Aventis

Psicologos colapsan la MUD

Henrique Capriles Randoski, obviando a Oscaris se lanzó  como candidato a la gobernación de Miranda obviando los compromisos adquiridos con anterioridad ante la mesa de la MUD. Sigue el campo religioso cumpliendo su visión en ésta campaña electoral, conjuntamente afirmando los niveles mediáticos de la telemática junto a la psicología aplicada a los sistemas de publicidad y propaganda. Todos, desean llegar a Miraflores a pesar de los números y lo que ha indicado el doctor en abogacía Henry Ramos Allup y el editor Rafael Poleo, sobre la premura de Primero Justicia en llegar a Miraflores . Los partidos políticos  irrespetan los criterios aportados por la base del pueblo  y los núcleos de poder asumen sus propios riesgos sin considerar las gestiones de algunos dirigentes en sus respectivas comunidades .Quienes, manejan el campo de la psicología desde la oposición fracasaron en sus apuntes cuando dieron un perfil equivocado de nuestro presidente y las matrices de opinión nunca concordaron con la verdad. La aritmética tiene su importancia para explicar lo ocurrido y no para engañar al elector. Lejos, estaba la oposición que iba a salir derrotada. Claro, obviaba que mientras las mujeres pobres parían  en los hospitales, el voto chavista aumentaba por los programas sociales conocidos y hoy, las escuelas están abiertas para que cada joven tenga derecho al estudio.Debemos continuar, es una gran cruzada de docencia sociopolítica y psicológica que Capriles desde la tarjeta opositora de la unidad busco,  llegarle a los venezolanos desposeídos, pero obviaron que estos ciudadanos tienen acceso a mercal, PDVAL, bodega de PDVAL, areperas y cafés socialistas, CDI y otros servicios sociales, mientras que los psicólogos opositores como sociólogos obviaron la conexión intermitente y  mediatizante con el país de los medios, tratando de inducir el voto a través de un camino paralelo a su propia realidad.El ejercicio gubernamental y sus próximas medidas, constituyen una realidad  y  un vector indicador que evidencia si el Gobierno aprendió o no la lección.  Por su parte, el comportamiento de la oposición en las elecciones de gobernadores y alcaldes que están en puertas será la prueba de si se aprendió la lección, pero, creo que vendrán más golpes por su aspecto neófito en descubrir sus propias verdades.La burguesía nos quiere aplicar su cultura, los valores o anti-valores, así como los criterios o la ausencia de ellos, olvidan que los instrumentos de trabajo en cada venezolano es distinto  a nosotros como globalidad, (sea porque pertenecen a otro estrato social, religión o bando político), cuando no se consideran los factores que dieron cuenta de dichos valores, es decir, de las circunstancias materiales y sociales que originaron tal subcultura. El problema de claro, los psicólogos, sociólogos y religiosos de la oposición fracasaron, ellos no tienen derecho a evocar la cultura como causa del asunto político, que son "sus" valores o formas de interpretar los hechos que consideren correctos. La cultura importa, es nuestra, pero tenemos que cambiarla desde las bases materiales que la sostienen, cuando esta representa un obstáculo para el desarrollo, o para reforzar los incentivos utilitarios y normativos, cuando los preceptos culturales se alinean con los comportamientos productivos.  Y, esto es socialismo, un comportamiento disciplinado ante la ley como en la dialéctica.El movimiento opositor,  entender que las misiones y sus creadores   entienden que el desarrollo social va más allá de dotaciones puntuales y espasmódicas. Ello tiene que ver con el grado de autonomía y los niveles de independencia que los propios beneficiaros van ganando, especialmente de la mano que (no desinteresadamente) les otorga tales servicios sociales. El desarrollo social, al que debe apuntar una política social integral y liberadora, no solo se preocupa de que las familias pobres o en estado de necesidad cubran sus deficiencias, sino de cómo las cubren. De nada sirve repartir, si con ello no se logra que el beneficiario pueda prescindir de su benefactor. Y, los programas regulan y activan el voto popular, más en las clases desposeídas porque ya tienen viviendas como servicios públicos, el gobierno bolivariano los ha entendido.Vamos hacia una Integración. Ya no podemos concebir a la política social de forma disociada y sin articulación alguna con la política económica. El empleo y la generación de condiciones para una oferta y demanda de trabajo decente y digno deben convertirse en la bisagra que articula ambos componentes de una política de desarrollo. Es tener una perspectiva de país.Las demandas sociales del país  vienen girando  hacia la configuración de jóvenes luchadores socialmente.  Constituyen una realidad demográfica, junto a la necesidad de identificación con sus prioridades para mejorar las asignaciones de los recursos, las manitos blancas, nunca podrán compararse con los nuestros en cualquier nivel político y tecnologico, los psicólogos de La MUD fracasaron.           

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1092 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a152081.htmlCUS