Comandante Chávez: Una mirada hacia la Administración Pública

Oyendo al Presidente Chávez sobre el seguimiento a los planes y programas, se me ocurre recordar una tarea que nos falta concretar y que le hace mucho daño a la revolución. Se trata que miremos hacia la administración pública, su organización y funcionamiento.

El Presidente reconoce que hay fallas y a pesar que hemos tenido 14 años para cambiar nuestra manera de conducirnos en estas dependencias; hace falta que cualquiera sea nuestra posición en las organizaciones públicas, nos preguntemos ¿Cómo nos estamos conduciendo y que hemos logrado? No funcionó lo de las 3R y 3R al cuadrado. Ahora después de ganar las elecciones, es importante la reflexión, porque como alguien dijo “En Venezuela no hay 6 millones de oligarcas”.

Importante es mirarnos en este espejo en ministerios, gobernaciones y alcaldías. Con estructuras organizativas que retrasan los procesos administrativos y hay casos en los cuales que para que se apruebe una acción tiene que pasar por cuatro direcciones. Sobre todo los organismos con mayor número de personal que realizan planes y programas de alto impacto social, y la respuesta oportuna genera calidad de vida para venezolanas y venezolanos, lo que es coherente en una sociedad que está construyendo el socialismo.

Hemos oído y leído críticas y reflexiones sobre el burocratismo que nos rodea y que no permite el avance en los planes y programas. Por ello es necesario revisar las estructuras organizativas y la conformación de equipos de trabajo; además de la formación política de los servidores públicos, para crear una nueva ética del hecho público.

Muchos “revolucionarios” en puestos claves en entidades públicas a cuenta de “jefes o gerentes” maltratan a los “subordinados”. Y por supuesto estos no se sienten contentos de hacer su trabajo, no sienten compromiso ni tienen ninguna motivación al trabajo. Por muy revolucionario que te sientas, o quizás seas un “ni ni” que necesita convencerse que con el socialismo se vive mejor, si el ambiente donde pasas 8 horas diarias es de deméritos y abusos, los resultados se disminuyen en cantidad y calidad (y por supuesto en “yo no voy votar por ese presidente”) . Pero este un hecho que se repite y debemos no sólo criticar sino buscarle salida a esta problemática que obstaculiza el avance de nuestra revolución.

Propongo humildemente algunas ideas para mejorar esta situación:

Revisar y simplificar las estructuras organizativas, sobre todo de los ministerios; en caso de organismos muy complejos, crear viceministerios por regiones y así se tendría más cercanía con las entidades estadales, para su seguimiento a planes y proyectos, Además que se evita que como los estados no dan respuesta, la gente tenga que trasladarse a Caracas al Nivel Nacional para plantear sus problemas.

Profundizar en la formación de los valores socialistas en el los equipos de trabajo, que el producto de estos vaya más allá de las satisfacción de las necesidades humanas, de ganancias o beneficios personales, lo que significa conciencia revolucionaria.

Afianzar la solidaridad, la transparencia y la corresponsabilidad. Que el trabajo y el uso óptimo de los recursos sea en coherencia con la planificación y el seguimiento requerido para la transparencia y la no discrecionalidad en el uso de los recursos, en los diferentes ámbitos institucionales y de organización del colectivo social.

Concebir el trabajo dentro de un significado de no alienación ni explotación, sin que exista diferencias sociales por el trabajo que se desarrolle, ni privilegios asociados a determinada posición jerárquica, es decir que en el ámbito laboral exista igualdad entre todos(as) sus integrantes, con un eje integrador como es la acción participativa y protagónica.

“El que manda debe oír aunque sean las mas duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que producen los errores”

Simón Bolívar

Carta a José Antonio Páez 19-abril 1820

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 959 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a151958.htmlCUS