El valor de la crítica

El Presidente Chávez y el PSUV le retiraron el apoyo a seis de nuestros gobernadores que aspiraban a la reelección. ¡Una gran decisión! Desde el año 2011, la UPP venía planteando que ellos eran “una desgracia para la revolución”. Que “el poder pareciera haberlos encanallado”, “que concentraban todos los vicios políticos de la IV República”, entre otras expresiones del mismo tenor. Nos preocupaba el poder que estaban acumulando. La soberbia. Interpretábamos lo que el pueblo señalaba…

Reivindicamos la seriedad de nuestra crítica. Su coherencia política. Nunca pedimos no votar por ellos en caso de que fueran ratificados. Cuestionamos duramente aquellas posiciones que sostenían que preferían la pérdida de la gobernación, antes que darles el voto. Las calificamos de insensatas e inmaduras. Insistimos en que había que respetar cualquier decisión del Presidente Chávez, estuviésemos de acuerdo con ella o no. Que había que votar por los nuestros para evitar el triunfo de los candidatos de la derecha y para garantizar un mayor apoyo a las políticas nacionales. Nuestra posición de principios fue cuestionada, al extremo que llegaron a decirnos, por supuesto era una exageración, que no la repitiéramos porque “los van a linchar”. ¡Acatamos las decisiones políticas, no renunciamos a la crítica!

Aspirábamos a un debate de ideas. ¡Silencio! No se trataba de un simple problema de nombres y apellidos, sino de una peligrosa desviación, y práctica, de la política en revolución. De muy graves consecuencias. ¡Había que crear un precedente! Decidimos radicalizar nuestra crítica que, inicialmente, fue “genérica”. La centramos en 4 de ellos, sin excluir a los demás: Tareck, Maestre, Isea y Rangel Gómez. Tres de ellos están fuera. Sobre el cuarto, le estamos diciendo a las organizaciones sociales hermanas del Estado Bolívar que hay que apoyarlo y cerrar filas en torno él, seguir planteando el problema de fondo y evitar el triunfo de Velásquez. ¡A ninguno de los próximos Gobernadores electos le daremos un cheque en blanco, eso no puede ser lo propio en revolución! Radicalizaremos la crítica, si es necesario…

Reivindicamos fundamentalmente, y por encima de todo, el valor de la crítica y el debate de ideas. La crítica y la autocrítica obtuvieron un punto, el debate de ideas sigue en cero…

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 944 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a153002.htmlCUS