Ese vil Enredo de Redes (para pescar pendejos en río revuelto)

Otra vez engañaron al Presidente Chávez, que en medio de su honestidad y generosidad, se ofreció para darle apoyo a ese movimiento llamado REDES. Una falacia de organización política (maniobrera) que se desinflará como una pamplina cualquiera, de muy poca monta.

Muchos incautos cayeron, pero sobre todo porque Chávez mencionó en varias ocasiones a esta organización, y porque bueno, muchos, entre esos mi persona, llegamos a creer creyó que Juan Barreto era una persona seria.

Muy pronto, gente que les dio su apoyo, han comenzado a desmarcarse de ese proyecto, que huela más que nada a negocios, a componendas con lagartos y gruesos carcamanes en busca de jugosos cambures.

Mucha gente embanderada con el PSUV, pero que de algún modo se había sentido decepcionada de la actuación de este partido y como una manera de protestar electoralmente contra él, optó por darle su voto a REDES, al PCV o al MEP. Y ahora caen en la cuenta de que metieron profundamente la pata. Ahora, con cuánta arrechera se arrepienten de lo que hicieron.

Lo más terrible es que REDES tenía la expectativa de obtener 3 millones de votos a nivel nacional, y sólo consiguieron 200 mil.

En una reunión, Juan Barreto declaró públicamente que el CNE les había birlado 400 mil votos. Esta declaración resulta bien grave y torpe, además de encerrar la misma prepotencia que suele soltar por aquí en Mérida Florencio Porras cuando habla de que tiene al toro del chavismo cogido por los cachos. Está bien pelado este señor. Un regreso de Florencio al poder es el continuismo del horrible guabineo de Marcos Díaz Orellana, quien ha sido nefasto gobernador. Por eso Marcos Díaz apoya bajo cuerda a Florencio, y con el fin de que el delincuente ultra-derechista de Lester Rodríguez se coja la Gobernación.

Lo que atenta de manera mortal contra la candidatura de Florencio es la gente que le rodea y que en el pasado ya gobernó y causó desastres en su administración; un grupo que la gente no se volvería a calar jamás.

Y lo peor: Florencio es un gran Gato Briceño en potencia, multiplicado por cien.

Por ahí recibimos hace unos tres meses atrás, lo que se denominó el Decálogo del Movimiento Popular REDES, en el que se planteaba la disyuntiva de Rosa Luxemburgo, sobre Socialismo o Barbarie. Y por supuesto, REDES se inscribía en la corriente de un socialismo que superara las mitologías “trabas y chantajes del fracasado modelo estalinista”. Es decir que se buscaba una organización con un estamento horizontal. Hoy me entero, a través de una conversación con el luchador social Ricardo Martínez, que todo eso ha sido echado por tierra. Ahora se persigue el estalinismo más acérrimo.

Sin duda, que el programa de REDES se circunscribe en la concepción ideológica del socialismo, pero apoya en Mérida a un individuo como Florencio Porras que públicamente ha declarado que él no cree en socialismo alguno.

Pues bien, si REDES sacó 200 mil votos el pasado 7 de octubre, yo les vaticino que el 16 de diciembre se irán bien feo a pique, porque el pueblo rápidamente descubre quién está utilizando a Chávez para montar chiringuitos personalistas, negocios muy particulares.

Yo me siento bien arrecho con esto con estos torpedos que desconocen las realidades de las regiones y se cuadran para montar bodegas electoreras. Igual pasa con unos sinvergüenzas que se arrogan la representación del Gran Polo Patriótico, cuando saben muy bien que estas estructuras fueron diseñadas para cohesionar y coordinar movimientos enteramente a favor de la candidatura de Chávez sin dirección partidista alguna.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2729 veces.

José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.