Principales desafíos para el Chavismo en el nuevo período de gobierno revolucionario 2013-2019

La grandiosa política de inversión social con misiones y programas para los sectores más necesitados de la población se ha fortalecido como base material del nexo directo entre Chávez y el pueblo desde 1998. Asimismo la justa distribución de la renta petrolera, a partir del rescate de PDVSA en 2002, es hoy el eje económico que ha hecho realidad el desarrollo de un nuevo Estado de solidaridad accesible para todos.

La reelección del Presidente Chávez en 2012 ha demostrado su credibilidad y conexión afectiva con la mayoría del pueblo venezolano. Ha sido derrotado el psicoterror mediático de las clases altas y potencias extranjeras, pues nuestro líder sigue inspirando un nivel de participación popular que va en aumento cada vez que se presenta como candidato presidencial.

Prioritario es socializar el poder en las relaciones de trabajo, tanto en el sector público y privado, en correcta aplicación de la nueva Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras. Es tiempo propicio para empoderar aun más a la clase popular y trabajadora en la construcción irreversible del socialismo bolivariano.

El éxito del PSUV en casi todas las regiones del país y la gran ventaja en poblaciones llaneras, rurales y semi urbanas indica la respuesta positiva de los más humildes hacia las políticas de justicia social dirigidas a esos segmentos. En esta nueva etapa de la revolución, urge que los dirigentes de todos los niveles eleven la eficacia y eficiencia de su gestión para aproximarse al nivel de confianza que Chávez recibe del pueblo.

Constitucionalista. Profesor UCV.

http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1055 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a152158.htmlCUS