Se eqjuivoca el Psuv. Preguntamos

Son muchas las preguntas que debemos hacernos en ocasión de los comicios regionales del próximo 16 de diciembre, si algo debemos reclamarnos es la circunstancia de no haber previsto con antelación la selección de candidatos y candidatas a las gobernaciones de Estado, aparentemente nos sorprendió la selección que anunció la directiva del Psuv, en algunos lugares en lo particular, no me cuadraban los hechos y circunstancias de algunas nominaciones como es el caso de Erika Farías, quien llanera al fin y de confianza absoluta debía asumir esa alta responsabilidad en un Estado chavista, desconozco el impacto ocasionado en la región; ahora bien, hay otros casos que en virtud de la ocasión podrían parecernos escogidos a dedo o dicho de otra manera sin consulta en las regiones. Acá me detengo, para introducir otro elemento que creemos de peso dados los resultados del 07, me refiero a la necesidad del compromiso, por tanto y cuanto, la escogencia por las bases en algunos casos no ha dado los resultados esperados, en consecuencia, ese argumento no es potencialmente definitivo a la hora de esgrimir desacuerdos por uno u otro candidato o candidata, esto como contrapeso a los otros argumentos que serían igualmente válidos. Por tanto antes de hablar de equivocación, debemos reflexionar sobre el cual es el interés común.

La confianza debe ser la palabra clave, ante las distintas escogencias, no estamos en tiempo de debatir si este o aquel, o esta o aquella; no son los convenientes en esta hora de definiciones y profundización política, asentando que no podría estar de acuerdo que algún partido o grupo, no apoye el candidato o candidata escogida, por esto o por aquello, que se pueda considerar antepuesto a los intereses de la revolución, en razón, que primero está la necesidad de obtener triunfos y no introducir elementos que aunque razonables no nos dejan visualizar el objetivo común de ganar tal o cual gobernación.

Es por ello, que la confianza debe depositarse sin condiciones de tal manera de no hacerle el juego a los opositores, un solo ejemplo para terminar, sería altamente desastroso el triunfo de Andrés Velásquez en Bolívar, por que no apoyamos a nuestro candidato, independientemente de las reservas que se tengan. Es hora de unidad, luego se reclamará y exigirá lo que la otra palabra clave impone, la eficiencia en la gestión y la relación con el pueblo.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 898 veces.