"Crítica a las críticas de Nicmer Evans"

Estimado Nicmer Evans:

Aunque el contenido del mensaje que apenas empiezo a escribir, te haga dudar del término con el que me refiero a ti al inicio de estas líneas, te aclaro que soy sincero. Sé que me leerás, pues tengo cierto grado de certeza de que la tolerancia existe de tu lado.

Leo tus columnas consecuentemente, leo tus tuits a diario (si revisas mi TL podrás comprobar que en ocasiones anteriores he recomendado la lectura de tus artículos), incluso, leo los insultos que de manera iracunda, depositan en ti quienes te adversan. Esos mismos, sobre quienes en tu columna de ayer ironizaste hablando de tener un “revolucionómetro”. Las críticas, son positivas SÓLO si son constructivas, nunca en caso contrario. En mi humilde criterio, tus críticas al Gobierno no lo son.

Seguramente, te preguntarás ¿Cómo puede Jorge Arzolay afirmar que mis críticas hacia la Revolución son destructivas, si yo no he ofendido a Chávez, ni a su tren ministerial? La respuesta a esa interrogante es la siguiente: Si bien es cierto que no has ofendido al Gobierno ni has utilizado lenguaje obsceno o peyorativo en tus líneas, no menos cierto es que al formular abierta y públicamente tus críticas en época de campaña electoral (lo cual en el “lato sensu” de la diatriba política Venezolana en la praxis equivale a una guerra) causas daño a la Revolución.

Todos los que estamos con Chávez, estamos amalgamados de manera indisoluble a su liderazgo, más no lo estamos en cuanto a los liderazgos regionales. Bien por ineficiencia, bien por diferencias personales o partidistas, e, incluso, por la versión simplista de la política que resumimos en el típico “Yo únicamente voto por Chávez”. La crítica es constructiva cuando se busca y/o propone una solución; en tu artículo de ayer, aparte de “guabinear” en las posibles soluciones a lo que llamas la “imposición” de las candidaturas regionales, no “se le ve el queso a la tostada”. ¿Sabes por qué? Porque independientemente de lo que digas YA NO PUEDES HACER NADA PARA CAMBIARLO. ¿Te imaginas a Chávez anunciado públicamente que, gracias a las críticas de diversas personas, antes del 16 de Diciembre se elegirán los candidatos a Gobernadores de otra manera? No. Entonces, tu crítica aparte de inoportuna, es absolutamente estéril. Puede ser perjudicial más bien.

De esos más de 8 millones de personas que apoyamos a Chávez, hay un porcentaje importante que aún no ha decidido si apoyar al candidato de la Revolución en los comicios regionales. Esas “críticas” de tu parte, hacen daño aún cuando puedas tener buenas intenciones (presumo tu buena fe, porque no tengo elementos de convicción que me permitan presumir lo contrario). Si Globovisión dedica toda su programación a difamar a los candidatos del Chavismo, no importa. Eso sería “una raya más pa´l tigre”, ya sabemos de que bando vienen las críticas y eso no nos toma por sorpresa; en cambio si un indeciso de esos que menciono lee tus columnas, existen probabilidades que piense “Oye pero esto que dice Nicmer Evans es cierto, yo mejor me abstengo o voto en contra. No lo está diciendo la oposición, lo está diciendo la misma gente del Chavismo”. ¿Beneficia eso a Chávez? Evidentemente que no. Beneficia a quienes lo adversan. Entonces, si eso no beneficia a Chávez, puede afectar su imagen y puede restarle votos, ¿para qué lo escribes?

Sin ánimos de ofender, gracias a tu conducta concluyo que uno de los sujetos más impúdicos y escabrosos de la oposición, como lo es Henry Ramos Allup, es un político inteligentísimo. Comparo tu escrito (irresponsable, desde mi óptica) con la actitud del referido personaje, quien fue prudente in extremis cuando, haciendo un titánico esfuerzo para camuflajear como unidad opositora, la desleal y miserable intriga existente entre los integrantes de la MUD, soportó ser vejado y marginado cual leproso, todo con tal de evitar magnificar la envidia y lucha de intereses que en esa madriguera de amorales se desarrollaba sigilosamente. Ahora, leemos a Ramos Allup criticar todo lo que allí se hizo. Nuevamente lo vemos en la Tv y en la prensa escrita. Supo callar, evitó hacer daño a su opción política y, justamente después de las elecciones, perfila su puntería con la verborrea visceral que lo caracteriza, en contra de los líderes de la MUD (vgr: Leopoldo López). Esa, amigo Nicmer, es la actitud. Lástima que tengamos que ejemplificar con Adecos para que los nuestros actúen de manera más prudente, con la intención de preservar un liderazgo que, por muy bueno e indiscutible que sea, en mayor o menor medida siempre ha sido vulnerable.

Reitero que no critico tu postura en sí, no critico el fondo de tu mensaje. La ineficiencia en la Revolución existe, el mismo Chávez lo reconoce (recordemos el regaño a Tarek por el denigrante estado de la vialidad en Puerto La Cruz). Critico, si, la oportunidad en la cual las esgrimes. Creo que más prudente era esperar días después de las elecciones de Gobernadores y, que esas propuestas que hoy realizas, las formularas para escoger los candidatos a Alcaldías. Mantengo mi respeto hacia ti, solo te pido prudencia. Entiendo y, concomitantemente, te pido que entiendas a todos esos que te “caen encima”. Recuerda que todos los domingos en Globovisión hay un programa cuyo presentador es Ismael García, personaje de ínfima consistencia moral que en su momento fue pieza clave del Chavismo, recuerda que cuando en pleno golpe de Estado el canal 8 recuperó su señal, Vladimir Villegas estaba en sus pantallas celebrando esa victoria revolucionaria. Míralo ahora. Recordemos a Baduel, recordemos a Rafael Simón Jiménez, El Gato Briceño, Henri Falcón y muchos otros tarifados de la política que enajenaron sus ideologías y hoy lamen las botas de quienes antes adversaban con aparente sinceridad. Acertado el refrán popular que reza “El que está pica´o de culebra, cuando ve un bejuco se asusta”.

Entiéndenos amigo, ten presente esto cuando redactes cada uno de tus artículos: el Chavismo, a lo largos de estos 15 años, ha sido picado por culebras de todo tipo, por eso, cuando leemos tus “bejucos” nos asustamos y, consecuencialmente, reaccionamos. Espero que mis críticas a tus críticas sean recibidas de la misma manera en que demandas que sean recibidas las tuyas.

[email protected]


Twitter: @jorgearzolay

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2320 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152975.htmlCUS