El Contra discurso Revolucionario

Estamos obligados a establecer una demarcación y diferenciación entre la condición de militante y la condición de fanático. Veamos sus implicaciones en la acera del frente para comprender la importancia que esto tiene para el proyecto bolivariano. El antichavismo es fundamentalmente una posición (enfermedad) cargada de odio, rencor y fanatismo; cuya consecuencia más inmediata y conocida ha sido: a) Chávez vete ya, b) No es No y c) Todas las calificaciones cargadas de racismo que hemos podido oír en estos catorce años.

Esta manera de actuar fanática e irracionalmente, ha conducido a los opositores darse sus duros golpes. Si somos militantes de un proyecto y no unos fanáticos, estamos en condiciones de precisar muy conscientemente qué situaciones o hechos favorecen el desarrollo y qué elementos complican su existencia. Ser militante, nos ofrece la oportunidad de oír, leer, juzgar y actuar correctamente sin la posibilidad de contaminar las situaciones.

Hemos oído muchas cosas buenas y no le hemos prestado suficiente atención y se han quedado regadas por ahí sin un efecto práctico. Oímos (¿o no?) muy recientemente de boca del Presidente y líder de este proceso, la necesidad de ser mejor gobierno. Chávez lo dijo claro, para ser mejor gobierno hay que ser eficaz y eficiente. Esto lo oímos, pero el contra discurso va por otra lado y las preocupaciones se ubican en otros sitios.

Si Chávez planteo la necesidad de ser eficaz y eficiente es porque tiene una idea que confirma una situación contraria, pero no sabemos en verdad, cuánto de ineficiente es el gobierno central y cuánto de ineficiente son los gobiernos estadales y locales. Si nos interesa esto, como creo que en verdad nos interesa mucho; la decisión debería en primer lugar entrar por casa. Nos interesa ser mejor gobierno porque en la medida en que logramos ser mejores, las respuestas serán oportunas, rápidas y los descontentos que se concretan en votos en contra, se reducirán al máximo

Si Henry Falcón y el “gato” Briceño estuvieran aún con el proyecto, por obra y gracia del contra discurso revolucionario, fuera impensable en verdad, una revisión de la gestión de estos dos personas. Este hecho, que inscribo como un contra discurso, es muy fácil observarlo en el proceder de los cuadros nacionales. Este contra discurso parte del principio, según el cual, la corrupción existe sólo en el campo de la oposición y que nuestras autoridades trabajan cumpliendo al pie de la letra con el lema de la nueva ética socialista. Nos interesa vigilar al otro, pero los votos perdidos son para nosotros y por las causas que le imputamos a los opositores. No pasa por la mente de los que sostienen este contra discurso, que es una obligación moral y política estar muy vigilante ante la total limpieza de la casa y eso nos obliga a revisarnos. Debería ser parte de una rutina, meterles en primer lugar la lupa a nuestras autoridades en funciones de gestión y con ello, también nos cabe (moralmente) la posibilidad de meterle igualmente la lupa a las gestiones de la oposición.

Es muy bueno que se abra una investigación contra el gato Briceño y Henry Falcón, pero no dejo de recordar que por alguna razón; el Proyecto Nacional Simón Bolívar mantuvo a la “nueva ética socialista” como un primer lineamiento. Esta revisión, sin lugar a dudas colocaría el dedo en muchas gestiones que se han convertido en un canal por donde se no han ido votos e importantes voluntades comunitarias.

Es una obligación abandonar la condición de ser fanático porque esa posición nos hace ser un objeto. Necesitamos asumir la condición de militante, porque esa condición, nos ofrece la oportunidad de querer al proyecto con otro sentido y visión. Ser militantes nos da valor y argumentos para saber que la cultura del dinero existe y hay concretas y reales posibilidades de contaminaciones. Necesitamos tambien y de manera muy urgente, que nuestros cuadros tengan un pensamiento y una práctica revolucionaria, que no esté activa por un proceso de retaliación: Duro con la Corrupción y si es de nuestro lado, actuar con más fuerza.

@evaromar


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1612 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152525.htmlCUS