Carta respuesta a J. A. Ndong, amigo de Guinea Ecuatorial.

El día 23.10.2012, recibí de J. A. Ndong, ingeniero petrolero de Guinea Ecuatorial, vía, el siguiente correo electrónico:

“Hola Profe: Te escribo desde Madrid. Estamos aqui, desde hace dos dias, negociamos un Acuerdo con una empresa americana. La realidad es otra, España es más de lo que usted escribe. La crisis ha llegado a niveles inimaginables. Todo el pueblo llano se queja, nadie tiene para comer al dia. Hoy nos ha ocurrido algo muy curioso, mientras negociábamos en la sala, alguien empezó a comer la merienda que teníamos preparada en el hotel, pero fuera de la sala. Nos pusimos a lamentarlo, nadie se atrevió a reprender al pobre hombre.

Saludos”.

Respuesta:

José Antonio, no tienes idea de cuánto me place y enorgullece el comunicarme contigo por este medio, atravesando el Atlántico virtualmente y, a través de ti, saludar a los técnicos petroleros que, desde Guinea Ecuatorial, vinieron a Maracaibo en enero pasado a recibir el curso que sobre Economía Petrolera les dicté en el posgrado de Economía de LUZ. .Recuerdo que en una ocasión hablamos de la situación en Venezuela, de la que tú tenías una percepción completamente divorciada de la realidad debido a la información falsa y distorsionada de los medios. El problema de la seguridad es común a todos estos países subdesarrollados, un elemento más de los tantos que heredamos de anteriores regímenes cuya doctrina esencial es la del consumismo y, como consecuencia de éste, la imposición del atraso, de la pobreza, de la miseria, de la marginalidad, a la cual estuvimos sometidos durante dos siglos de explotación inmensurable por parte de las transnacionales. Por eso los países de América Latina y Caribeña buscan denodadamente la integración, tanto en lo comercial, como en lo económico, lo financiero, pero también en lo energético, en lo social, en lo cultural, con solidaridad y complementariedad, en el deslindamiento de las fronteras, para así enfrentar la gran fuerza negociadora de la Unión Europea, de EE.UU, de Japón, de China.

La crisis económica, financiera, social y política por la que están pasando EE.UU, España, Grecia, Irlanda, Italia, Chile, México, y muchos otros países más que han sido atrapados por el neoliberalismo, no es casualidad, sino causalidad. En todos esos países unos pocos, los especuladores que representan a la banca, a la economía financiera, al gran capital, se enriquecen a costa de las mayorías, que cada día se empobrecen más y más y crecen en número, en desempleo, con menoscabo de la seguridad social, de ña sañud, de la educación, de la alimentación, de la vivienda.

Todo lo contrario sucede aquí en Venezuela y en varios países de América Latina. Se acrecienta la lucha contra la inseguridad, contra la violencia, a favor de la salud, de la educación, del bienestar social, a favor de lo cual se entregan a diario centenares de viviendas a los pobres. El año pasado se entregaron 146.000 viviendas, este año se han entregado 40.000 y de aquí a diciembre se entregarán otras 164.000 que ya están en construcción, para completar 350.000 que fueron prometidas desde abril del año pasado, además de créditos y ayudas para el mejoramiento de las residencias de decenas de miles de otras viviendas a venezolanos que las solicitan, así como créditos a ínfimas tasas de interés para venezolanos con ingresos inferiores a los cuatro salarios mínimos. El PIB creció, en 2011 en 4,2% y en el primer semestre de este año creció 5,6% con el pronóstico de llegar a 5,8% al termino del año. El desempleo ha caído de 16% en 1998 a 7,3% en septiembre de 2012. La inflación, que se recibió en 36% en 1998, caerá este año a 18%; en este momento, el acumulado de enero a septiembre es de 11,6%, un promedio de 1,29% mensual. Dos añoa antes de ganar Chávez las elecciones y el gobierno, la inflación, en 1996, fue de 103%.

La regalía petrolera en 1998 era de 1% y hoy es de 33%; el impuesto sobre la renta petrolera era de 34%, hoy es de 50%. El Estado, propietario de la estatal PDVSA, recibió en la década de 1990 un promedio de ingresos fiscales de 22%; hoy recibe un 70% de los ingresos petroleros totales de PDVSA, cuya mayor parte va a las Misiones que, en número de 28, ha creado el gobierno para atender a los más pobres.

Si estás conforme con lo que te he informado, lo seguiréhaciendo en posteriores notas. Puedes, incluso, sugerirme otros temas para complacerte en la medida de mis posibilidades.

Te aprecia mucho;


Prof. César Prieto Oberto

Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 878 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152897.htmlCUS