Limpiar de burócratas la revolución comienza por hablar claro sobre los resultados electorales

La preocupación no es el 2018, es sobre el futuro inmediato de la revolución

Ya son varios los días transcurridos desde la victoria de Chávez, y hoy ya se dió la proclamación para que continúe como Presidente. Este triunfo difícilmente le corresponde a partido o maquinaria alguna, por el contrario es producto del gran esfuerzo del pueblo bolivariano, que el mismo 4 de Octubre con su gran movilización aseguró la victoria de la alternativa que los revolucionarios nos dimos. Esto habla del gran nivel de consciencia adquirido por el pueblo, que a pesar de las debilidades y fallas del proceso no dejo espacio para que el plan neoliberal de Capriles llegara al poder, impidiendo así que nuestra Venezuela se convirtiera en una España o Grecia donde la opresión al pueblo es hoy pan de cada día.

Luego de esta victoria el mismo presidente ha hablado de un nuevo ciclo del proceso, pero las primeras acciones distan de esa intención, y me refiero a la nula preocupación por abrir un gran debate respecto a los resultados electorales. Por parte de la burocracia se ha tratado de instalar como matriz de opinión que el gran éxito de estas elecciones fue la gran participación del pueblo, y es obvio que hay que celebrarlo, ¿pero usar ese hecho para ocultar el debate real sobre nuestros resultados? es más de lo que venimos criticando del ciclo de gobierno anterior: La manipulación de la realidad para cerrar paso a las discusiones que los revolucionarios deben dar.

Cuando revisamos con detenimiento los resultados de las elecciones presidenciales nos damos cuenta que algo está pasando, así pues, la preocupación no es el 2018, es sobre el futuro inmediato de la revolución. Aquí un gráfico y una tabla que nos permite ver el comportamiento de las elecciones donde ha estado en juego el presidente Chávez:

http://aporrea.org/imagenes/2012/10/comportamiento_electoral.jpg

http://aporrea.org/imagenes/2012/10/comportamiento_electoral_en_tablas.jpg

Esto nos arroja dos impresiones inmediatas: ha sido la mejor elección de la oposición y la peor de Chávez y el dato más preciso es que la diferencia entre las dos alternativas está muy por debajo de lo común, sólo es de 11%. Esto tiene que ver no sólo con una reducción porcentual a la votación por Chávez (que tuvo un crecimiento respecto a la última elección de 10%) sino que la oposición agarró parte importante de lo que antes era abstención y de los nuevos votantes, expresada en un crecimiento de 50% respecto a su votación pasada. Políticamente habla de un crecimiento constante del electorado opositor y un decaimiento del chavismo, y para lograr explicar esto es necesario dar respuesta a algunos análisis presentados:

¿Cómo se explica estos resultados con un gobierno que ha dado tantos beneficios sociales? La utilización de los medios de comunicación del Estado es una de las primeras cosas que debemos cambiar. Medios como VTV y Radio Nacional se han dedicado a una tarea propagandística y no reflexiva. La presentación grosera de cientos y cientos de cifras positivas de la gestión de gobierno pintan una situación muy distante de la realidad, es costumbre ver estadísticas que cumplen el mismo rol de las encuestas que daban a Chávez ganador por 20% de diferencia. La realidad es que con este gobierno se han otorgado grandes beneficios sociales, pero no son suficientes porque todavía vivimos bajo la lógica capitalista. Todas las misiones están atravesadas por grandes contradicciones que restan efectividad y pegada en la gente. Mercal es un gran nido donde se distribuye comida no sólo al pueblo sino a grandes cadenas estafadoras, la misión vivienda otorga casas pero muchos burócratas se encargan de cobrar por su asignación, la misión Sucre y la UBV han graduado miles de profesionales que no tienen oferta laboral alguna, la misión agrovenezuela da créditos a medianos y grandes empresarios y no a quienes trabajan a tierra, y la Misión a Toda Vida no arroja hasta ahora resultados efectivos. Son razones suficientes que explican porque los beneficios sociales a pesar de ser importantes no son suficientes para garantizar el compromiso de muchos con la revolución

¿Si la economía ha mejorado, como es que nuestra votación disminuye? Este es otro claro ejemplo de la utilización superficial de las cifras, por ejemplo, se repite una y otra vez que el PIB (producto interno bruto) no petrolero ha crecido, pero no se dice que más ha crecido el privado que el del estado, afianzándose así un sutil desarrollo de capitalismo dentro de nuestro proceso revolucionario, por eso no es directo el mejoramiento de los explotados respecto al mejoramiento de la economía. Por otro lado como dejar de mencionar la administración de las empresas nacionalizadas bajo una concepción burocrática, donde la gestión no es transferida a los trabajadores sino a sectores políticos y técnicos supuestamente “capaces” de administrar, que en muchas ocasiones en nombre del sacrificio revolucionarios otorgan menos beneficios que los patronos privados. Aquí una razón de porque a pesar del mejoramiento económico nuestra votación disminuye porcentualmente.

Chávez se está midiendo contra el tiempo y ningún gobierno ha mantenido apoyo similar después de tanto tiempo. El mismo presidente Chávez ha hablado en numerosas oportunidades de evaluar nuestro proceso desde nuevas ópticas. La cultura puntofijista y demócrata burguesa generó un matriz de que ningún gobierno puede sostener un amplio apoyo en largo tiempo. Una revolución no se puede medir de esta manera, porque la realidad es que con una revolución cada vez son mayores los logros y los beneficios, por lo tanto mayor el apoyo. El hecho de que el tiempo juegue en contra no cabe en un proceso revolucionario, si crece la oposición y disminuye el apoyo al proceso es porque hay cosas que se están haciendo mal y se hace necesario un cambió de rumbo.

Hace falta fortalecer los niveles de consciencia del pueblo. El pueblo a lo largo de la revolución a demostrado descomunales niveles de consciencia, concretamente un 13 de Abril recuperó a su presidente, aguanto la brutal huelga de los patronos y la derecha internacional, ha empujado procesos como la Nacionalización de SIDOR y salió a la calle este pasado 04 de Octubre para subsanar los vacios de la terrible campaña que la burocracia venía realizando. Creo que si alguien debe aumentar los niveles de consciencia son los funcionarios que en vez de contribuir al fortalecimiento de la revolución tienden a usar los espacios para su propio interés convirtiéndose en grandes burócratas. La consciencia en el pueblo se ha visto ¿será que la tienen los muchos hombres y mujeres que asumen roles de dirección política?

De este ejercicio de caracterización muy general se desprende una tarea política muy importante: Limpiar de burócratas la revolución. Muchos entienden la burocracia como el conjunto de procesos administrativos que garantizan el funcionamiento del Estado, pero no es así, al hablar de burocracia hablamos de hombres y mujeres que se mueven en el entramado del estado y se mueven con una política: Utilizar las ubicaciones importantes para su interés como individuo. La burocracia como capa política se mueve consciente o inconscientemente para convertirse en una nueva capa dominante, por algo las burguesías resultantes de los procesos como la URSS y China son aquellos que pertenecieron a las élites “revolucionarias” que dirigieron el Estado.

Esta definición de burocracia por si sólo explica porque es necesario sacarla del proceso. Tienen una relación directa con la corrupción que día a día nuestro pueblo denuncia, y por ende, son los principales responsables de las deficiencias de nuestro proceso, en gran medida porque asesinan las experiencias de poder popular que mueren antes de poder desarrollarse, para garantizar su estatus quo.

Necesitamos cambios en el gobierno, y no me refiero con eso a cambiar de Vicepresidente y colocar a Nicolás Maduro, se trata de que el ejecutivo sea cada vez más democrático, para que en verdad exprese los intereses del pueblo y no los de una casta política que se hace dueña no sólo del gobierno, sino también del partido, asfixiando cualquier posibilidad de contraloría sobre la gestión.

Este 7/O el pueblo dijo que no quería cambió de gobierno, pero desde el 8/O se escucha en el pueblo la exigencia de que el gobierno de Chávez cambie para empalmar con una renovación del proceso que empuje a la transición definitiva del socialismo, que lejos de tener que ver con dialogar con la dirigencia opositora necesita de mayor diálogo con el pueblo bolivariano.

Militante de Marea Socialista.
Correo: [email protected]
Twitter: @maringalexander
Blogg: marinalexander.blogspot.com –Reflexiones para un nuevo mundo 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1966 veces.

Alexander Marín / miembro de Marea socialista


Visite el perfil de Alexander Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales