "murió" con la nacionalización del 1-1-1976, ya que desde allí, en teoría, Venezuela exploraba, explotaba y vendía petróleo, por su cuenta.

Si la palabra rentismo, ya era improcedente, con la nacionalización de CAP I, mucho mas es ahora, en donde para explotar, se les exige a las transnacionales constituir con el estado empresas mixtas, o sea, que el estado es socio capitalista, mucho menos rentista que cuando CAP I.

Claro está que cuando se habla de "rentismo" más que al término económico se refiere al aspecto cultural, el primero, del cual yo tenga conocimiento y por ende creador del término, que habló de rentismo petrolero fue el luchador comunista Ángel J. Márquez ("La Bruja" Márquez, a quien todos plagian pero nadie rememora), este Aragüeño, decía que el estado Venezolano, después del "éxodo" se convirtió en un estado parasitario, improductivo que vivía solo de la renta petrolera y lo catalogó de "rentista" y como esta era suficiente y permitía conservar el poder a la clase dominante, no le importaba para nada diversificar la economía, industrializándolo o desarrollando el agro, esa improductividad la transmitió el estado al pueblo quien también terminó siendo "rentista", pero rentista de segunda o de tercera porque los burócratas y la burguesía que le era parasitaria se llevaban la "cochina gorda" y al pueblo le tocaban los "chivos flacos".

Ni la burguesía ni el estado rentista que se derivó de ella cuya expresión más acabada fue el puntofijismo (1958-1998), y anteriormente el Gomecismo (1909-1936), hicieron nada para cambiar esa situación, en otras palabras, en Venezuela, a diferencia de Brasil, no tenemos una burguesía nacional propiamente tal ni un estado autónomo, tanto la burguesía como su estado derivado, han sido dependientes del imperialismo yanqui y parasitario del entorno petrolero y del comercio internacional que generaba su riqueza.

Una de las reivindicaciones del "espíritu del 27-F-89", era acabar con el estado rentista petrolero, industrializando el petróleo, afincarse más en sus derivados, que generan más riquezas, que en ser surtidor de petróleo crudo para Norteamérica y Europa, y la única razón de mantener ese estado de cosas, se daba por el carácter dependiente, neocolonial del estado y la burguesía criolla.

Ahora lo lamentable de todo esto, que la revolución bolivariana que llegó a Miraflores en 1999, ha debido haber acabado, o por lo menos estar bastante avanzada en la sepultura del estado rentista petrolero dado que van 14 años ya, y es todo lo contrario, quizás como nunca, o al igual que antes, seguimos dependiendo, principalmente, en lo económico, de la venta de petróleo crudo.

GUAYANA HA SIDO LA UNICA EXPERIENCIA VALIDA DE ACABAR CON EL RENTISMO DEL ESTADO PETROLERO

En el año 2010, cuando el Presidente Chavez, en un acto en CVG-ALCASA, otorgó las presidencias de varias empresas básicas a trabajadores escogidos, lo que se denomino "control obrero", ha sido la experiencia más seria y de más alto nivel de la era de la revolución bolivariana de querer acabar con ese estado parasitario e improductor, hijo del rentismo petrolero, en el corto tiempo de experiencia que ha tenido, o que dejaron tener, al control obrero, más que todo en CVG-ALCASA, se estaba en la ruta de crear un nuevo modo de producción sustentado en la dirección colectiva o autogestionaria en las fabricas, eran las mesas de trabajo por departamento en combinación con la instancia superior de los consejos de producción por procesos, quienes de hecho dirigían la producción; todo esto empezó a ser saboteado desde abajo y desde arriba, por los viejos proveedores y contratistas de la CVG, quienes vieron sus intereses afectados, pero no fueron ellos quienes "tiraron la piedra", esta fue tirada por los sindicatos, principalmente la FBT, hoy convertida en central "socialista" de trabajadores y "chavista" conjuntamente con los sindicatos de derecha adecos y causaerristas, quienes hicieron un paro criminal de 35 días en CVG-ALCASA, paro que le dio una puñalada certera a la fabrica, la cual mas nunca ha podido recuperar su producción; aparte de eso en cada departamento que se quería hacer un cambio inmediatamente, por algún motivo se realizaba un paro u operación morrocoy sindical; este saboteo interno, fue acompañado de acciones desde más arriba, del alto gobierno, cuyo operador político es el actual gobernador del Estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez y candidato a la re-elección por el PSUV, quienes abogan por la privatización.

Esta figura del control obrero o de producción autogestionaria, forma parte de un plan regional para las empresas básicas de Guayana denominado "Plan Guayana Socialista" (PGS), el cual incluía la creación de las corporaciones del aluminio y del acero, que incluía la adecuación tecnológica de estas factorías y su industrialización, para lo cual había (Hay) una serie de proyectos de empresas de ollas, autopartes y otros derivados del aluminio, ambos proyectos con los chinos, por intermedio de un fondo en dinero; todo esto ha sido saboteado por una tendencia de derecha en Guayana, encabezada por el personaje, anteriormente mencionado, para lo cual ha contado con apoyo del alto gobierno específicamente del Canciller y actual Vice-Presidente.

NO SOLO ESTA EN JUEGO EL FACTOR ECONOMICO SINO LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA ESCENCIA DEL PROYECTO BOLIVARIANO.

Guayana, está en el "ojo del huracán", no solo en el aspecto económico por ser la respuesta más seria al rentismo petrolero sino por lo avanzado del proletariado Bolivarense, ha ido a la confrontación ideológica con la derecha endógena en la calle y tiene un candidato propio, gracias al PCV regional quien forma parte de nuestras luchas, en donde se guerrea en contra del burocratismo y autoritarismo exclusivista y excluyente de un macolla que ha impuesto a dedo (Alias "cooptación") todos los cargos del gobierno regional y del PSUV, entre sus amigotes y ha sido ineficiente en las funciones del estado, no teniendo obras propias que mostrar, apropiándose para si las del estado nacional que este ha hecho con recursos propio sin que la gobernación aporte ni un centavo. En materia del agua, por ejemplo, según ellos es su gran "logro", el estilo es de una privatización del agua (Hidrobolivar), y no el de la creación de un instituto integral y regional del agua, que se encargue de acueductos y tratamiento con aguas del Orinoco, que son más aptas para el consumo humano y no del Caroni, que es un rio de montaña y pasa por varias hidroeléctricas, que incluya tuberías tanto de aguas blancas como servidas, reciclaje de las mismas y su no retorno al padre rio, Hidrobolivar, es una empresa mercantil, meramente cobradora del servicio y cortadora del servicio a quien no pague. Por otro lado, esta tendencia del Rangelismo, en Bolívar, ha distorsionado la figura de los consejos comunales y las comunas, en donde presionan para que solo legalicen y aprueban los proyectos de aquellos consejos comunales afectos a su tendencia, perdiendo así su esencia democrática y protagónica, convirtiéndose así los consejos comunales en una elite en el barrio, repitiendo la triste historia de las juntas de vecinos de la cuarta republica, que eran meros apéndices partidistas. Y con respecto a las comunas creo que el rangelismo todavía no sabe "como se come eso", aunque según sus informes tienen más de ¿100? de ellas en constitución.

De ganar Manuel Arciniegas, candidato del PCV en Bolívar, la gobernación del estado, se convertirá en un centro de referencia nacional para la crítica y la autocritica con miras a rectificar el rumbo derechista que lleva este proceso y en lo económico abogaría por un nuevo modo de producción autogestionario (Control Obrero), con la implantación de los Consejos Socialistas de Trabajadores como instancia de dirección colectiva y horizontal en las empresas, a la vez que sería un punto referencial para luchar en contra del estado rentista petrolero del capitalismo dependiente y la industrialización del petróleo, acero, aluminio, agro, etc. De triunfar el proyecto reformista y regresionista hacia el capitalismo, representado por Francisco Rangel Gómez, y peor aun la ultraderecha de Andrés Velásquez (Para nosotros no cuenta), en Bolívar, perdería luz el único punto de disidencia revolucionaria en el país y las fuerzas oscurantistas tendrían el suficiente empuje para desviar la revolución bolivariana y hacerle perder el rumbo al país por los próximos 50 años.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a153781.htmlCUS