Patria socialista eficiente o muerte!

A lo largo de toda la campaña y durante esas horas previas y sucesivas a las elecciones presidenciales del siete de octubre mi cerebro se paseaba una y otra y otra vez por las diversas posibilidades que arrojaría un proceso democrático, un juego (como le dije a Capriles) en el que las reglas estaban bastante claras.

De mi parte fueron noventa días de lucha y trabajo para elevar mi auto control. Cubrir la campaña del candidato de la derecha era desde el inicio una tarea bastante complicada. Noventa días en los que fuimos, mi equipo y yo, víctimas de insultos, golpes, gritos, maldiciones y hasta logré soportar que un desconocido me escupiera la cara.

Si alguna vez pude haber dudado de mi convicción revolucionaria, cada una de esas vejaciones lo que hicieron fue fortalecer mi forma de ver las cosas. No hay duda de que la hipocresía y el odio son los principales sentimientos que uno puede encontrar en medio del frenesí de una concentración opositora.

El siete de octubre fue sin embargo el día en el que mas odio vi destilar desde lo más granado de la derecha y desde amigos, familiares y conocidos que lamentablemente perdieron su voto.

Estamos claros ya de nuestra mayoría, estamos claros que mientras otros maldicen y escupen, nosotros sonreimos y sembramos. El asunto es qué viene ahora?.. Por un momento pensé que los llamados a tomar la calle por parte de pequeños grupos radicales lograría su cometido, debo decir, que la única vez en la que escuche a un Henrique Capriles que valiera la pena escuchar fue esa noche en la que reconoció la derrota.

Ahora lo que viene es un país en el que cada falla será achacada a los mas de ocho millones y medio de ignorantes y "chabestias" que votamos por el socialismo bolivariano. Si falla la luz, es culpa de Chavez y nosotros, si asaltan, secuestran o matan a alguien es nuestra culpa también. Si un CDI está cerrado, si el metro tiene retraso, si hay cola, si se cae un puente, si explota algo o si el Caracas o Magallanes pierden en la liga profesional del beisbol.; todo será producto de haber apostado a este proyecto.

Ante esta realidad y ante el hecho de que el odio y la frustración se han elevado a la enésima potencia entre quienes creen que un gobierno de la derecha sería el "camino" a la salvación debemos ser autocríticos y eficiente, es más que un deber es el momento. Recuerdo al Comandante Chávez diciendo en el 98: "Todo lo que va a suceder tiene su hora. Es el momento!" Hoy asumo esas palabras y exijo su cumplimiento.

El Comandante debe entender que la mayoría está de su lado y que no hay mafia, ni jalabolas que puedan romper esa relación ideológica y sentimental que nos une. Que llegó el momento de enfrentar nuestras fallas con fuerza, caiga quien caiga. De quitarle a los tontos útiles la excusa de la inseguridad como argumento político. Es el momento de limpiar las instituciones revolucionarias de quienes sabotean y además tienen el derecho de ofenderse ante el sonido de una diana o el canto del Alí.

Compañeros llegó la hora de ser protagonistas de esta revolución, Comandante llegó la hora de que como dijo en el CNE renovemos y demos nuevo aliento al proyecto más hermoso de nuestra historia como nación. No hay excusas, no deben existir más fallas, nunca más ningún representante de la burguesía podrá hacer campaña con  nuestras debilidades.


Tengo fe en la designación de nuevos ministros, pero tengo más fe en la capacidad de nuestro pueblo como creador y defensor del nuevo sistema, hunos, de justicia social. Un sistema capaz no sólo de señalar las fallas, un sitema capaz de prevenirlas y reprar las existentes. Hoy más que nunca tengo fe y la certeza de que la Patria de Bolívar, Miranda, Rodríguez, Bello y Zamora debe y puede ser una...

Patria socialista y eficiente! Venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 839 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152881.htmlCUS