Ahora, luchar hasta vencer por la democracia interna ya, es la consigna

Bien, pasaron las elecciones y de nuevo reelegimos al Comandante Presidente; atrás quedaron las maniobras y las justificaciones utilizadas por las élites cupulares, algunas veces y bien llamadas quinta columnas, aduciendo que se debía evitar a la derecha aprovecharse de nuestros justos reclamos a lo interno. Sin dejar la irreverencia cumplimos a cabalidad con la lealtad plantada por las autoridades del partido y estimulada por el propio Presidente Chávez; asimismo, dejamos de exigir respuesta institucional y política ante tanta desidia perjudicial y el burocratismo institucional, a pesar que estos contribuyeron en aumentar el malestar de mucha militancia de base chavista y gente del pueblo en general. En fin, a conciencia del daño causado ante tantos problemas no resueltos y por las innumerables decisiones políticas sin consultar a nadie, asumimos disciplinariamente postergar el necesario y urgente debate dentro del proceso hasta después del 07/Oct.; aun así, una vez más, confiamos junto al pueblo, en el liderazgo de Chávez para ser REELECTO.

Ahora, terminada la Campaña Carabobo con tan importante y determinante victoria, como ya se expresa desde bastantes colectivos de base, tras la reelección tiene que seguir inmediatamente una sincera y franca reflexión política, asumida ya por el propio Presidente, cuando, dispuesto a corregir los errores o falta de eficiencia del Estado, considera un “Ministerio para el Seguimiento de Órdenes Presidenciales” que permita corregir los errores o falta de eficiencia del Estado; asimismo, dentro de la estructura política del PSUV., se plantea con urgencia una de inocultable realidad, la falta de democracia interna, que habiendo sido sustituida inexplicablemente por la dañina y perjudicial dedocracia, simbolizando la más perversa práctica antidemocrática. De allí surge la necesidad de un sacudón reflexivo que permita crear, con los vientos que soplan del descontento, el mismísimo huracán bolivariano que se apoderó del espíritu y entusiasmo de la militancia para de nuevo derrotar a la derecha fascista que se disfrazaba de demócrata.

Por otro lado, entendiendo que las fallas gubernamentales o conductas viciosas ya conocidas dentro del proceso, deben ser combatidas con la misma fuerza y contundencia demostrada este histórico 07/Oct., cuando en el chavismo popular resistió con éxito la avalancha mediática de la derecha y la militancia del PSUV. y demás organizaciones hermanas movilizados, para darle la victoria al Comandante como objetivo central, supimos imponernos y superar las faltas de logística y movilización, o la mezquina competencia y control del 1 x 10, así como la constante improvisación y descoordinación de los distintos comandos de campaña, tenemos que entender que no se debe bajar la guardia para la conquista de la Democracia Interna como única garantía de verdadera Revisión, Rectificación y Reimpulso.

En primera línea y como tarea primordial a superar, debemos asumir que entre los distintos colectivos chavistas que pugnamos por la profundización de la Revolución, se han venido cometiendo errores importantes que igual vienen generando frustraciones políticas, apatías y decepciones entre la  militancia de base, tales como falta de claridad objetiva para planificar y estimular las acciones unitarias con objetivos comunes y el sectarismo grupal o individual que impiden escuchar ideas, reconocer o acompañar a otros liderazgos entre las bases, convirtiéndose en obstáculos para el desarrollo y la movilización organizada del pueblo.

Qué hacer?

Evitar que los principales responsables del distanciamiento de buena parte del pueblo que, por la ilógica razón que fuere, se ubicó con la derecha antipatria y que no acompañe la idea del socialismo enarbolada por el Comandante, utilicen la victoria de la reelección como el apaga fuego del descontento militante, para echarle tierritas al debate. Tenemos que empezar con las convocatorias sinceras y transparentes a los diferentes colectivos o personas comprometidas con el Pueblo, con la Revolución y lealmente con el Presidente; de allí saldrán las ideas, los planes y los objetivos colectivos, tácticos y estratégicos, a corto, mediano y largo plazo, que sin medir intereses particulares, nos permitirán, mediante una consensuada programación, ganar la confianza del pueblo y acumular la fuerza necesaria para el nacimiento, estímulo y reconocimiento de los liderazgos alternativos, individuales y colectivos, que recojan, hagan suyas y acompañen las expectativas exigidas por la militancia chavista y popular en general, para que la Democracia Interna sea una práctica indiscutible en la Revolución Bolivariana, solo así empezaremos a construir las bases para que la victoria que obtuvimos en 07/Oct., sea realmente irreversible y sin marcha atrás.

A tales efectos, siendo consecuente con el contenido de esta reflexión, considerando las vicisitudes que obligatoriamente vendrán, desde esta página me permito tomar la iniciativa de convocar a tod@ aquel / aquella, para que en lo adelante, nos encontremos, intercambiemos angustias, ideas, propuestas y proyectos con el objetivo dentro de la sinceridad que debe acompañar a tod@ revolucionari@, que nos permita alcanzar el eslabón más alto, parafraseando al Comandante Che.   

…Con las bases me resteo!              

[email protected]

                                                                                                   

Abogado                                                                                                                   

…La Voz Comunal                                                                    

Parroquia Rafael Urdaneta. Valencia.                                                                                                                                       


Esta nota ha sido leída aproximadamente 686 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a151800.htmlCUS