Las encuestas y Rigoberto Lanz

El pasado 1 de julio del año en curso, en su columna semanal del Diario El Nacional, el profesor Rigoberto Lanz publicó un artículo dirigido ex profeso a quitarle todo mérito a las encuestas, bajo el título ¿Para qué sirven las encuestas?, afirmando (cito) “que medir los hechos sociales es algo muy complicado (..) Las encuestas no miden nada, forman parte de un tinglado propagandístico (..) Medir fenómenos subjetivos como “opinión”, pertenencia, etc., es casi imposible”.

En nota que publicamos días después en este medio, el 7 de julio, bajo el título “Rigoberto Lanz y las encuestas”, decimos: “Entendemos que el profesor Lanz es un experto de larga trayectoria en el campo de la enseñanza de la filosofía política al servicio de la revolución. Tiene en su haber la creación de la Universidad Bolivariana de Venezuela, pero sorprende que sus críticos en la izquierda, que no son pocos, aseguran que si alguna vez tuvo algo de revolucionario, hace mucho rato que abjuró de esa posición y agregan, quizás, con cierta razón, que optó por coquetear con la derecha y una buena demostración de que ello pudiera ser cierto, es que mantiene desde hace muchos años una columna dominguera infaltable en un diario como El Nacional y en su página editorial, la más importante después de la primera, medio ese que, no olvidemos, fue el que mayor apoyo le dio al golpe de Estado de abril/02 y como añadidura no podemos dejar de recordar que el país todo conoció por Wikileaks, que el embajador gringo en Caracas, Patrick Duddy, le informó a su gobierno en cable de fecha 23/02/10, que el dueño de El Nacional, Miguel Enrique Otero, le solicitó urgente ayuda económica porque de lo contrario su diario “quebraría en abril” de 2010, ayuda esa que, a no dudarlo, la obtuvo, pues el medio ha seguido circulando normalmente (Eva Golinger, Aporrea 25/01/11).”

Transcurrido el evento electoral del 7O con el triunfo aplastante de Chávez, con una diferencia del más del 10%* y casi con los mismos resultados que las encuestadoras ya habían adelantado para aquél entonces y que cada día que transcurría lo reiteraban con sus estudios y análisis, sólo queremos preguntarle el profesor Lanz que nos explique ¿qué le sucedió al sostener la tesis de que no sólo es imposible medir tendencias, sino eso de afirmar, de modo tajante, que las encuestas son sólo tinglados propagandísticos para engañar a la gente?

Se impone que el ilustre ideólogo y filósofo político reputado como uno de los “mejores” que tiene el país, nos diga algo ahora, luego de que desestimó a esas Encuestadoras porque, en su criterio, se manejan en un mundo de las mayores falsedades, hayan acertado y en términos que asombran, sobre todo a quienes muy poco o nada conocemos de la aplicación y alcance de las ciencias estadísticas.

(*) Tómese nota que Hollande le ganó a Sarkozy por 3 puntos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1669 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas