La rifa de los petrorinocos (parte II)

Una nueva entrega de bonos petrorinocos al sector universitario y otra decepción en todos mis compañeros que esperábamos salir favorecidos en el nuevo SORTEO.

No es desespero o desilusión porque no nos hayan incluido. Es rabia, es indignación de ver tantas injusticias juntas NUEVAMENTE.

El grupo de esperanzados que nos reunimos cada lunes en sede del Consejo de Profesores Jubilados, somos universitarios egresados entre 1998 y 2004, con edades entre 57 y 67 años. Esta vez observamos cómo fueron ¨favorecidos¨ varios trabajadores de nuestra Facultad, por lo que conocemos directamente sus edades, fecha de jubilación y estado físico.

¿Qué vimos?

Se volvieron a repetir casos de nuevos ¨sorteados¨ con edades menores de 60 años. Se volvieron a repetir casos de nuevos ¨sorteados¨ jubilados después de 2002. Se volvieron a repetir casos de nuevos ¨sorteados¨ con edades menores de 60 años y recién jubilados. Se volvieron a repetir casos de No ¨sorteados¨ con más de 70 años de edad.

Y no es que seamos egoístas y neguemos el derecho de ellos a percibir su dinero. Todo lo contrario, nos alegramos por ellos. Pero la decepción por ver tanta injusticia causa inmensa INDIGNACION y acredita los ataques al sistema de selección.

Sra Hung, Sra Osuna, ustedes que son quienes seleccionan semanalmente a los ¨ganadores¨, explíquenle al personal universitario ¿porqué aparecen quienes no deberían y dejan tantos que lo merecen primero?; ¿porqué hay tantos trabajadores molestos?

Y no me vengan con el cuento que se debe a errores de las respectivas Universidades en la emisión de la data laboral, porque eso no justifica el adelanto de otros sobre quienes no fueron rechazados. Además la data de rechazados por inconsistencias no ameritaba (según varias universidades) ser devuelta, y en todo caso debió solicitarse su corrección antes de agosto y no en octubre, un mes después de haber iniciado la ¨rifa¨. Menos aun, pretender que los rechazados deberán esperar hasta 2014 para incluirlos. Ahora, para completar, nosotros pagamos por la pelea entre OPSU y Universidades; ¡es el colmo!

Al menos, en esta semana ya estamos comprendiendo alguno de los ¨criterios¨ de selección que OPSU está empleando; más bien criterios de exclusión, diría yo:

Los jubilados antes de 1998 que han reclamado por diferencias en sus pagos de prestaciones e intereses cobrados, no se incluyeron.

Los jubilados entre 1998 y 2001, que cobraron en 2006 el 30% de sus intereses de prestaciones, no se incluyeron.

Los jubilados que laboraron en la administración pública antes que en la universidad, también los castigaron excluyéndolos.

Al resto del personal los van sorteando según…., según…., según nada, no me atrevo a decirlo, pero es sospechoso lo que sucede en ese organismo.

Por cierto, ¿será también que están aplicando la Lista TASCON, pero al revés? Sino observen quienes han salido primero. ¿Qué pensaría usted de que unos cuantos de terribles personajes antichavistas le fueron adelantados sus pagos?

Entre los años 1998 y 1999 la cantidad de jubilados que laboramos en la administración pública es mayor que en otros periodos. Si, y tuvimos que esperar 6 años para cobrar unas prestaciones pobres (por los bajos sueldos de esa época); ahora se nos pretende castigar de nuevo, retardándonos el pago de los intereses.

Prof.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1224 veces.