¿Dónde quedó el GPP luego del 7-O?

Atendiendo el llamado de nuestro Comandante Hugo Chávez luego de la victoria popular del 7-O, en donde nos exige ser autocríticos de manera responsable, me pregunto: ¿Qué pasó con el GPP?. Esta reflexión despertó desde el mismo momento en el que, sólo el PSUV anunció el listado de candidatos y candidatas a las gobernaciones para las elecciones regionales del 16-D; la misma sigue en pie influenciada por cada aparición de estos candidatos y candidatas en el Sistema Nacional de Medios Públicos, cuando son presentados como candidatos del PSUV a tal o cual gobernación.

Es importante aclarar que el hecho de que Chávez haya ganado en 21 de los 23 estados del país, no implica que esos serán los mismos resultados en las elecciones regionales, el descontento nacional hacia el PSUV se hizo sentir a lo largo de la campaña de las presidenciales, un partido que fue creado con la idea de generar el empoderamiento del pueblo y la participación activa y militante de los chavistas en su estructura, se ha convertido en una replica de los partidos políticos típicos de la burocracia burguesa, con esto en el tapete, se ponen en riesgo incluso gobernaciones que están en este momento del lado de la Revolución.

Lo que llevó a Chávez a ganar en la gran mayoría de los estados del país, además de su liderazgo, carisma infinito y la empatía que genera entre los que lo seguimos, fue la alianza estratégica establecida con importantes partidos políticos de izquierda y movimientos sociales aglutinados bajo la figura del Gran Polo Patriótico, en este sentido, si se rompen estas alianzas, tal y como está pasando en algunos estados del país, la oposición seguirá ganando terreno. En este momento es inaceptable que el PSUV pretenda presentarse como el partido más poderoso del país, su dirigencia, debe abrir los ojos ante el escenario político real, el PSUV solo no gana todas las gobernaciones.

Si observamos de cerca los resultados por estado en la contienda electoral del 7-O y a los votos obtenidos por Chávez le restamos aquellos que obtuvieron el Partido Comunista de Venezuela, TUPAMAROS, REDES, MEP y UPV, entre otros, el escenario cambiaría drásticamente, el mensaje queda claro, estos votos hacen falta para ganar la mayoría de las gobernaciones del país. La importancia de las elecciones regionales es vital para la consolidación de la Revolución en Venezuela, ya vemos como Carabobo, Miranda, Nueva Esparta, Zulia y Táchira, gobernados por la derecha, ponen obstáculos para el desarrollo de las políticas del Gobierno Nacional en estas entidades.

Si queremos obtener otra victoria perfecta, tal y como lo han anunciado varios de los candidatos y candidatas a las gobernaciones, hay que retomar las alianzas que influyeron en mantener a Chávez en la presidencia, pero también los candidatos deben saber incluir realmente en sus políticas y planes de Gobierno al Poder Popular, a los otros partidos políticos y a los movimientos sociales, las banderas del PSUV deben ser guardadas tal y como se hizo en la campaña presidencial, el GPP debe funcionar como elemento aglutinador. Sólo así se logrará la victoria perfecta el 16-D.





Con Chávez todo, sin Chávez nada

Independencia o nada!

Comunas o nada!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 759 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152937.htmlCUS