Están enfermos de odio

Vote en un centro escuálido ;por su ubicación geopolítica y por vivir en una zona complicada, para colmo de males después de estar de pie desde las 3 ½ de la madrugada, mi máquina se jodió; fui el primero en llegar al centro, por lo tanto estaba todo orondo de primero; por el percance me toco esperar y asumí la espera con normalidad, hasta que paso de preocupación a diversión, por la cantidad de anécdota que me toco presenciar, de todos los extremos, desde tristes por la carga de dolor que implicaban, hasta las que incitaban a risa; las más traumática fue mirar los abusos psicológico que algunos desequilibrados cometía con sus parientes (si lo eran) entre ellos enfermos con baja de tensión. Entrar varias veces acompañando enfermos en series, parece que trabajaban en un hospital y los tenían en espera en las afueras de emergencia; tramposos explicando a la inocencia como votar, induciéndolos con intención desesperadas para que su acotación se cumpliera.
Había debilidad en los que aparentemente eran normales, sus actitudes llegaban a la prepotencia que siempre muestran en los bochinches que montan, preguntas deficientes, igual sus repuestas, sus contradicciones y sobre todo la duda; se les notaba que las cosas no estaban andando bien con relación a lo esperado.

La máquina que correspondía a mi mesa no llegaba y empecé a entretenerme más de lo debido; decidí ponerme a escribir, sin pararle mucho a la cantidad de barbaridades que comentaban, recuerden que voto en un centro de mayoría majunches y por tal motivo empecé a causar sospechas; me imagino pensaban, este señor en vez de estar molesto, parece que se estuviera burlando de nosotros. Pues sí, estaba reconociendo lo que se, sintiendo que algo extraño pasa con este tipo de vecinos que vota donde yo, parecía un hospital; unos enfermos tratando de colarse y otros porque la desesperación no los dejaba darse cuenta que la situación de su vida era grave y ahora, más porque era la última oportunidad que tenían para que su intento de tumbar el gobierno con su poco de loco se cumpliera.

Y mi máquina no llegaba, todas mis ocupaciones, sobre todo de vigilancia que me había propuesto, pasaron a segundo plano. Lo más importante para mí era que llegará la bendita máquina, para sentir que mi apoyo era completo, con ella cumplía la misión más importante en mis últimos tiempos, apoyar a mi amigo personal el HOMBRE QUE EMPUJA a seguir con este proyecto.

Cuando llego la bendita maquina ya era casi las 12, pero no me importo vote y salí con la convicción que ese poco de locos no son los que iban a conducir mi PATRIA porque sus influencias mediáticas los habían llenado de odios y eso no es lo que estábamos evitando, porque PATRIA SOCIALISTA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 610 veces.