Mi análisis sobre los resultados electorales del 7-O (Parte I)

Sin duda, los resultados electorales del 7 de Octubre de 2012 me contentan pero no me satisfacen. Decidí esperar algunas horas de terminado el proceso comicial presidencial, pese a unas horas que en lo personal fueron agotadoras, extenuantes e intensas. Y esperar unas horas, luego de superada la borrachera y la resaca del triunfo de nuestro Comandante, y con la cabeza un poco más fría, plasmar mis primeras apreciaciones acerca de estos comicios y de esta coyuntura que finaliza.


Nunca pusimos en discusión quien iba a ganar las Elecciones Presidenciales. Siempre tuvimos claro que las mismas las ganaba el candidato de la patria. Ahora bien, la discusión siempre estuvo centrada en la brecha de diferencia que le sacaría Chávez a Capriles, y vaya la sorpresa que nos han dado estas elecciones presidenciales, tanto por la participación, como por los resultados mismos de estos comicios, que pasamos de seguidas a comentar.


De acuerdo al 96,93% de las Actas procesadas, hasta ahora tenemos los siguientes resultados: Hugo Chávez Frías 55,14%= 8.062.056; Henrique Capriles Radonski 44,24%= 6.468.450; Reina Sequera 0,47%= 68.936; Luis Reyes 0,05%= 8.063; María Bolívar 0.04%= 7.308; Orlando Chirino 0,02%= 4.062. Con una participación del 80, 72%, es decir, votamos 14.901.740 de 18.903.937 que estaban habilitados para hacerlo, y la abstención se ubicó en un 19,28%, es decir 4002197 dejaron de votar. Por tanto, una de las grandes derrotadas de esta jornada fué la abstención, ya que esta elección tuvo la abstención más baja en décadas en comicio presidencial alguno en la República Bolivariana de Venezuela.




Ahora bien, repito, algunos pese a la alegría porque nuestro Comandante, no podemos dejar de sentir cierta arrechera. No terminamos de entender como Henrique Capriles Radonski, un fascista abiertamente declarado obtuvo tantos votos y logró aglutinar al antichavismo todo. Considero que la brecha de diferencia de la votación entre nuestro Comandante y Capriles debió haber sido muchísimo mayor, porque es bueno recordar que Capriles representa a fuerzas muy poderosas a las cuales nos enfrentamos.


Si comparamos estos resultados con respecto a las últimas elecciones presidenciales del 3 de diciembre del año 2006, en donde Hugo Chávez obtuvo 7.309.080 votos, lo que represento el 62,84% de los votos válidos emitidos, y Manuel Rosales, el candidato de la derecha obtuvo 4.292.466, lo que representa el 36,9% de la votación, con una participación del 74,69% y una abstención del 25,3%. Claro, el padrón electoral en ese año era de 15.784.777.


La primera acotación la hago, porque algunas voces de la oposición hablan de un crecimiento altísimo de ellos, y un crecimiento más lento de los revolucionarios. Eso no es totalmente cierto, porque nuevamente les recuerdo que por las razones que estamos señalando, primero que el padrón electoral de 2012 aumentó con respecto al del año 2006, de la misma manera que los índices de participación de nuestro pueblo. Así que no sobredimensionen las cosas.


La referencia que me permitiré hacer, y eso si es válido, son los porcentajes obtenidos en una elección y otra, para realizar las reflexiones pertinentes.


Hugo Chávez, sin negar que el 55,14% es mucho, una diferencia de 10 puntos porcentuales es bastante, y de casi 2 millones de votos con respecto a la derecha, y me alegra, sin embargo, comparando con el año 2006 a nivel porcentual, pasamos del 62,84% al porcentaje indicado arriba, es decir descendimos 7,7 puntos porcentuales porque algo esta pasando.


En cambio, la derecha, que no es Capriles Radonski, o el antichavismo si preferimos nombrarlo mejor así, pese a su derrota, hay que reconocer que tienen una base electoral y social importante en nuestro país, y que de alguna manera ciertamente han avanzado, al pasar del 36,9% al 44,24%, es decir aumentaron un 7,34 puntos porcentuales.


¿Será que el burocratismo y la corrupción imperante en algunas instituciones del Estado nos están haciendo mella? ¿Será que la teoría del chinchorro esta empezando a activarse? ¿Será que hemos cometido infinidad de errores que ahora no sólo lo pagaran los del “entorno de Chávez” sino el mismo Comandante? Creo que tenemos muchas cosas que reflexionar a este respecto.


Pero el detalle esta en que parece que esta reflexión no será posible, ya hay un elemento que desde mi punto de vista no se tomó en cuenta. Los medios estuvieron durante un buen tiempo dedicados a la campaña presidencial que ya culminamos, y paralelamente a esto, estaba corriendo el cronograma y los lapsos para las Elecciones Regionales de Diciembre de 2012. Hasta el 12 de octubre es el lapso para la inscripción de los candidatos a gobernadores y gobernadoras, y tal vez algunos, emborrachados y con la resaca aún del triunfo del 7-O sobredimensionen la coyuntura de las Regionales, las cuales veo más complicadas y reñidas, impongan candidaturas, se cometan más torpezas en donde permitan a la oposición avanzar mucho más en espacios como gobernaciones y alcaldías, y desde ahí obstaculizar la gestión del Comandante, tratar de ponernos de rodillas, y que claudiquemos y negociemos principios. Ojo pelao con esto.


Coincido con Omar Marcano, cuando señala que menos mal que Henrique Capriles Radonski no avaló el Plan B, que un minúsculo sector de la población planeaba ejecutar, lo cual incluía acusaciones de fraude y un llamado a la violencia. Aunque lo negativo del “Flaco”, y yo diría no sólo de él sino de los voceros del Comando Venezuela y de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) es su actitud francamente arrogante al sobreponer con descaro su “Camino” (44,24%) por encima del otro “Camino” (55,14%), ni felicitarlo, nombrando directamente al Ganador, Hugo Chávez Frías.


También voy a permitirme citar a un buen amigo, al camarada Francisco Sierra Corrales, quien en su artículo “La salida no puede ser más derechización” señala lo siguiente:


“Considero que hubo un retroceso, a pesar de la victoria que es relevante e importante, pero ese no es el objetivo de este escrito sino más bien de mirar hacia adelante, a partir de hoy, 8 de octubre. Lo primero que debemos analizar el por qué, a pesar de ganar, se reduce el margen porcentual, disminuyendo el porcentaje histórico (56%-63%), tomando en cuenta que un proceso revolucionario de izquierda (Que supuestamente debe favorecer a los pobres que son mayoría), la tendencia debe ser a aumentar el porcentaje de votación por la entusiasta participación de los desposeídos, y ese no ha sido el caso venezolano. Por otro lado debemos tomar en cuenta, que no vivimos eventos extraordinarios, como una guerra o una invasión, cual fue el caso de Nicaragua en los 80-90, sino muy por el contrario, gozamos de santa paz y las agresiones imperialistas han sido más que todo de carácter psicológico”.


Y sin duda, como lo señala Francisco, lecturas erróneas conllevan a estrategias erróneas. Sin embargo, nos sigue señalando el camarada Sierra en su análisis:


“Aunque el Comandante anoche en el balcón del pueblo, no dijo nada sobre el que hacer, mucho menos hizo un análisis crítico de este retroceso, ni siquiera mencionó el retroceso, por el contrario alardeó y habló de una “victoria perfecta” que espero que ese no sea el análisis definitivo sino mas bien movido por la emotividad del momento porque entonces ahí si es verdad que se subió la gata a la batea, en otras palabras nos hundiremos (Retrocederemos) mucho mas. Si interpretamos los 6 millones y más del majunche o su 44%-45%, como un reconocimiento a la fortaleza de la derecha, ahí si es verdad que estamos pelados, y ante ese diagnostico (Malo) del paciente, es capaz que el enfermo se nos muera porque en vez de darle un antídoto le damos una vitamina, al picado de culebra”.


“De concluir que la alta votación de la derecha es fruto de la derecha misma, y no culpa de nosotros por la pifias en el gobierno, las conclusiones serian erráticas y catastróficas, ello conllevaría a pactar con ella o hacer un “acuerdo de gobernabilidad” y eso sería derechizar, aun mas la revolución bolivariana (De revolución queda muy poco, solo la esperanza), esa derechización nos conllevaría a la manoseada palabrita, tanto por la ultraderecha como por la derecha endógena de la “reconciliación”, que es el abandono de lo que queda de revolución e instaurar una socialdemocracia, bien tardía por cierto”.


Y bueno también me permito citar sus recomendaciones, muy válidas para este momento histórico que estamos viviendo:


“Profundizar la revolución o volverla a llevar por el carril que se perdió en el 2004, post referéndum confirmatorio y “tenderles puentes” pero a los pobres que están arrechos con nosotros, radicalizando este proceso, depurándonos de elementos oportunistas y trepadores, y con respecto a la clase media, sobre todo la intelectual que es la que más nos afecta, se deben hacer un verdadero plan de la nación (No ideas maestras o genéricas), en donde se incluya la industrialización del país y la soberanía alimentaria (Una reforma agraria integral), incluyendo a las universidades públicas y algunas privadas y se le de empleo a todos los profesionales y técnicos, una misión trabajo pero de verdad. Y con la derecha se debe conversar, porque existe una parte de ella que es centrista y no ultrosa, y la mejor forma de hacerla que se independice es eliminando la ley de procesos electorales, que legalizó el fraudulento métodos de “las morochas”. Esto permitiría que insurja una tercera fuerza política de centro, con diputados nacionales y regionales, concejales y parroquianos que le permitiría tener vigencia política.”


Capriles hizo lo que tenía que hacer, pese a las observaciones que hicimos arriba, porque sabe que su destino político está en buena medida en las manos de Hugo Chávez. El antichavismo y la oposición tienen una base electoral y social importante que no podemos desconocer. Incluso ya buena parte de ellos se están montando de cara a las Elecciones Regionales de diciembre con el objetivo de hacerse de la mayoría de las gobernaciones y las curules en los parlamentos regionales. Dentro del juego político eso es válido, y ellos no están perdiendo tiempo. La pregunta es: ¿Que estamos haciendo nosotros?.


Bueno, esto es parte de un primer análisis y aproximación que me quiero permitir socializar con ustedes, y trataremos de seguir haciendo más señalamientos, en la medida en que surjan más elementos, a los fines de socializarlo con todas y todos ustedes.


Ganó Chávez, Ganó Venezuela!!!

Independencia y Patria Socialista!!!

Viviremos y Venceremos!!!

[email protected]

*Abogado,Activista por los Derechos Humanos,Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC)}

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3101 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a151866.htmlCUS