¡Constancia y dedicación a la patria!

Al hablar del desarrollo que ha tenido la danza en nuestro país sin que ocurra un enlace inmediato con el aporte que le ha dado la bailarina Yolanda Moreno, significaría arrancarle varias páginas a la historia del patrimonio cultural de la Nación por una de las más dignas exponentes del folklore venezolano, una señora que demuestra con su amplia sonrisa y su impecable imagen cuánto amor se puede sentir por esta tierra que la vio bailar desde muy pequeña en los templetes en la Plaza Capuchinos en Caracas. El doce de marzo de 1950, el Dr. Manuel Rodríguez Cárdenas funda la agrupación Danzas Tierra Firme, siendo la jovencita Yolanda Moreno la figura principal. Ella que de niña bailaba en los carnavales en plazas y plazoletas, consiguió su propio escenario y su propia esencia en este desempeño siendo así como esta joven al frente y acompañada de un abanico de formas y colores detrás, el joropo, la fulía, el vals, el merengue y cuanto ritmo fue engendrado en las entrañas de esta tierra venezolana encontró la materialización física en este grupo. Yolanda Moreno en Puerto Rico fue bautizada como LA BAILARINA DEL PUEBLO DE VENEZUELA, pero después el poeta Rodríguez Cárdenas, su esposo, lo transforma por el de LA BAILARINA DEL PUEBLO VENEZOLANO; el crecimiento de Yolanda Moreno ha sido la evolución de la danza folclórica. Yolanda desde niña parecía estar llamada a ser artista debido a su pasión por la música, el baile, la danza; sin embargo en un tiempo la joven había optado por la enfermería. La primera bailarina del pueblo venezolano, Yolanda Moreno, nació en la Parroquia San Juan, barrio El Guarataro, Caracas. La niña que empezó en la danza a los 13 años, luego se convirtió en estrella internacional del Retablo de Maravillas, y se consagra en todo escenario que todavía pisa, como bailarina, como coreógrafa o simplemente con la emotividad que transmite como ser humano y artista.

Yolanda Moreno llevó su talento a muchos países de América, Europa, Asia, y a la otrora Unión Soviética. Ella, después de 63 años de haber entrado en el mundo de la danza va creando escuelas con su estilo de baile particular y sigue, sonriente y dinámica descubriendo matices, vueltas y movimientos que ha hecho de Danzas Venezuela su razón de vida y su pasión de trabajo. Durante su época de mayor resplandor como bailarina más de 12 millones de espectadores la vieron y aplaudieron con delirio en el Retablo de Maravillas y Danzas Venezuela, en la propia Venezuela y en el exterior, ocupando inmensos estadios, gigantescas plazas de toros y grandes auditorios en donde se aglomeraba el público para disfrutar de un espectáculo colorido y musical. Danzas Tierra Firme dejó de existir para dar paso al Retablo de Maravillas y luego a Danzas Venezuela. Algunas giras internacionales tocaron 3 veces a Unidos, 3 visitas a la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y en América Latina: Argentina, Uruguay, Chile, Ecuador y Colombia. En Europa logra el primer lugar en el Festival Mundial de la Danza realizado en 1.980 en Agrigento, Italia. En resumen el mundo entero vio un gran espectáculo de movimiento y belleza.

La fuerza y la motivación, la disciplina y la pasión han sido el alma que ha motorizado el crecimiento y la constancia de Danzas Venezuela, es así como esta agrupación ha logrado muy a su manera plasmar en la plasticidad de movimientos propios el sabor, calor y alegría con sus interpretaciones musicales, sus trajes y faldas coloridas, esencia de un sentir propio en Venezuela. El secreto para Yolanda de mantenerse joven es simplemente llevar la vida con optimismo y en nunca bajar la guardia, esa conciencia de lo imprescindible en mantenerse disciplinado y perseverante para lograr lo que se quiere, ha sido el impulso que permitió que esta bailarina sobresaliera desde muy pequeña, haciendo resplandecer su talento entre las personas que le rodean; tal y como sucedió cuando llegó en 1950 y cautivó al director de este proyecto, el poeta Manuel Rodríguez Cárdenas. Yolanda Moreno ha obtenido éxitos sin precedentes en Venezuela y el mundo, con: Margarita es una Lágrima, Débora, El Llanto del Mampulorio, La Negrita Marisol, Tango Matiguá, Malagueñas Orientales y Canciones de Trabajo; por nombrar algunas de sus danzas. Sinceramente que hay manifestar el mayor reconocimiento a la Señora Yolanda Moreno por su apasionamiento artístico de la danza folclórica venezolana, y considerarse que es una de las más grandes figuras que ha tenido y tiene este país debido al espectacular bien que ha hecho a la patria al cumplir con la enseñanza de niños y jóvenes dentro una labor social que formará personas de bien y útiles a Venezuela. Yolanda Moreno ha demostrado querer a Venezuela como la que más.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1406 veces.