Fiesta en Anzoátegui y no es del asfalto aún su color

Bueno, compatriotas, continúa la fiesta electoral. Son como las fiestas patronales con ferias, varios días intensos de movimiento popular. Nos hemos vuelto unos campeones en eso de echarnos “votos” y el mapa de la patria se bañó de rojo salvo unas manchas andinas. Chávez es Chávez, motor de empuje emocional hacia el triunfo. Portaaviones de muchos y que chavistas que una vez en su poder pequeño, gobernaciones y alcaldías, se sienten unos chavecitos y, de vainas, cuando quieren ganar pueblo nombran al Líder. Ocurría con Anzoátegui. Líderes que se lo creen porque regalan y regalan, y construyen obras de donde, según se escucha, obtienen beneficios extras. Y otras variadas maneras de corrupción, de la heredada, difícil de erradicar por lo menos hasta la próxima generación, si es que le ponemos corazón para combatirla mientras enseñamos lo correcto a las nuevas generaciones.

Nos informó una persona que trabaja en una empresa de suministros varios para organismos públicos que hay una gente de compras de una alcaldía de la zona norte metropolitana que exige 30 o 40 palos de comisión y… en efectivo. ¿Quiénes recibirán la partición de la cochina, porque no puede ser sólo para esa persona? Del alcalde de Puerto La Cruz he oído, se lee en periódicos digitales, que se enredó con un maletín de dólares en el aeropuerto. Hay silencio al respecto. Exigimos investigaciones profundas.

Otra persona de la empresa privada, en una reunión familiar a la que fui invitado ya que todavía voto en Barcelona, comentaba que en el Seniat de la zona exigen comisiones cuando van a hacer una transacción determinada –que no recuerdo- y es el jefe del organismo. Me comentó, como todos lo sabemos, que nunca le ocurrió durante la gestión de Vielma Mora, Dios gracias incorporado a los mecanismos de poder y que ojalá el Táchira lo recuerde y le dé su respaldo. Así como leí en Aporrea que piden a Samán para la Alcaldía Mayor quien contará con buen respaldo. Hay que investigar, no podemos dejarlo como simples habladurías. Esa es una verdadera acción revolucionaria. Quién sabe si una de las tantas “R”.

Con la salida de opción de Tarek volvió la verdadera ilusión revolucionaria en una verdadera fiesta. En Anzoátegui estaba todo el mundo alterado y preocupado por quién sería el candidato nuestro, angustias y molestias cuando alguien asomaba que seguiría Tarek. Ya al final vino un alivio, y como la debacle estadal es muy grave, incluye la indiferencia de los alcaldes por resolver problemas, realizar acciones ni siquiera revolucionarias, se llegó a escuchar de una terna compuesta nada menos que por Rafael Ramírez, Aristóbulo y Diosdado. Muchos esperaban la opción de Pérez Abad, luchador mini empresarial al lado de Chávez y con buenos quilates par enseriar la gestión de gobierno, y hacerla revolucionaria. Finalmente escuchamos el anuncio y la gran responsabilidad que le cayó a Aristóbulo por lo que nos vino un fresquito ya que todos conocemos su esfuerzo revolucionario y siempre ahí con Chávez y nada del levantador de pesas.

La campaña tendrá que ser con todos los hierros para poder convencer a propios y opositores de que un gobierno de Chávez extendido, o sea que un gobierno revolucionario es la mejor opción por encima de cualquiera escuálida, y más que la adeca de Barreto Sira.

Esperemos que una vez con el triunfo ubique en los cargos a personas idóneas (me informaron que el de Obras y mantenimiento es un abogado, desde años, con razón… y el de turismo un hombre ligado a la negociadera, desde años) y bien comprometidas con Chávez, con el pueblo, que se conviertan, o los conviertan, a cada uno, en transmisores de ideología, en información de gestión. No como ahora que nos los vemos en ninguna forma de campaña, que debe ser diaria. Ni incluya a ni-nis para sus intereses personales con aquella justificación de que son de su confianza, como ahora. Mucha militante de la revolución tiene credenciales y corazón para acometer su gestión con eficiencia, hacia el éxito colectivo. Como leí de un articulista, que la maldición de Cayaurima de una vez por todas la supere un afrodescendiente buen revolucionario: Aristóbulo.

Anzoátegui, como dijo Aristóbulo en su inscripción electoral, y como se lo dijo el Presidente cuando le dijo “anda Aristóbulo, rescata a ese estado, busca a las comunidades…”, ese estado requiere de mayor participación de todos para su construcción integral; darle impulso al empoderamiento del pueblo que es una característica revolucionaria. Quitarles el poder a los gobernadores y alcaldes (esas) que sean solamente los aportadores de recursos y facilitadores en los proyectos concebidos por las comunidades, y entre sus prioridades.

Bueno Aristóbulo, desde Caracas para Anzoátegui escribo esperanzado de ver en buenas manos revolucionarias al estado donde viví, te auguramos éxito electoral, ese pueblo responde a todo lo que se refiera a Chávez, aunque los “lideres menores” crean que es por su “esfuerzo??” y sus bonituras. El presidente Chávez ha seleccionado lo más activo y leal de nuestros equipos políticos, con algunas excepciones a mi manera de pensar, como en Bolívar y Trujillo, muy cuestionados.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1810 veces.

Simón E. Lacise


Visite el perfil de Simón Lacise para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.