Recordando el 108 aniversario del natalicio del General “Isaías Medina Angarita”


Isaías Medina Angarita fundador de la Democracia contemporánea en Venezuela (*)

Isaías Medina Angarita nació en San Cristóbal (Estado Táchira) el 6 de julio de 1897. Ingresó a la Escuela Militar a los 14 años y permaneció en la actividad castrense durante toda su vida. Ministro de Guerra y Marina durante el gobierno del Gral. Eleazar López Contreras, hasta que es proclamado candidato presidencial por miles de simpatizantes, intelectuales y otros sectores de la vida nacional.

El 5 de mayo de 1941, el Presidente del Congreso de Venezuela. Dr. José Encarnación Serrano notificó públicamente que el Gral. Isaías Medina Angarita había sido elegido como presidente constitucional para el período 1941 1946 y se realizó el juramento según el artículo 97 de la Constitución de 1936, el Presidente del Congreso dijo lo siguiente: “Colaborador constante, decidido y leal del ciudadano General López Contreras, que acaba de descender con honra y brillo del solio al cual ascendéis, conocéis el plan para hacer de la República lo que es: Se respetan las leyes y vamos a velocidad y carrera hacia el progreso. Sóis el continuador de la obra y os sobran cualidades...”.

En ese mensaje observamos que el Dr. Serrano incita al nuevo Presidente a continuar con el mismo estilo de gobierno de López Contreras, cuya característi¬ca había sido el anticomunismo militante. Sin embargo, Medina inició una nueva forma de gobernar, permitió mayor libertad de pensamiento que el régimen anterior, legalizó partidos políticos que hasta entonces habían permanecido en la clandestinidad, aseguró el ejercicio pleno de las garantías constitucionales y realizó una reforma de la Ley de Hidrocarburos para asegurar una participación más justa a la Nación en la riqueza petrolera, con la que dio un decidido impulso a la política de reversión petrolera, primer escalón de la nacionalización.

Unas de las primeras iniciativas del nuevo gobernante fue la creación de la Oficina Central de Investigación de la República creada el 23 de julio de 1941, fecha en la cual se inició la expedición de las cédulas de identidad personal y que hoy abarca a la totalidad de los ciudadanos venezolanos y de los extranjeros residentes en el país; esto fue un paso importante en la tecnificación administrativa.

En julio de 1941 se reconoció legalmente el partido Acción Democrática. Medina Angarita al respecto dijo lo siguiente... “En los primeros meses de mi gobierno solicitaron audiencia algunos ciudadanos que expusieron el deseo de formar un partido político... querían saber si yo apoyaría la formación de los partidos políticos... Les expresé mis ideas favorables al amplio desarrollo democrático de nuestro pueblo y mi firme propósito de garantizar el uso de todos los derechos constitucionales...” fue así como nació el partido político Acción Democrática...

Otra de las reformas que puede considerarse como un adelanto democrático fue la elección directa de Diputados al Congreso y el voto de la mujer para la elección de concejales. Eliminó el inciso VI que prohibía las actividades comunistas en el país; esto fue muy discutido, pero Medina consideraba que todos los venezolanos tenían el derecho de expresar sus ideas.
Completando estas reformas constitucionales, fue introducido el proyecto de la nueva ley de elecciones, que permitió la representación minoritaria en las Cámaras.

Además, durante el gobierno del General Medina se disfrutó de una libertad de expresión irrestricta, y fue justamente durante este periodo cuando se fundaron los periódicos el Morrocoy Azul, el Nacional y el Ultimas Noticias; estos dos últimos, desde entonces, todavía circulan en el país. [comentario añadido]
La educación fue uno de los sectores más criticados de la administración del presidente Medina. Sin embargo, mucho se hizo durante su período para desarrollarla tanto cualitativa como cuantitativamente. Del último ministro de Educación que tuvo Medina, se expresó Miguel Otero Silva de este modo: «...Desde que Rafael Vegas asumiera el Ministerio de Educación, la enseñanza venezolana se enrumbó por nuevos derroteros: 250.000 niños acudieron a las escuelas primarias, 97 liceos impartieron educación secundaria en todo el país. La reforma universitaria conmovió los cimientos de la vieja casona conventual, 24 institutos abrieron sus puertas para forjar maestros [...] Surgió el Instituto Politécnico de Agricultura. La Ciudad Universitaria fue espléndida promesa para todos los jóvenes del país. (La expropiación de la hacienda «Ibarra», donde se erigió, se hizo a un costo de Bs. 6.000.000. La obra fue considerada suntuaria por la oposición) [...] Una labor enérgica contra el analfabetismo redujo sus cifras en un 50% [...] Todo esto fue realizado por Rafael Vegas en un tiempo relativamente corto y considerado sólo como la iniciación de lo que podría realizarse más tarde...» (**)

La política exterior del Gobierno de Isaías Medina estuvo conducida por 2 cancilleres: Caracciolo Parra Pérez y Gustavo Herrera Grau. Medina es el primer presidente venezolano que, en ejercicio de sus funciones, sale al exterior en misión oficial. El 17 de julio de 1943, da comienzo a su viaje por las naciones bolivarianas: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá; correspondía así a las visitas hechas a Venezuela por los presidentes Manuel Prado, del Perú; Alfonso López, de Colombia y Carlos Arroyo del Río, del Ecuador, en 1942; de Enrique Peñaranda, de Bolivia y de Higinio Moriñigo, de Paraguay en 1943; estableciéndose una nueva modalidad en las relaciones de los países latinoamericanos en la búsqueda de unidad de intereses y de acción. En enero de 1944, Medina visita también Estados Unidos y se entrevista en Washington con el presidente Franklin Delano Roosevelt, planteándole en esa ocasión el punto de vista venezolano respecto al cambio de soberanía de Aruba y Curazao. Durante el cuatrienio medinista, Venezuela establece relaciones con China en 1943 y con la Unión Soviética en 1945; asiste a la reunión de cancilleres en Río de Janeiro en 1942, a la de Chapultepec en 1945 y a la Conferencia de las Naciones Unidas en San Francisco, en julio de ese mismo año (**).

En 1942 anunció sus planes de revisar las leyes de concesiones y pidió al Congreso que aprobara la primera Ley de Impuestos sobre la Renta, que inducía el gravamen de los beneficios netos de las compañías petroleras. A principios del año siguiente la ley entró en vigor y en febrero de ese mismo año presentó al Congreso el proyecto de una ley petrolera que fue aprobada sin modificaciones.

Los miembros de la oposición en el Congreso dirigido por Pérez Alfonso acusaban al gobierno de ser complacientes con las compañías y decían que éstas debían de haber pagado más por los abusos pasados. Medina Angarita defendió su posición afirmando que sus propósitos eran obtener al menos el 50% de las ganancias de las compañías para el país.

La ley de 1943 unificó la legislación que regiría los contratos o concesiones otorgadas anteriormente; el impuesto de explotación o regalía lo fijó en el 16 2/3 % sobre el valor del petróleo producido. La Ley se aplicó a todas las empresas por igual. En cuanto al término de expiración de las concesiones se fijó para todas en 40 años. Esta ley es un antecedente para que en 1976 las concesiones petroleras pasaran a ser propiedad del Estado venezolano.
El 18 de octubre de 1945, ya próximas las elecciones, varios oficiales del Ejército, en combinación con dirigentes de Acción Democrática, dan un golpe de Estado y Medina Angarita cae sin resistencia «para evitar los desastres de una guerra civil» (***).

En su último mensaje al Congreso, el 21 de abril de 1945, Medina decía: «He contribuido, con toda la medida de mis fuerzas a hacer efectiva la justicia social y la libertad del ciudadano, y hoy como ayer, puedo decir que por mi voluntad ningún compatriota sufre de prisión, no se halla alejado de la tierra natal» (***).
Exiliado en Nueva York después del derrocamiento y encontrándose ya en un estado de salud muy deteriorado, solicitó al gobierno de entonces se le permitiese regresar a Caracas para pasar los últimos días de su vida, donde murió el 15 de septiembre de 1953.

El féretro con el cuerpo de aquel Presidente “con la sonrisa siempre franca”, fue llevado en hombros por un pueblo que lo amaba, y que nunca tuvo la oportunidad de entender muy bien el por qué de su derrocamiento, desde el country club donde fueron velados sus restos hasta el Cementerio General del Sur.

Finalmente, a 108 años del natalicio de este gran venezolano, está más vigente que nunca la necesidad de “hurgar en la historia” que no nos contaron, la historia que no conocemos, la historia que necesitamos para comprender y asumir con valor nuestra responsabilidad en la construcción de una Venezuela con bienestar y justicia para todos.

Fuentes consultadas:
(*) Egilda Rangel Prada: Isaías Mdina Angarita fundador de la democracia contemporánea en Venezuela.
http://universalia.usb.ve/anteriores/universalia5/medina_angarita.html

(**) http://www.fpolar.org.ve/nosotros/educacional/instituc/medijgob.html

(***) http://www.efemeridesvenezolanas.com/html/angarita.htm

Fecha consulta: 30/06/05


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3259 veces.


Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

VE N