El colmillo es apéndice de la ultraderecha; no sigamos ofertando nuestra garganta

Nuestro presidente invita con todo respeto a tratar de hacer conciliaciones, hasta donde se pueda, y tener algún tipo de unidad con la derecha venezolana; pero estamos seguros que tendrá en cuenta que cuando se tiende la mano al hombre o la mujer de la derecha, se debe tener cuidado con el rose del natural apéndice que sobresale de sus bocas; me refiero a los colmillos.

“Ni un tantico así” fue la expresión de nuestro Che Guevara respecto a la pretendida “amistad” que algunos tratan de hacer con la derecha. Ingenuidad boba, sentimentalismos de novela o cuenticos de caperucitas, el seguir tratando de “unidades” y “reconciliaciones” con quienes su estructura mental básica es el chupar sangre y oprimir a los pueblos para reinar. Pretender decirle a la reina de Inglaterra que regale sus diamantes y decrete la prohibición de besarle el “anillo” es una ingenuidad. Hacerle entender a un racista estructural que las razas o las pieles son cosas del pasado es una idiotez.

No pasaron 24 horas de las elecciones presidenciales en la Venezuela Bolivariana donde reelegimos a nuestro comandante Chávez, y la ultraderecha siguen mostrando su natural tendencia. Siguen los insultos a la inteligencia del pueblo. Siguen los periodistas de la derecha haciendo preguntas capciosas y escribiendo los mandados que les dictan. Continúan los voceros y jalabolas del imperio haciendo el encargo sin importarles que el mundo los observe. Pero ese no es el problema, porque como antes apunté, el colmillo es apéndice de un ultraderechista y siempre que tenga suculentas gargantas servidas en bandeja, morderá y absorberá los líquidos hasta disecar los mismísimos tuétanos.

Y nuestro comandante Chávez y nuestros hombres y mujeres de la revolución, insisten en lo mismo ofreciendo la mano de la unidad. Y periodistas o analistas nuestros que hacen de intermediarios con buena voluntad para que hagamos las paces y revisemos los principios socialistas insisten en lo mismo.

Basta unas semanas que ignoremos los ataques y mentiras de la ultraderecha para que veamos resultados. Mientras no tomemos las enseñanzas de Mao y el Che, Fidel Castro, Gramssi y nuestro Simón Bolívar, seguiremos dando la oportunidad que buscan para deslegitimar nuestro Gobierno y accionar llagunos. Ya veremos los mismos ataques a nuestra Fuerza Armada Bolivariana. Las calumnias y palabras cínicas con cariduros encorbatados en globovisiòn y medios ultraderechistas será el pan nuestro y seremos testigos de la negación del satélite Miranda y seguirán derrumbado las 253 mil casas dadas a nuestro pueblo y seguirán pagando sicarios para que asesinen en nuestras barriadas y hacer la estadística de violencia. Seguirán taponando las cañerías en los hospitales para mostrar aguas putrefactas o dañando los instrumentos médicos y no les importará que el mundo les observe porque es su natural camino.

Mientras no comencemos a negarle respuestas al periodista de los medios enemigos como CNN y Reuter por ejemplo, mientras sigamos sólo devolviendo golpes y no atacando, seguiremos dando la oportunidad de desconocer lo que ocurre en nuestra patria. Y nuestro pueblo que desgraciadamente fue conducido a vivir en un limbo, “castigará” nuestro proceso y enamorará al vampiro para que chupe en su garganta. Y nadie, con una porción muy pequeña de conocimiento político, puede dudar que la ultraderecha traiga adherido unos afilados colmillos como apéndices de su estructura mental. Y una cosa es ser radical sin raciocinio y otra cosa es conocer la historia. Jesucristo, Pico de la Mirándola, Rosa Luxemburgo, Tom Sankara, Gandhi y Martin Luther King entre otros cientos de humanistas, es la cuota de conciliadores que nos arrebataron de la manera más infantil.

¡Con Chávez seguimos profundizando nuestro socialismo!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 663 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Hernando Cortés Pico


Visite el perfil de Hernando Cortés Pico para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a151905.htmlCUS