Que falta nos hacen los camaradas Lina Ron, Luis Tascón y el General Muller Rojas

Quiero iniciar estas líneas con la inquietud sobre el tema de la CRÍTICA. Varios de los opinadores de este portal, han manifestado su inconformidad sobre éste tema. En mi caso algunas personas quisieron llevarme a la hoguera al igual que en aquellos tiempos de la inquisición española. Con la suerte que la mayoría ha sentido representación en mis líneas.

Para estas personas algunos somos opinadores de oficio y descalifican la libertad de emitir nuestras opiniones como parte del debate político. Al parecer necesitamos presentar nuestro currículo político y el aporte de soluciones para el desarrollo de las políticas revolucionarias y tener así el aval para ser CRÍTICOS.
Mis estimados camaradas, definitivamente hay un desvió de la critica en la Revolución. He leído varios artículos muy buenos, pero hoy leí uno que me pareció muy interesante lo escribe Jorge Forero www.aporrea.org/actualidad/a153066.html cuyo titulo es “Acerca del debate en torno a la necesidad de la crítica y la autocritica”, el cual recomiendo leer. Toca el caso del General Müller Rojas y otros que han tenido la osadía de ser críticos para buscar de inmediato enderezar el camino que en muchos casos se desvía llevándonos por el rumbo equivocado.

Esto me hizo recordar a varios camaradas que fueron CRITICOS y que ya no están entre nosotros, como el camarada Luis Tascon, que fue un hombre que puso por delante sus ideales y por ser crítico con fundamento, también trataron de llevarlo a la hoguera. No puedo pasar por alto a la camarada Lina Ron. Criticada por muchos y una Gran Líder de la Revolución que no le temblaba el pulso para decir por la calle del medio lo que le parecía estaba mal. Si hoy vivieran ¿Cual seria la opinión sobre el tema de la Crítica y la Autocritica?
La Revolución Bolivariana, es participativa y protagónica dándonos la posibilidad de autocriticarnos para ir corrigiendo lo que se viene haciendo mal. ¿Cuándo no somos escuchados desde nuestros espacios donde acudir? ¿Cuándo se han utilizado todos los recursos con pruebas en manos y no somos escuchados que hacer? ¿Qué debemos esperar?

Rodilla en tierra con el comandante, pero siempre seré critica para advertir que el barco lleva un rumbo equivocado y siempre expresaré el sentir de muchos que no han podido ser escuchado. Para mi Chávez es el hombre, amigo, el líder. No es el Dios intocable, el Supremo al que hay que idealizar. Chávez es y seguirá siendo la esperanza para el oprimido, para el que no ha sido escuchado, para el pueblo en general. “Chávez ya no es Chávez, Chávez es el Pueblo”.

No acepto la adulación al líder, respeto a quién lo haga, pero es grave, nos convierte en serviles y pone en peligro el sentido de la Revolución Bolivariana.
Independencia y Patria Socialista!
Viviremos y venceremos

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1601 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a153134.htmlCUS