El apoyo a Chávez empieza por el apoyo a su estrategia

Irreverencia en la crítica, Lealtad en la acción

El líder de la Revolución Bolivariana es solo uno y su nombre es Hugo Chávez Frías, no porque lo diga yo, sino porque lo acaban de decir más de ocho millones de compatriotas que reconocen su liderazgo y el acierto de su proyecto socialista, nuestro proyecto socialista.

La oposición en una cuenta sacada por los sesudos analistas y numerólogos se empeña en decir que el país está dividido en casi dos mitades, desiguales, donde ellos son los intelectuales y eruditos y la por escaso margen porción minoritaria y nosotros los ciegos seguidores, sin voluntad propia y por escaso margen mayoría.

Los números tienen tantas aristas que nunca terminaremos de sacarle las puntas que tiene, estas puntas son infinitas y se pueden afilar hacia el lado que el afilador quiera; por ejemplo se podría decir que Venezuela tiene 30 millones de habitantes de los cuales 19 son mayores de 18 años y por lo tanto están habilitados para votar; de esos 19 millones solo 6.5 millones votaron contra Chávez (ojo contra Chávez, no por Capriles); en términos porcentuales eso es el 34% del padrón electoral, el resto ya sea porque votaron a favor de Chávez (8.3 millones) o porque no votaron contra él suman en términos porcentuales el 64% es decir  12.5 millones de venezolanos, mayores de edad.

¿Y qué pasará con los 11 millones de menores de edad (no necesariamente niños) que suman el resto de los habitantes?, supongamos que los 6.5 millones de contra Chávez son 3 millones de solteros y 3.5 millones de casados que los convierte en casi 2 millones de parejas y estos a su vez tienen un promedio de 2 hijos por hogar; eso nos deja 4 millones de potenciales contra Chávez menores de edad y 7 millones de potenciales chavistas e indiferentes menores de edad.

Sumando eso tendríamos un escenario de 10 millones de contra-Chávez y 20 millones de los cuales 8.5 son declarados Chavistas, con unos 6.5 millones de menores de edad a su cargo (uno porque son mas y otro por la fórmula mágica que hace que los pobres tengan más muchachos) haciéndolos potenciales Chavistas y el resto serian los 3 millones de indiferentes mas unos 2 millones de menores que tendrán a su cargo.

Totalizando tendríamos un tercio de la población en contra de Chávez y el proyecto que el encarna, el resto estaría a favor o simplemente no estaría en contra.

¿Con un escenario así como podría ser difícil recuperar las gobernaciones? Solo con una mala estrategia se podría perder; los resultados electorales dependen en extremo de la estrategia que se use para ganarlas.

Una mala estrategia sería la de plantear la posibilidad de un candidato que genere división interna, es decir, entre los grupos locales que genuinamente aspiran llevar las riendas de la gobernación no se puede elegir a uno sin que esto genere molestias a los demás, incluso haciendo elecciones internas como ya hicimos para las regionales pasadas.

En este momento priva la unidad, no es tiempo de recular ni de vivir de leyendas  es tiempo de seguir la estrategia, es tiempo de coronar con jaque mate el jaque en que tenemos puesta a la oposición.

Los medios opositores se encargaran en estos días de alimentar las diferencias de los compatriotas, atacaran la decisión del comandante de desplegar para la ofensiva de diciembre a sus mejores generales directamente comandados por él en persona; no les sigamos el juego podemos ser irreverentes en la critica pero si somos desleales en la acción estamos condenados irremediablemente al fracaso.

Chávez ha demostrado ser un estratega por excelencia y ha demostrado su amor genuino hacia el pueblo, Chávez ha demostrado con sus aciertos y errores que en su mente solo está la estrategia que nos lleve a lograr el máximo sueño de obtener la mayor suma de felicidad posible.

Los números hablan a nuestro favor, pero si nos convertimos en guerrilla dentro de nuestras propias filas estamos irremediablemente perdidos.

El equipo de ex ministros que Chávez ha mandado a encabezar el combate regional no solo es de primera, es un equipo completamente fiel al comandante y completamente conocido por él.

Que de lujo para Miranda un gobernador como Elías Jaua, ex vicepresidente, es que hasta a los que viven en Chacao, Baruta, El hatillo y sitios donde ganó Capriles les conviene un gobernador que esté tan cercano al presidente.

Qué gobernador más de lujo para Aragua, Tarek, uno de los más eficientes ministros; Que gobernador mas de lujo para Nueva Esparta, Mata Figueroa, un ilustre margariteño que llegó a lo máximo a lo que se llega en su profesión sin ninguna tachadura y por el contrario coronado de éxitos.

Erica Farias, para Cojedes, quien puede dudar de su capacidad, su eficiencia y su lucha comprometida; que gobernador mas de lujo para Anzoátegui, Aristóbulo; entre otros.

Unidad, unidad, unidad; en diciembre hay solo dos opciones o tomamos las gobernaciones o se las damos a la oposición, no hay medias tintas ni medios resultados.

El comandante presidente apoyado por todos los que por el votamos ha lanzado una estrategia, sigamos confiando en él; no tiene sentido ganar las presidenciales, gritar a todo pulmón: Te amo Chavezzz! Si no aceptamos con alegría, con firmeza y con determinación su dirección.

Todos a votar por Chávez en diciembre, todos a la reafirmación de que somos mayoría absoluta, todos a demostrarle a los numerologos y sesudos analistas que el país no está dividido en casi dos mitades, ellos no son más de un tercio de la población.

Irreverencia en la crítica, lealtad en la acción.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1581 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152221.htmlCUS