Contra el poder

Vídeo de niño Esteban demuestra como enferman algunos medios de comunicación

Perdió Capriles, todo el mundo lo sabía, menos una minoría que se cree el ombligo del universo y que no sabe dividir. Perdió Capriles, y una minoría de locos paranoicos comenzó a insultar a todo el mundo por mensajes de textos y mensajes en el ping. Y el colmo de esa estupidez son dos adultos grabando a un niño supuestamente llamado Esteban llorando por la derrota de un candidato que todo el mundo sabía que iba a perder. Perdió Capriles y otro idiota lanza una cadena que no darán más propinas y no comprarán a buhoneros. Esa minoría, que siempre será minoría está enferma, es racista y parece que estaba en coma los últimos catorce años, en los que Chávez ha ganado más de quince elecciones. La versión digital de la revista Semana, medio de comunicación colombiano otra vez, muestran el vídeo del niño. Y realmente da asco que un adulto persiga a un pequeño de aproximadamente cuatro años para grabar esa escena dantesca que tuvo que ser influenciada por un adulto irresponsable.

Los medios de comunicación como Semana, que se sigan prestando a inventar noticias de laboratorios deberían ser castigados penalmente por violar la integridad de un niño. Que un adulto irresponsable grabe al niño para semejante mensaje ya es bastante preocupante, pero que un medio se preste para multiplicarlo como si fuese una noticia política es un delito, debe ser un delito, es inmoral y asqueroso.

Volviendo al tema de las elecciones, Capriles perdió porque desde hace catorce años el pueblo venezolano decidió apoyar la propuesta de Chávez, con sus defectos y virtudes, y la oposición no ha propuesto nada y los votos contra Chavez, son eso, votos en su contra, pero jamás votos en favor de una propuesta seria, viable y que los venezolanos consideren sincera por parte de la oposición.

Durante el golpe petrolero también utilizaron un niño, supuesto hijo de un militar llamando a la rebelión, durante el fin de la concesión a RCTV también utilizaron a niños especiales llorando ante las cámaras. ¿Y así quieren ganar o que se les respete?, ¿así quieren reconciliación o debatir?. Pues es imposible dialogar con la demencia en esa minoría y que han provocado los medios de comunicación.

He discutido con gente de oposición, incluso con dirigentes de oposición que tienen sus argumentos y se asumen de derecha. Pero esa minoría melodramática que insulta a todo el mundo y es capaz de asesinar personas son producto del efecto enfermizo de algunos medios de comunicación y periodistas como los tres chiflados del programa de Globovisión Buenas Noches, o el insolente periodista Jorge Ramos de la cadena Univisión que viene a insultar con sus preguntas sin fundamento alguno. ¿Libertad de expresión?, mentiras. Son un grupo de periodistas que desde hace años creen tener licencia para mentir y violar de la A a la Z el código de ética del periodismo venezolano. Cuidado, estas personas están enfermas, son de suma peligrosidad asesinan personas como en el Zulia y agreden a un niño de cuatro años como lo haría un abusador de menores. No es un chiste, tampoco es una reflexión política seria, no es noticia, no es ético, es una vulgar minoría enferma por medios de comunicación que pretende lucrarse con el excremento de la miseria humana.

[email protected]

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1531 veces.