Qué bolas con lo de "Chávez traidor"

En este mundo de la revolución se encuentra uno con cada ejemplar que pretende dar clases de política doméstica a los demás y por si fuera poco tiene la cachaza de acusar al líder de la revolución de traidor, estos especímenes nunca han tenido, ni tendrán en sus mentes la sindéresis suficiente para el análisis tanto de la coyuntura como del proceso revolucionario con cara al futuro.

No pretendemos erigirnos de ninguna manera de abogados defensores y mucho menos de fariseísmo político, pero coño no puede ser revolucionario quien antepone una arrechera circunstancial tratando de ganar no se que vaina, atacando al presidente quien ha demostrado que es un hombre integro y que en el peor de los casos no se le puede decir que tomó una decisión calculando otra cosa que no sea en beneficio de lo que tanto ha luchado, arriesgado y dispuesto.

La miopía política es parte de la tragedia de la izquierda en el mundo y lo fue particularmente en Venezuela en toda época, aunque es bueno estimar que no creo en esos que de buena lengua llenan de palabras sus desaciertos a la hora de pronunciarse en materia electoral y política.

Alguien dijo y creo que fue Guillermo Garcia Ponce, que no hay algo tan cerca de la derecha quien en nombre y haciéndose pasar por izquierdista, ataca a su propia gente, terminando casi siempre en la derecha.

Nnuestra historia política está repleta de estos imbéciles de doble discurso que terminan arrastrados por la historia. Un sólo ejemplo voy a colocar en el debate, porque de esto se trata, al menos es lo que creo, tocando el tema del disgusto del señor este cuyo escrito es infame, es decir el electoral. ¡Qué bochornoso sería que en el Estado Bolívar ganara Andrés Velásquez! ¿Que pasaría con las empresas de la Guayana productiva, acero, aluminio, hierro, oro y mucho mas, el saboteo sería todos los días y a toda hora?.

A los camaradas del PCV, que han demostrado una y mil veces su vocación revolucionaria, humildemente les hago un llamado a no ser arrastrados por la historia que está creando la revolución bolivariana, es tiempo de la dialéctica en la cual dos más dos a veces no es cuatro, por el contrario, la humildad en los sueños y la realidad en el despertar, impone cada vez mas que enseñar es mejor que caer a palos al estudiante.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1585 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152500.htmlCUS