Seamos Mercosur

El presidente Chávez anunció hace unas semanas que lanzaría la Misión Mercosur, en ocasión de nuestra reciente incorporación como miembros plenos de uno de los bloques de integración regional más importantes de nuestra América. Mercosur es un espacio maravilloso para el desarrollo de un gran polo de poder, tal como lo expresan los objetivos históricos que el comandante Chávez nos propuso en la recién culminada campaña electoral para el nuevo período. Pero más allá de las relaciones comerciales que marcan los procesos de integración en los protocolos de origen de Mercosur, la fuerza viva de los pueblos van marcando un sendero. En Mercosur cada día se trabaja en la resignificación de sus códigos, el Mercorsur social, por ejemplo, está llamado a convocar cada vez más a los pueblos a una relación dialógica y de hibridación que nos fortalezca como polo de desarrollo.

El otro tema que se ha venido abordando, pero que amerita un impulso diferente, es el de la Reunión Especializada de Comunicación Social, puesto que más allá de plantearse la integración de acciones comunicacionales para sus cumbres, debe impulsar políticas que contribuyan a la construcción de nuestra identidad mercosureña. Esto nos hará sentirnos cada vez más parte de un proyecto económico, social, político y cultural que se complementa y que se amalgama para definir nuestro imaginario como nación.

Los medios públicos de los países miembros deben funcionar también como un sistema, tal como hiciera el llamado el presidente Chávez en Consejo de Ministros, que nos permita conectarnos con regularidad para re-conocernos, pues no me cabe ninguna duda de que si hacemos una encuesta, muchos no sabrán señalar en un mapa dónde queda Uruguay, por ejemplo, que es el país sede del Mercosur. Y mucho menos sabremos sus costumbres, tradiciones, historia y luchas.

La Misión Mercosur no solamente debe centrarse en los rubros de producción que podemos desarrollar para la complementación económica, sino fortalecer día a día nuestra identidad latinoamericana, nuestro saber propio, único camino real para poder resistir los embates imperiales.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 874 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152933.htmlCUS