Descanso mató a Cabrera y Detroit

El año 2012 fue muy emocionante y enaltecedor para los venezolanos desde el punto vista deportivo, comenzando con la primera victoria en Formula I para Maldonado, luego la medalla de oro olímpica de Rubén Limardo, terminando con el beisbol de grandes ligas, donde Miguel Cabrera obtuvo la triple corona, primera desde hace más de 40 años y la única para un latino, completando con el más valioso para Pablo Sandoval en la serie mundial y el jugador más oportuno (Marco Scutaro) que dio los hits decisivos para que los Gigantes de San Francisco se convirtieran en Campeones Mundiales, imponiendo esta serie mundial un record para latinos, teniendo Venezuela 9 jugadores titulares, no de relleno sino como primeras figuras.

Los venezolanos teníamos sentimientos encontrados en la serie mundial, porque por un lado muchos queríamos que ganara Detroit, pero cuando venía a batear Pablo Sandoval, sobre todo en ese primer juego de tres jonrones, deseábamos que metiera el cuarto.

En mi opinión hubo dos factores que afectaron a Los Tigres, primero el tiempo de descanso luego de haber barrido a los Yanquis en cuatro juegos, y tener que esperar cinco días, donde San Francisco llego con su toletería caliente habiendo obtenido el banderín de la Liga Nacional en siete juegos, pero que a pesar de ello solo lograron hacer un daño verdadero en el primer juego al estelar Tigre, Justin Verlander, porque en el resto de los partidos simplemente fueron oportunos y con pocos imparables salieron victoriosos; el segundo factor fue que el manager Jim Leyland se casó con Prince Filder, quien ni siquiera tomaba una base por bolas y se iba con los primeros lanzamientos, si Leyland lo baja, por ejemplo al sexto o séptimo lugar le quita presión y de repente hubiese rendido un poco más, ubicando de cuarto bate a Delmon Young que fue el bateador más caliente de los Tigres y hubiese sido una verdadera protección para nuestro Miguel Cabrera, donde pudiera haber visto mejores lanzamientos, y como consecuencia ser más productivo.

El manager de los Tigres por poco la paga caro teniendo como cerrador a José Valverde en la serie de campeonato de la Liga Americana, hasta que luego de tantas críticas lo sentó y el resto de los pitchers hicieron el trabajo, lo mismo le paso con Filder, por lo tanto creo que Leyland tuvo gran parte de la culpa en la derrota del equipo, incluso cambiando de puesto a otro venezolano que estuvo muy bien con el madero como Omar Infante, sacándolo del segundo lugar al bate y enviándolo al octavo o noveno turno, además de desacertadas decisiones a la hora de correr las bases y sacrificarse, entre otras.

De todas maneras estamos muy emocionados por lo que nos deparó el 2012 en materia deportiva y en materia política con la ratificación de nuestro Hugo Chavez como Presidente.

Email: [email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1319 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a153356.htmlCUS